Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Actualidad

Estados Unidos fija precio a cúpula chavista y uno de los generales anuncia que se entregará a la justicia

“Estados Unidos está comprometido en ayudar al pueblo venezolano a restaurar la democracia a través de elecciones presidenciales libres y justas”, expresaron desde el país norteamericano.

Estados Unidos fija precio a cúpula chavista y uno de los generales anuncia que se entregará a la justicia
Por 26 de Marzo de 2020

El departamento de Justicia de EE.UU. puso precio al paradero de Nicolás Maduro y la cúpula chavista inculpándolos de ser “narcoterroristas”.

Para ello, el gobierno de Donald Trump ofreció una recompensa de 15 millones de dólares por información que permita el arresto del líder venezolano y otros 10 millones de dólares por el resto de los generalez venezolanos acusados.

“El pueblo venezolano se merece un Gobierno representativo responsable y transparente al servicio de las necesidades de la gente, y que no traicione la confianza del pueblo condonando o empleando oficiales públicos que se implican en el tráfico ilegal de narcóticos”, indicó el secretario de Estado, Mike Pompeo, en un comunicado.

“Estados Unidos está comprometido en ayudar al pueblo venezolano a restaurar la democracia a través de elecciones presidenciales libres y justas”, expresó.

Los otros oficiales venezolanos acusados por Estados Unidos son Diosdado Cabello Rondón, presidente de la “ilegítima” Asamblea Constituyente; Hugo Carvajal Barrios, ex director de la inteligencia militar; el general retirado Cliver Alcalá Cordones, y Tareck Zaidan El Aissami Maddah, ministro de Industria y Producción Nacional.

De esta forma, el departamento de Justicia de Estados Unidos hizo público las imágenes de los acusados y los valores según la información que se entregue.

Estados Unidos también acusó a dos líderes de la extinta guerrilla comunista de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC): Iván Márquez, cuyo verdadero nombre es Luciano Marín, jefe negociador de los rebeldes en las conversaciones que desembocaron en el acuerdo de paz de 2016, y a Jesús Santrich, llamado realmente Seuxis Paucis Hernández, también negociador en los diálogos de La Habana y exalto mando guerrillero.

Los cargos por participar en una “conspiración narcoterrorista” conllevan una sentencia mínima obligatoria de 20 años de prisión y un máximo de cadena perpetua.

Maduro es acusado de “haber participado en una asociación criminal que involucra a una organización terrorista extremadamente violenta, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un esfuerzo por inundar Estados Unidos de cocaína”, declaró el fiscal general Bill Barr en una videoconferencia.

“Estados Unidos no permitirá que estos funcionarios venezolanos corruptos usen el sistema bancario estadounidense para mover sus ganancias ilícitas de Sudamérica ni promover sus esquemas criminales”, añadió.

El mayor general retirado Cliver Alcalá Cordones indicó que se va a entregar a las autoridades colombianas, luego que el departamento de Justicia de los Estados Unidos lo incluyera en una lista de la cúpula chavista, ofreciendo 10 millones de dólares por su cabeza y por la de otros venezolanos.

“Yo asumo mi responsabilidad. Estoy en mi casa. Desde hace 48 horas se lo informé al Gobierno colombiano, que no está vinculado a las actividades que estábamos haciendo los venezolanos con los asesores norteamericanos. Por el capricho de una minoría, tanto de la tiraría como del Gobierno interino, hemos perdido la posibilidad de cumplir el sueño del pueblo venezolano”, señaló al medio Infobae.

 

Relacionados

Comenta