Actualidad

Cuándo ir o no al dentista en medio de la pandemia del coronavirus

Las consultas dentales están atendiendo bajo el temor de los contagios y priorizando los casos urgentes sobre los tratamientos más extensos.

Por , 23 de Mayo de 2020

El coronavirus tiene a prácticamente todo el sistema de salud en una lucha intensa para vencer a la pandemia, lo que ha derivado en la postergación de otro tipo de atenciones médicas, como las que ofrece un dentista.

Al trabajar directamente con la boca, una de las fuentes directas de contagio con COVID-19, los temores de los pacientes y de los propios funcionarios de la salud dental han dejado a la industria trabajando a media máquina.

En ese sentido, la mayoría de los centros está siguiendo los protocolos sanitarios exigidos por el Ministerio de Salud para continuar su funcionamiento, enfocando su labor en las atenciones de urgencias sobre los tratamientos largos. La forma de atención también ha variado, ya que la sanitización de los box de atención ha hecho que las consultas sean mucho más largas de lo habitual.

Por lo mismo, los pacientes deben tener en cuenta algunas condiciones para ir a sus consultas, sabiendo que las prioridades han cambiado.

El cirujano dentista Christian Carvajal, quien diariamente atiende a pacientes en la Clínica Ayelén en la comuna de Buin, entregó a EL DÍNAMO algunas recomendaciones para ir o no a una consulta en medio de la crisis del coronavirus.

Cuándo ir al dentista

Según el especialista en ortodoncia existen situaciones en las que las personas deben ir a un dentista de forma obligatoria, ya que se podrían tratar de infecciones que eventualmente generarían complicaciones en el estado de salud de las personas más allá de los dientes.

Dolor como primera señal

Carvajal afirmó que el dolor es la señal máxima de la necesidad de asistir a un dentista pese a la emergencia de la pandemia del coronavirus. “Cuando hay dolor sí o sí se debe ir, especialmente si es un dolor que no deja dormir en la noche”, precisó.

Las urgencias dentales

Las autoridades tienen seis patologías que son consideradas como urgencias odontológicas ambulatorias, las que de todas formas deben ser atendidas. De hecho están consideradas en las Garantías Explícitas en Salud (GES).

  • Pericoronaritis: infección de los tejidos blandos (encías) que rodean al diente.
  • Patología pulpar inflamatoria: diagnóstico de inflamación de la pulpa del diente, conocido como pulpitis.
  • Infecciones odontogénicas: procesos infecciosos que se originan en las estructuras dentarias y periodontales.
  • Gingivitis ulcerativa necrotizante: infección aguda que presenta inflamación, sangramiento, dolor y ulceración necrológicas de una o más de las papilas interdentarias.
  • Trauma dentoalveolar (TDA): lesiones que comprometen los dientes o a sus estructuras periodontales.
  • Complicaciones post exodoncia: problemas generados tras la extracción de piezas dentales como la hemorragia, la alveolitis seca y la alveolitis húmeda.

Cuándo no ir al dentista

Una instalación de brackets. (Foto: Wikimedia Commons/Xauxa)

La priorización de las atenciones de urgencias en medio de la pandemia del coronavirus tiene a varios dentistas descartando la realización de controles u otros tratamientos más largos. Por lo mismo prefieren que estas atenciones se concreten bajo consultas a distancia, tanto por teléfono como por redes sociales.

Limpiezas y trabajos largos

Christian Carvajal afirmó que en el caso de su clínica se están dejando de lado atenciones como tapaduras, limpiezas o trabajos de más larga duración. “Los pacientes pueden comunicarse por cualquier cosa si tienen dudas sobre la continuidad de sus tratamientos”, expresó.

Prótesis

Aunque la mayoría de las consultas dentales están atendiendo, los laboratorios que realizan otro tipo de procedimientos paralelos están cerrados. En este caso se incluyen las prótesis dentales, las que no se están trabajando de forma masiva debido a que no están dentro de las urgencias o servicios mínimos sanitarios.

En esta situación, las personas que actualmente tienen prótesis tanto parciales como totales deben intensificar sus cuidados en cuanto a la limpieza e higiene de cada pieza.

Controles de ortodoncia

Las personas que están bajo tratamientos de ortodoncia tampoco son prioritarias, por lo que no deberían asistir al dentista. Una salvedad en esto el seguimiento del uso de brackets, que se examinan de forma mensual, y que deben ser tratados debido a que cualquier problema podría generar una infección.

Revisiones generales

Las consultas semestrales para ver el estado general de todas las piezas dentales también se pueden evitar al menos en forma presencial. En este sentido el llamado es a mantener el cepillado dental de forma constante, usar seda dental de forma frecuente y recurrir al enjuague bucal para evitar la carga bacteriana en la boca.