EN VIVO Formalización de Hugo Bustamante por crimen de Ámbar Cornejo

Actualidad

CNTV: consumo de televisión en cuarentena alcanza las 7 horas

Las teleseries e informativos son los más consumidos por el público en general y también por la audiencia infantil y adolescentes.

Por , 22 de Junio de 2020

Un promedio de siete horas de televisión al día, tanto abierta como de pago, vieron los chilenos en lo que va de junio, un período marcado por las medidas de confinamiento destinadas a evitar el contagio de COVID-19.

Esta cifra representa un aumento considerable en el consumo de televisión, de una hora y media al día, dado que en las primeras tres semanas de junio de 2019 los chilenos veían cinco horas y media de pantalla, según un reporte del Consejo Nacional de Televisión (CNTV).

La emergencia sanitaria también ha cambiado el perfil de los televidentes. Las mujeres y los adultos mayores siguen siendo el público mayoritario, con siete horas y 31 minutos de consumo al día y casi nueve horas, respectivamente, detalla el informe del CNTV.

Pero ha sido sorprendente el aumento de visionado de públicos que en los últimos años se han ido alejando de la televisión por la irrupción de la oferta online. Se trata de los niños, niñas y adolescentes, que han experimentado un alza mayor: si en junio de 2019 este grupo etáreo veían cuatro horas y 14 minutos de televisión al día, hoy esa cifra subió a cinco horas y 7 minutos, de acuerdo a las cifras de la institución.

Las teleseries e informativos son los más consumidos por el público en general y también por la audiencia infantil y adolescentes, ya que la exposición a la pantalla suele ser en familia o en grupo.

Al respecto, la presidenta del Consejo Nacional de Televisión, Catalina Parot, sostiene que “en el contexto de la pandemia y el consecuente confinamiento, ha aumentado la cantidad de personas que ven televisión y las horas de consumo, lo que debiera ser considerado por los canales de televisión no solo como una oportunidad comercial, sino como un momento para prestigiar su rol como transmisores de información y formadores de opinión pública”.

“Hay entonces una gran responsabilidad de los canales de televisión”, enfatiza. “No solo deben informar oportuna y verazmente, sino que razonar día a día sobre qué informar, a qué fuentes recurrir, cómo contextualizar mejor los hechos, cómo evitar caer en la truculencia y el sensacionalismo”, afirma Parot.

“Esta tarea reviste de una importancia vital y uso esta palabra en un sentido literal: este medio es un vehículo esencial para transmitir informaciones que salvan vidas, como qué conviene hacer, cómo cuidarse, qué precauciones domésticas hay que adoptar, qué se permite y qué se prohíbe, cómo evoluciona el conocimiento científico, cómo actúa el resto del mundo y un largo etcétera”, señala.

Respecto del alto consumo de televisión en niños, niñas y adolescentes, la presidenta del CNTV remarca que “queda cada día más patente la necesidad de una señal cultural educativa que cuente con programación nacional. Hay una necesidad histórica de este tipo de contenidos en la televisión abierta, una deuda con los niños, niñas y adolescentes del país, que en medio de esta pandemia ha sido subsanada, para el público infantil, por TV Educa Chile”.

También hace un llamado a los padres a estar atento a los contenidos que ven sus hijos, dado que el público infantil y juvenil consume teleseries e informativos, muchas veces con sus padres. “Es importante que los padres y cuidadores ponderen si el contenido que están viendo es apropiado para ellos y darles contexto para que puedan comprenderlo”, sostiene.