ESPECIAL Coronavirus en Chile: casos confirmados, muertes y últimas noticias

Actualidad

Fondo Monetario Internacional revela el real acceso de internet en Chile y la inequidad en Sudamérica

Según el organismo, por cada 100 habitantes en Chile, aproximadamente entre 80 y 100 tendrían acceso a internet, la cifra más alta de Sudamérica.

Por , 30 de Junio de 2020

Con la llegada del coronavirus (Covid-19) y las cuarentenas a nivel mundial, tuvo lugar un salto masivo desde lo análogo a lo digital, convirtiéndose el acceso a internet en un elemento fundamental para la inclusión en materia socioeconómica.

Y es que el internet de alta velocidad pasó a ser clave a la hora de hacer factible el teletrabajo, la telemedicina, acceder a servicios y para la educación a distancia. Además, esto cobra especial relevancia si se considera, por ejemplo, que tras la pandemia se han exacerbado las desigualdades en la educación, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Pese a ello, internet sigue siendo un lujo, ya que aún la mitad de la población mundial no tiene acceso a éste, sea por un dispositivo móvil o por medio de un plan de banda ancha fija.

De hecho, de acuerdo al Fondo Monetario Internacional (FMI), la brecha entre quienes tienen acceso a internet y quienes no, es profunda, tanto dentro de un mismo país como entre las diferentes naciones.

No obstante, a nivel sudamericano, Chile se sitúa como el país con mayor cantidad de usuarios de internet, a la par de países desarrollados, como Estados Unidos y Alemania.

Acceso en los diferentes países

Según el organismo internacional, las tasas más altas de acceso a internet se dan en general en las economías más desarrolladas, tales como Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia. Sin embargo, también hay algunas excepciones de países en vías en desarrollo con un buen acceso a internet, como es el caso de Chile.

Específicamente en Chile, por cada 100 habitantes, aproximadamente entre 80 y 100 tendrían acceso a internet, la cifra más alta de Sudamérica.

En tanto, en Brasil habría entre 60 y 80 usuarios por cada 100 habitantes, al igual que en Argentina, Paraguay y Uruguay.

En cambio, en países como Bolivia y Perú, el número de usuarios de internet cae, entre 40 a 60 por cada 100 habitantes.

Por otro lado, en los países del sur del Sahara en África, al igual que en varias economías emergentes y en desarrollo de Asia, están entre los que tienen más bajos índices de acceso a internet, pese a ser líderes mundiales en transacciones de dinero móvil.

Desigualdad en alza

Según el Fondo Monetario Internacional, la falta de acceso universal y asequible a internet podría incrementar aún más las desigualdades de ingreso dentro y entre los países, incluso en las economías más avanzadas.

Esto, ya que los grupos desfavorecidos y las personas que viven en zonas rurales de un país tienen un acceso a internet más limitado. A ello, se suma la disparidad entre hombres y mujeres en cuanto a su participación en la fuerza laboral, salarios y acceso a servicios financieros, que puede aumentar cuando existe una brecha de género en el acceso a internet. Y este podría ser el caso en varios países emergentes y en desarrollo, donde menos mujeres que hombres poseen un teléfono móvil.

Además, el acceso relativamente bajo a internet podría deprimir la productividad en los países emergentes y en desarrollo. De hecho, la investigación del personal técnico del FMI revela que un incremento de un punto porcentual en la proporción de usuarios de internet en la población, aumenta el crecimiento per cápita entre 0.1 y 0.4 puntos porcentuales en el África del sur del Sahara.

De esta manera, queda en evidencia que tener internet de alta velocidad permite que algunas empresas continúen sus operaciones en medio de bloqueos y cuarentenas, lo que mantiene funcionando a las economías.