Actualidad

Estudio indica que niños menores de cinco años tienen una carga viral de coronavirus más alta que los adultos

La investigación revela que los más pequeños son importantes facilitadores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general.

Por , 31 de Julio de 2020

Un nuevo estudio en medio de la pandemia asegura que los niños menores de cinco años tienen una carga viral de coronavirus más alta que los adultos, pudiendo propagar el virus tanto como las personas mayores.

Según la investigación realizada por el Hospital de Niños Ann & Robert H. Lurie de Chicago (EE.UU.) los niños tienen niveles mucho más altos de material genético para el virus en la nariz en comparación a jóvenes y adultos, por lo que podrían ser importantes conductores del coronavirus  en la transmisión entre sus comunidades.

Los resultados del estudio, publicado en JAMA Pediatrics, apuntan a la posibilidad real que los niños más pequeños transmitan el virus de la misma forma que otros grupos de edad.

“Descubrimos que los niños menores de 5 años con COVID-19 tienen una carga viral más alta que los niños mayores y los adultos, lo que puede sugerir una mayor transmisión, como ocurre en el caso del virus sincicial respiratorio”, destaca el autor principal Taylor Heald-Sargent.

Esta información, agrega, “tiene importantes implicaciones para la salud pública, especialmente sobre la seguridad de la reapertura de colegios y jardines infantiles“.

“Por lo tanto, los niños pequeños pueden ser potencialmente importantes impulsores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general”, escribieron los autores.

“Los hábitos de comportamiento de los niños pequeños y los lugares cerrados en las escuelas y jardines suscitan preocupación por la amplificación del SARS-CoV-2 en esta población a medida que se flexibilizan las restricciones de salud pública”, concluyeron.

Los investigadores realizaron, entre el 23 de marzo y el 27 de abril, test de coronavirus a 145 pacientes en Chicago, enfermos leves a moderados dentro de la semana de aparición de los síntomas, dividiendo a los pacientes en tres grupos: 46 niños menores de cinco años, 51 de cinco a 17 años, y 48 adultos de 18 a 65 años.