Actualidad

Problemas familiares y posibles firmas falsas: se complica la candidatura presidencial de Kanye West

El rapero anunció el pasado 4 de julio que se sumaría a la carrera por la Casa Blanca, al igual que Donald Trump y Joe Biden.

Por , 31 de Julio de 2020

Casi un mes ha pasado desde aquel 4 de julio en que Kanye West anunció a través de Twitter su candidatura presidencial en Estados Unidos, sumándose a la carrera que ya integran Donald Trump y Joe Biden. Tal como indicó el rapero, en su carrera por el sillón de la Casa Blanca no sería respaldado por un partido político, sino que iría como independiente.

Aunque se puso en duda su decisión y varios apuntaron a episodios de su trastorno de bipolar este arrebato, el rapero va en serio a la hora de entrar de lleno en la política. De hecho, hace unas semanas ya protagonizó su primer mitín donde habló de diversos temas, como el aborto, el control de armas, la esclavitud e incluso, rompió en llanto frente a sus seguidores.

Pero desde esa fecha hasta hoy, son varios los factores que estarían empañando su candidatura: su nuevo trabajo musical, su estado de salud y sus constantes conflictos familiares han puesto en tela de juicio la decisión del rapero.

Matrimonio en ascuas

Luego de que Kanye West diera a conocer su candidatura presidencial, rápidamente surgieron voces desde su círculo más cercano que apuntaron a que todo esto formaría parte de un episodio del trastorno bipolar que padece.

A la revista People, una fuente aseguró que “Kanye ha estado bien durante mucho tiempo. En el pasado, ha sufrido episodios maníacos y depresivos relacionados con su trastorno bipolar. Ahora mismo, lo está pasando mal de nuevo”. De hecho, su esposa, Kim Kardashian, estaría muy preocupada.

“Kim está consternada, al igual que toda su familia. Es muy estresante para Kim, porque el comportamiento de Kanye es muy impredecible”, agregó la publicación.

Días después de esto, West publicó una serie de confusos mensajes en Twitter donde aseguró que la influencer buscaba encerrarlo en un centro médico, desatando una bomba en su matrimonio y generando preocupación entre sus seguidores.

“Arriesgué mi vida por mis hijos para que la madre de North nunca vendiese su video sexual”, “Ofrecí mi vida a Dios para que a la madre de North nunca la fotografiaran haciendo Playboy”, fueron algunos de los mensajes que posteriormente fueron eliminados de la red social.

Este episodio habría motivado a Kim Kardashian a publicar un extenso texto en su cuenta de Instagram donde habló respecto del trastorno bipolar que sufre su marido. Allí manifestó que el cantante “está sujeto a críticas porque es una figura pública y sus acciones a veces pueden causar fuertes opiniones y emociones. Es una persona brillante pero complicada que, además de las presiones de ser un artista y un hombre negro, experimentó la dolorosa pérdida de su madre y tiene que lidiar con la presión y el aislamiento que aumenta su trastorno bipolar”.

“Los que están cerca de Kanye conocen su corazón y entienden sus palabras, que a veces no se alinean con sus intenciones. Vivir con el desorden bipolar no disminuye ni invalida sus sueños y sus ideas creativas, sin importar cuán grandes o imposibles puedan ser para algunos”, añadió.

Posteriormente, Kardashian viajó al estado de Wyoming para reencontrarse con su esposo y conversar sobre la situación que están atravesando. Pero al parecer la conversación no fluyó de la manera que ella esperaba. Daily Mail la captó llorando en su reunión con el artista y luego, TMZ la captó regresando sola a Los Ángeles, donde aseguraron que se reuniría con sus hijos mientras que Kanye continuaría en su rancho para finalizar su nuevo disco, el que debió salir el pasado viernes en todo el mundo.

Candidato en algunos estados

Actualmente, la candidatura presidencial de Kanye West ya es oficial en estados como Oklahoma y Missouri. También logró reunir las firmas para presentarse en Carolina del Sur, pero aquí lo hizo fuera de plazo, por lo que no aparecerá en la papeleta de noviembre. Esta misma situación ocurrió en Carolina del Norte, Nevada, Florida, Michigan, Delaware, Texas, Nuevo México e Indiana.

Sin embargo, una situación complicada es la que ocurre en Illinois donde presentó más de 2.500 firmas para concretar su postulación. Según publicó TMZ, existirían nombres falsos y duplicación de datos en los documentos que presentó el rapero.

El medio norteamericano consignó que se presentaron tres objeciones ante la Junta Electoral de Illinois, quienes deberán evaluar la validez de las firmas presentadas, y luego realizar una reunión especial la próxima semana para decidir si West aparecerá en la nómina final de las elecciones.

Además, explicaron que cualquiera puede revisar la validez de los papeles. Uno de ellos fue Sean Tenner, un militante del Partido Demócrata quien aseguró al citado medio que tras revisar aproximadamente 3.200 firmas, pudo encontrar menos de 1.000 firmas válidas, pero no especificó por qué el resto no lo eran.

El retraso de su nuevo disco

Para el pasado viernes estaba programado el lanzamiento de Donda: With Child, el anunciado nuevo disco de Kanye West, pero nada de eso ocurrió y los fanáticos del rapero se quedaron con las manos vacías.

Lo cierto es que no hay fecha certera para la llegada del nuevo material musical del esposo de Kim Kardashian, quien pareciera que sigue trabajando en él en su rancho en Wyoming. Hasta ese lugar llegó hace unos días Justin Bieber para visitar y entregarle su respaldo ante la serie de polémicas que protagonizó en las últimas semanas.

“Justin quiere mostrarle su apoyo. Justin sabe que Kanye ha estado trabajando sin descanso en su nueva música y sabe perfectamente la presión que todo ello supone. Justin también lo pasó muy mal en su momento y tardó bastante en recurrir a la ayuda profesional”, aseguró a la revista People una fuente cercana al intérprete de “Sorry”.

Por otra parte, The Sun logró captar a Kanye West hace unos días saliendo de su estudio junto al productor Rick Rubin, con quien ya ha trabajado anteriormente en sus discos Yeezus (2013) y The Life of Pablo (2016).

Además, diversos medios aseguran que su candidatura presidencial solo sería un truco para atraer la atención de la prensa y los medios ante el inminente estreno de su nuevo trabajo, en el que parece estar concentrado por estos días.