Actualidad

“No quiero tu coronavirus en mi país”: estudiante asiático sufre cobarde ataque en Londres

El joven indicó que trató de defenderse, pero que no pudo hacer “nada sustancial”, porque todavía se recuperaba de un dedo quebrado en una de sus manos.

"No quiero tu coronavirus en mi país": estudiante asiático sufre ataque en Londres
"No quiero tu coronavirus en mi país": estudiante asiático sufre ataque en Londres

En medio del brote mundial del coronavirus, un estudiante de Singapur sufrió una brutal ataque xenófobo en Londres.

Jonathan Mok, un joven de 23 años del University College London, denunció que iba caminando por Oxford Street en Londres, el 24 de febrero, cuando escuchó a un grupo de cuatro jóvenes que hacían comentarios dirigidos a él que incluían la palabra “coronavirus”.

De acuerdo al relato que hizo en redes sociales, la razón del ataque habría sido su apariencia asiática en medio de la ignorancia que hay en torno a la propagación del coronavirus.

“No cabe duda que los efectos médicos del Covid-19 han pasado al centro de la escena alrededor del mundo (y con razón). Sin embargo, nos hemos estado enfocando sólo en las consecuencias para la salud del coronavirus y hemos fallado a la hora de ver los problemas sociales que han surgido con la propagación del virus, donde el racismo ha encontrado otra excusa para asomar su cabeza”, comienza diciendo Jonathan en su publicación.

“El lunes pasado, cerca de la 21:15 horas en calle Oxford de Londres, pasé a un grupo de jóvenes cuando vi a uno de ellos mirándome y decirme algo, de lo que sólo rescaté la palabra ‘coronavirus’. Quedé pasmado y me di vuelta para mirar al que lo había dicho. Todavía me seguía mirando y se dio cuenta de que yo lo veía también”, relató la víctima.

“Dijo ‘no te atrevas a mirarme’. A los tres segundos estaba en mi cara junto con cuatro hombres jóvenes y una mujer (todos parecían no superar los 20 años, pero eran más altos que yo). Quedé en shock y me enojé porque él me lanzó un comentario racista y tuvo la audacia de gritarme como si le hubiese hecho algo malo”, continuó.

“De repente me dio el primer golpe en la cara y me tomó por sorpresa. Todavía aturdido, el tipo pegó el segundo. A esa altura unos transeúntes ya habían parado y uno trató de razonar con ellos que cuatro contra uno no era justo. Un amigo del atacante intentó patearme cuando le decía que yo no había hecho nada”, relató Mok.

El joven indicó que trató de defenderse, pero que no pudo hacer “nada sustancial”, porque todavía se recuperaba de un dedo quebrado en una de sus manos.

“El tipo que trató de patearme luego dijo ‘no quiero tu coronavirus en mi país’ antes de volver a pegarme, lo que resultó mi cara llena de sangre que salía de mi nariz, la que cayó al suelo”, señaló.

Tras el ataque, fue a emergencia para ser atendido: “me dijeron que había sufrido algunas fracturas en mi cara y podría necesitar someterme a cirugía reconstructiva para arreglar algunos de los huesos”.

Jonathan lleva dos años viviendo en Inglaterra y según contó no es la primera vez que recibe comentarios xenófobos.

“He estudiado en Londres durante los últimos años y siempre estoy sometido a comentarios racistas (ya sea inocente o hecho con malicia) (…) Siempre he creído que el racismo está basado en la estupidez”, dijo.

Más Noticias

Más Noticias