Actualidad

Canal 13 sale al paso de las críticas: los protocolos que rigen para realizar Bailando Por Un Sueño

El estelar que conduce Martín Cárcamo fue duramente criticado en sus primeras emisiones por los televidentes en redes sociales.

Canal 13 sale al paso de las críticas: los protocolos para realizar Bailando Por Un Sueño
Canal 13 sale al paso de las críticas: los protocolos para realizar Bailando Por Un Sueño

Esta semana, el programa Bailando Por Un Sueño regresó a las pantallas de Canal 13, emisión que no estuvo exenta de polémicas, principalmente por la molestia de los televidentes ante los protocolos sanitarios por el coronavirus que no se estarían cumpliendo.

Durante su emisión, el estelar que conduce Martín Cárcamo se convirtió en uno de los temas más comentados en redes sociales, principalmente gracias a las críticas que se ganó por su puesta en marcha en días en que el país alcanza niveles récords entre los contagios por COVID-19.

El programa ya había iniciado en marzo un receso a raíz del avance de la pandemia en nuestro país, y desde hace algunas semanas comenzó a trabajarse nuevamente, tomando en cuenta todas las medidas necesarias para evitar futuros contagios tanto en el equipo como entre los participantes y los bailarines.

Para ello, según detalló Canal 13 a EL DÍNAMO, en Bailando Por Un Sueño se establecieron diversas medidas sanitarias, como por ejemplo, que las grabaciones se llevan a cabo sin público y en el estudio sólo está el equipo técnico y de producción esencial para la grabación. Ahí, todos los micrófonos son individuales y sanitizados continuamente. También se instalaron separadores acrílicos en la escenografía, entre el jurado, el BAR y los coaches.

Es así como todos quienes se encuentran detrás de cámaras utilizan un traje especial, mascarillas y algunos, incluso, un escudo facial; lo que se suma también al uso de alcohol gel para todos los involucrados. Además, se les toma la temperatura al ingreso del canal a todas las personas, si llegan caminando o en vehículo, por lo que en caso de tener sobre 37 grados, se restringe el ingreso al canal.

Previo a cada grabación, el estudio se sanitiza, además de las salas de ensayo -que también se utilizan como camarines-, las salas de maquillaje, estudio, taller de vestuario -donde además se incluye el vestuario completo del día-, la sala de dirección, la carpa, las oficinas y los buzos azules de personal técnico, el que también es utilizado por personal de maquillaje y peluquería. Una vez finalizado el episodio, se vuelve a realizar una sanitización en los mismos lugares.

Durante las grabaciones, se suspendió la entrega de comida fresca y solo se entregan bebidas, aguas, jugos y galletas. Todo esto completamente sellado.

Exámenes rápidos, maquillaje personal y camarín propio

Las áreas de maquillaje y peluquería fueron separadas en diferentes salas, para así tener sólo cuatro personas a la vez maquillándose o peinándose. Cada asiento de trabajo también está separado por metro y medio de distancia, respetando las medidas impuestas por las autoridades.

En cuanto a los productos que se utilizan en estas áreas, cada participante, bailarín, jurado y conductor tiene sus propios utensilios de maquillaje, evitando así que traspasen de uno a otro. Los utensilios de peluquería también son sanitizados en cuanto llega el personal y al terminar.

Los miembros del jurado, el BAR y el animador de Bailando Por Un Sueño tienen su camarín propio, donde pasan de a uno a vestirse y deben salir para mantenerse en el exterior.

Todo esto se suma a que se realizan, de manera aleatoria y diaria, exámenes rápidos de COVID-19, a todos quienes forman parte del estelar.

Ensayos a distancia

Otro de los protocolos que según informa el canal se han implementado en Bailando Por Un Sueño tienen que ver directamente con los participantes. Los ensayos presenciales fueron prohibidos y solo se realizan a través de distintas aplicaciones de videollamada, donde se conecta el participante, el bailarín y el coach desde sus casas. Solo se reúnen el mismo día de la grabación.

Las salas de ensayo, además, se dispusieron para el cambio de vestuario de los famosos y bailarines. En esas salas no pueden entrar más de 4 personas al mismo tiempo.

En medio de las grabaciones, los famosos se encuentran en una carpa donde no pueden estar sin mascarilla y manteniendo el distanciamiento físico. El único momento que se la pueden retirar es antes de entrar al set.

Sobre esto último, desde la producción se refirieron al video que anda circulando en redes sociales y que fue grabado por Nelson Mauricio Pacheco en el que se ve a Carmen Gloria Bresky sin mascarilla al interior de la carpa. Ante ello, indicaron que se registró previo a entrar al estudio, recalcando que siempre se respeta el uso de mascarilla.

Los permisos

Durante la transmisión de Bailando Por Un Sueño, se discutió además respecto a los permisos que pudieran utilizar los integrantes del equipo del programa para acudir a Canal 13 en medio de la cuarentena que rige para las 32 comunas del Gran Santiago.

Ante ello, desde Canal 13 señalaron que se rigen bajo el Salvoconducto Colectivo para los medios de comunicación, el que, según indica el Instructivo publicado en Comisaría Virtual de Carabineros, es solicitado por “el representante de la compañía a través de su clave única”, trámite que no solo se puede hacer a través del sitio web sino que también en comisarías.

“Este permiso debe acotarse únicamente al personal necesario para aquellas funciones, tareas, procesos o áreas de gestión o servicio de la organización que no pueden suspenderse por resultar imprescindibles para garantizar la prestación de servicios de utilidad pública o la atención de necesidades básicas de la población. Una vez obtenido el certificado deberá enviarse a todos los funcionarios mencionados para que puedan exhibir el documento, ya sea en soporte físico o digital”, consigna el documento.

Oficio a la Seremi de Salud

Anoche, el diputado DC Gabriel Ascencio, anunció a través de su Twitter que enviaría un oficio a la Seremi de Salud Metropolitana para fiscalizar el trabajo de Canal 13 con Bailando Por Un Sueño y ver si, efectivamente, se cumplen los protocolos impuestos.

“En medio de una cuarentena Canal 13 graba y emite un programa sin respetar ninguna distancia social. Oficiaré a la Seremi de Salud Metropilitana para que me señale bajo qué permisos sanitarios se grabó Bailando Por Un Sueño y a la Dirección del Trabajo para que nos señale que función esencial cumple el programa”, señaló el diputado falangista anoche.

Durante este martes, y tras haber borrado dicho tuit, el parlamentario confirmó sus palabras señalando que “he oficiado a la SEREMI de Salud de la RM para que fiscalice el cumplimiento de las medidas sanitarias por parte de los canales de TV para la protección de sus trabajadores y la contención del virus COVID-19”.

“A la vez, manifiesto mi preocupación por la emisión de ciertos mensajes de falsa normalidad a las personas, lo que podría relajar las medidas de autocuidado. Es muy importante que autoridades y también los medios, comuniquen de la debida forma el peligro en el que estamos”, agregó.

Consultado por EL DÍNAMO, el diputado Ascencio insistió en que “es muy importante los mensajes que cada uno de nosotros envía a la comunidad en relación a la pandemia, pero es mucho más importante lo de un medio de comunicación. Si uno de ellos envía un mensaje transmitiendo ‘normalidad’ desde el punto de vista sanitario, entonces es un mensaje, a juicio mío, equivocado”.

En esa misma línea, afirmó que “yo entiendo perfectamente que hay que entretener, distraer a la gente que está encerrada en sus casas, yo entiendo que hay que darle trabajo a mucha gente y eso siempre es bueno. Pero entiendo también que tenemos que tomar todas las medidas que la autoridad sanitaria nos ha dado, con el objeto de que no contribuyamos a la expansión de la pandemia, eso es lo relevante”.

“El oficio lo que tiene es, fundamentalmente, preguntarle a la autoridad sanitaria, en este caso a la Seremi de Salud, si se cumplieron o no las medidas sanitarias que la autoridad ha indicado como necesarias para realizar este tipo de encuentros o programas”, señaló.

Aún así, el diputado aclaró que “no tengo nada contra el programa ni contra el canal, es simplemente que entendí que se estaba mandando un mensaje equivocado a la gente. La gente tienen que tener en cuenta que esto es serio, que esto es grave, que hay mucha gente que se está muriendo, que hay muchas familias que lloran a sus maridos, a sus hermanos, a sus hijos, a sus abuelos, y eso naturalmente requiere también del mayor criterio nuestro en cada una de nuestras actividades.

Según comunicó el director ejecutivo de Canal 13, Max Luksic, durante la tarde del martes “recibimos a miembros de la Seremi de Salud de la Región Metropolitana. Tras esta visita, nos encontramos esperando ciertas orientaciones de su parte, para que el programa “Bailando por un sueño” continúe con sus grabaciones, siempre cumpliendo con todos los protocolos y nuevas sugerencias que establezca la autoridad”.

Más Noticias

Más Noticias