Actualidad

Francisca Valenzuela y su regreso a la música después de seis años: “Necesitaba un tiempo para parar”

La cantante acaba de lanzar su cuarto álbum, "La Fortaleza", y se prepara para su segunda presentación en el Festival de Viña del Mar.

Francisca Valenzuela y su regreso a la música después de seis años: "Necesitaba un tiempo para parar"
Francisca Valenzuela y su regreso a la música después de seis años: "Necesitaba un tiempo para parar"

Han pasado seis años desde que Francisca Valenzuela lanzó su último trabajo discográfico, Tajo Abierto. Desde entonces se dedicó a nuevos proyecto, como Ruidosa Fest. Pero ahora, la cantautora acaba de lanzar su nueva apuesta: La Fortaleza, disco que ya había adelantado con canciones como “Tómame”, “Ya no se trata de ti”, “Héroe” y “Flotando”.

En conversación con EL DÍNAMO, la artista cuenta que la demora se debió a que “Tajo Abierto igual duró un rato. Salió ‘Prenderemos Fuego al Cielo’, estuvimos de gira, sacamos varios singles y estaba como independiente, entonces igual es un proceso un poquito más dilatado porque uno está gestionando todo. Pero la realidad es que nunca pensé que me iba a demorar tanto en sacar un disco nuevo, como que la vida se metió entremedio y pasaron muchas cosas”.

Uno de ellos fue Ruidosa, “que es un proyecto que ha tomado bastante tiempo, energía y recursos, entonces el disco quedó postergado por eso. Aparte estuve escribiendo para otros artistas, empecé a explorar otras facetas de ser músico. Hice un par de cosas para la televisión, canciones para otros cantantes. Descubrí otros caminos, otras herramientas que hay aparte de cantautor y artista que no había explorado nunca”, comenta.

“Además, creo que necesitaba un tiempo como para parar, estaba en un mal momento, pasándolo súper mal. Estaba complicada, no estaba lista para hacer un nuevo disco y para estar en el escenario”, agregó.

– ¿Cómo fue trabajar con otros artistas? ¿Cómo fue escribirle a otros?
– Lo sigo haciendo. Es bacán, es muy entretenido porque escribo con otros artistas y en sesiones para otros artistas pero no están ahí, o a veces para cosas de televisión. Trabajé para una web serie también, y es bacán porque escribir para otros artistas es muy rico, va fluyendo, te ves escribiendo canciones y vas creando algo que es nuevo para uno porque tiene este feedback de otra persona. Hay cantantes que cantan diferente a uno y es muy lindo pensando en una voz que hace otras cosas, tiene otros registros. Entender también que ese artista está pasando por otras cosas y ponerlo eso en otra canción.

– ¿Es distinto escribir para ti y para otra persona?
– Sí y no. Yo creo que sí porque, incluso, a veces es más fluido porque uno se tranca con uno mismo más que con otra gente. A veces estás con otra persona en la pieza y ‘sabes qué, me está pasando tal cosa’, ‘oh, sí por qué no lo escribimos’… Como que empieza a fluir. A veces es súper parecido en el plano emocional, porque uno está buscando conectar con una emoción y conmoverse, eso le pasa a uno con sus canciones y con las que les escribes a otro. Pero uno la siente desde un lugar honesto, al final sigue siendo el mundo de las emociones y de captar eso o el momento.

“Empoderamiento, unión, placer”

“Creo que van a encontrar un disco que es honesto, que es vulnerable pero también tiene mucha fuerza”, así define Francisca Valenzuela lo que es La Fortaleza, el que comenzó a promocionar en nuestro país tras varias semanas fuera de Chile.

En las oficinas de Sony Music y con una copia de su trabajo sobre la mesa, la artista detalla que sus fanáticos “van a encontrar un disco sobre empoderamiento, unión, placer; que también creo que son temas con perspectiva de género que, si bien han estado presentes a lo largo del tiempo, siempre hay una faceta nueva que explorar, porque es otra etapa, otra yo. Hay una esencia pero evolucionada, diferente. Más atrevida”.

– Una Francisca distinta de Tajo Abierto
– Totalmente, 100%. Es decir, Tajo Abierto fue un momento en que salí de Chile a trabajar, a otro lugar, estaba explorando, creciendo, conociéndome, qué se venía, con otros intereses e inquietudes que uno solamente es capaz de crear lo que es capaz de crear en ese momento. Ahora, este momento, es después de ese proceso de búsqueda y ese proceso de recomprometerse con la música, el escenario y con entregarse. Eso se siente muy poderoso y muy potente.

Una de las novedades con las que llega la cantante en su nuevo disco, es que se abrió a explorar nuevos estilos, manteniendo su esencia por la que es reconocida.

“Siempre estoy haciendo hartas cosas eclécticas. Tajo Abierto tiene canciones que son como ‘Estremecer’ que es ultra electro pop y está ‘Conquista el Corazón’ que es cuerdas, es una búsqueda constante de sonidos, de paletas de timbres, de texturas. En el caso de La Fortaleza sabía que quería hacer cosas más nocturnas, más sensuales, y con ello un arreglo en la producción musical, sintética. Hay una exploración bastante, no sé si radical porque siento que hay una estética fuerte”, aseveró.

– Pero mantienes tu esencia…
– Mantengo la esencia, pero sí los vestidos van cambiando. “Héroe” la escribí en el piano, pero quería que tuviera un dembow, quería cambiar mi sonido y explorar con otros patrones rítmicos y mantenerse actual, incorporando sonidos y ampliando mi lenguaje musical.

– ¿Qué te llamó la atención del género urbano?
– Me encanta, soy una fan del hip hop y el R&B. Creo que lo urbano es también de ese mundo, pero del latino y me encanta. Me gusta que el ritmo es el que lleva todo junto con la voz, eso me parece que son los ingredientes más esenciales en una canción. Si me siento cómoda lo encuentro bacán, si es un bolero o una canción urbana, siento que si lo puedo hacer mío, propio, me da igual el género.

Una de las canciones que forma parte del repertorio de La Fortaleza es el tema “Al Final del Mundo”, donde Valenzuela colaboró con Claudio Parra de Los Jaivas. Según comentó, esta canción “la escribí pensando en Chile. Es una canción reflexiva, de pensamiento crítico como el daño que ha sufrido Chile, una realidad que se repite en muchos países latinoamericanos y esta idea de ser de un lugar tan único y poético como es Chile”.

– ¿Por qué Claudio Parra?
– Cuando escribí la canción me imaginaba que tuviera una parte piano que fuera apoteósica y Claudio Parra es una de mis grandes influencias en piano. Soy fanática de Los Jaivas y de él en particular también. Yo fantaseaba y quisiera que fueran dos pianos o cuatro manos, y lo invité. Le mandé la canción y me dijo que sí, lo invité al estudio y lo grabamos. Si escuchas la canción, somos los dos tocando. Quería hacer este momento en el que hablamos de un Chile del pasado y del futuro también, pensando hoy, 2020 el futuro de Chile, con dos generaciones juntas con el mismo instrumento, el mismo lugar. Era un sueño crear ese momento y Claudio aceptó y fue increíble trabajar con él.

– ¿Crees que esa canción calza con el escenario que vive el país?
– Calza desde el lugar del decir ‘estamos en un lugar que ha tenido este daño y viene cojeando y está lleno de heridas. Y hay una herida actual que está sangrando, resistiendo y duele, y tenemos que ser conscientes de eso, incorporarlo y transformarlo en otra cosa para un futuro. Lo veo desde ese lugar, es una canción que no es el grito de batalla sino que es el grito interno, doloroso, es el lamento de un país, de un lugar que uno ama y te hace sentir pena y rabia. Esto tiene que ver con la reflexión desde esta disonancia, ahora podemos construir un lugar que es verdaderamente nuestro y no al servicio de otros intereses.

Su segunda vez en Viña

La noche del lunes 24 de febrero, Francisca Valenzuela se subirá por segunda vez a la Quinta Vergara, como parte de la parrilla de artistas de Viña 2020. Esa jornada, en particular denominada “la noche de mujeres chilenas”, también pisarán el mismo escenario Mon Laferte y Javiera Contador.

– ¿Qué aspiras en este nuevo show?
– Primero, estoy muy orgullosa y contenta de llegar con un nuevo show, un nuevo disco, un nuevo momento para mí. Va a ser un concierto y una presentación que va a incluir canciones nuevas, canciones antiguas y que, además, va a estar conectado con la contingencia actual que va a ser entregarse en el escenario con todo el respeto, sensibilidad, consciencia y música, que creo que ha sido parte de mi historia como artista.

– Tú serás la encargada de cerrar la segunda noche, denominada “noche de mujeres chilenas”, ¿qué te parece esta denominación que le dieron a esa jornada y compartir escenario con artistas como Mon y Javiera?
– Soy fan, amiga y admiradora de ambas. Creo que va a ser una noche de mucha fuerza, honestidad, autenticidad. Las tres tenemos cosas que son propias y nuestras. Aparte que tengo la mejor onda y admiración por ambas. Cuando me contaron que compartiríamos escenario esa noche, fue como ‘bacán’. En el caso de la Mon en particular tenemos la mejor de las ondas, somos amigas, así que lo importante es que estamos ahí como creadoras, músicas, mujeres y de personas que tienen una visión humanista y feminista del mundo.

– Por otro lado, el Festival de Viña transcurre en un contexto social bastante particular, ¿qué opinas de aquellos que protestan contra su realización?
– Es un momento ultra complejo y difícil en Chile hoy, y no estoy ni ahí con hacer oídos sordos a una realidad. Hay que incorporarlo y uno está conflictuado, obviamente, es un momento complejo y creo que hay que estar conscientes y está el derecho de expresarse. En el caso mío estoy comprometida como músico con Viña hace mucho tiempo y voy en mi capacidad como artista consciente, con conocimiento, con sensibilidad. Sin embargo, sé que mi concierto es uno de muchos dentro de una estructura mayor, así que no voy con miedo ni con intento de pensar en Viña como una estructura, eso no me compete.

Más Noticias

Más Noticias