Actualidad

Ignacia Baeza y “Trinidad” de Pacto de Sangre: “Hay mucha gente que se golpea el pecho y tiene doble vida”

Para la actriz, en su papel hay mucho de la sociedad ABC1: "la manera de generar los contactos, cómo se mueven, la facilidad que tienen para acceder a ciertas cosas que los demás no logran.

Ignacia Baeza y "Trinidad" de Pacto de Sangre: "Hay mucha gente que se golpea el pecho y tiene doble vida"
Ignacia Baeza y "Trinidad" de Pacto de Sangre: "Hay mucha gente que se golpea el pecho y tiene doble vida"

Ignacia Baeza llegó hasta los Premios Caleuche 2019 como una de las favoritas por su personaje de Trinidad Errázuriz en la teleserie Pacto de Sangre, una mujer “fría y calculadora que hará hasta lo imposible con tal de proteger a su familia ante cualquier adversidad”, ha dicho la actriz en algunas entrevistas.

Y así quedó claro desde el inicio de la producción, cuando tras enterarse del crimen que había cometido su marido junto a sus amigos, se involucró y lo ayudó a descuartizar a la víctima para deshacerse del cuerpo. Desde entonces se ha encargado de que ninguna pista del caso los vincule a ellos, manipulando y amenazando a quien se le cruce por delante.

Para la actriz, el impacto que ha tenido la teleserie tiene al equipo feliz y a ella “muy agradecida” del cariño de la audiencia. “Ha sido un trabajo súper reconocido así que estamos todos muy contentos. Agradecida del público por los comentarios, que la gente la siga y la veo. Así que nada, de verdad me siento muy feliz”, confesó a El Dínamo.

– Tienes un personaje sumamente intenso. ¿Cómo enfrentas el desafío día a día?

– Ha sido intenso, pero entretenido. Para mí ha sido un desafío dramático. La historia tiene mil vueltas, así que profesionalmente ha sido un gran salto.

– Trinidad pertenece a una clase acomodada que busca salirse con la suya tras este crimen. ¿Sientes que se ve reflejada en ella la sociedad chilena?

– Tiene harto de lo que pasa en lo ABC1, obviamente es ficción pero tiene mucho. Hay varias cosas que se reflejan: la manera de generar los contactos, cómo se mueven, la facilidad que tienen para acceder a ciertas cosas que los demás no logran.

– También existe esta incongruencia entre este ‘pecado’ que cometen y la afición religiosa. ¿Somos así los chilenos?

– No tengo nada contra los católicos, soy cristiana de hecho, pero creo que hay mucha gente que se golpea el pecho y por detrás son farsantes y tienen dobles vidas.

– Lo digo por aquella escena donde, tras inculpar a otro del asesinato, en una comida se sientan y lo primero que hace ella es rezar…

– Ella nunca va a dejar de rezar, es su modus operandi, pero hay mucha gente que es así en la vida real.

Más Noticias

Más Noticias