Actualidad

Impuesto a la riqueza: el proyecto de ley del kirchnerismo que ahonda la grieta en Argentina

El impuesto recae en quienes posean fortunas superiores a los 200 millones de pesos (2,5 millones de dólares), es decir unas 12 mil personas equivalente al 0.8% del total de los contribuyentes trasandinos.

Impuesto a la riqueza: el proyecto de ley del kirchnerismo que ahonda la grieta en Argentina
Impuesto a la riqueza: el proyecto de ley del kirchnerismo que ahonda la grieta en Argentina

Luego de un intenso debate que duró 13 horas, la Cámara de Diputados de Argentina aprobó el proyecto de impuesto a la riqueza que busca recaudar cerca de 3.800 millones de dólares para financiar la ayuda estatal en medio de la pandemia del coronavirus.

El bloque de diputados del oficialismo finalmente consiguió los votos necesarios para aprobar el proyecto de ley “Aporte Extraordinario a las Grandes Fortunas” gracias a negociaciones con representantes provinciales de otras fuerzas.

Según informó Telam, la iniciativa fue aprobada por 133 votos a favor, 115 en contra y 2 abstenciones por lo que ahora deberá pasar al Senado, donde el oficialismo cuenta con una amplia mayoría.

El proyecto, que fue elaborado por los diputados Carlos Heller y Máximo Kirchner, hijo de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, contempla un impuesto único a las personas con mayores capitales personales de país trasandino.

“Políticamente me parece bien, pero técnicamente es ideal hacer un sistema de impuestos progresivo y permanente, no solo por una vez. Este es un impuesto que sería sobre las personas y no sobre las empresas, por ende no estoy de acuerdo que solo sea asistencial por la pandemia porque para solventar una crisis debe estar el Estado. Hasta el FMI ha dado una habilitación para gastar lo necesario y así salir de la crisis”, explica a EL DÍNAMO, Alejandro Fiorito, profesor de Política Económica de la Universidad Nacional de Moreno de Buenos Aires.

“Poner énfasis en que Máximo Kirchner es el patrocinador de la ley al impuesto a la riqueza es poner un odio irracional por este tipo de personajes. Él es solo un político más, un empresario más, salvo para la llamada grieta política que hay en el país”, agregó Fiorito.

El politólogo y economista argentino, Marcelo Muñiz, indicó a EL DÍNAMO que “la ley del impuesto a los más ricos, que tiene como finalidad redistribuir ingresos más que recaudarlos, es una medida extraordinaria. Sumado a un contexto tan particular como una pandemia con impacto sanitario y económico es una excelente oportunidad. Lamentablemente es por única vez, creo debería ser permanente, sobre todo porque no castiga a las empresas”.

Una posición contraria tiene el economista y analista argentino, Manuel Adorni, quien asegura que “el impuesto es una estupidez redactado por gente que no sabe absolutamente nada de la realidad de Argentina. Acá estamos pulverizando riquezas y metiéndole la mano otra vez en el bolsillo al contribuyente una vez más en el país que tiene una de las presiones tributarias más alta del mundo. La ley es un mamarracho”.

“Sabemos que en Argentina todo impuesto por única vez después se transforma en permanente. Técnicamente está tan mal redactada que además podría ser inconstitucional. Es una ley absurda, inútil, destructiva, contraproducente. Generan un incentivo para irte, para no invertir”, explicó Adorni a EL DÍNAMO.

¿En qué consiste la ley?

El proyecto de ley para el impuesto a la riqueza busca recaudar unos 3.800 millones de dólares a través de un aporte único y extraordinario de las grandes fortunas para financiar la crisis económica asociada a la pandemia.

La propuesta legislativa aclara que se trata de un aporte “con carácter de emergencia y por única vez”. Es decir que, salvo que haya cambios a futuro, será por única vez.

El impuesto recae en quienes posean fortunas superiores a los 200 millones de pesos (2,5 millones de dólares), es decir unas 12 mil personas equivalente al 0.8% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales, con una cuota equivalente al 2% que se incrementará progresivamente si el patrimonio aumenta.

“Esto no es una confrontación entre los que más tienen y los que menos tienen, es al contrario (…) estamos frente a una situación de emergencia, que es lo que le da la situación de extraordinario”, dijo el diputado oficialista Carlos Heller, presidente de la Comisión de Presupuesto.

Según el diputado del Frente de Todos, Máximo Kirchner, lo recaudado se utilizará para adquirir equipamiento de salud, urbanizar barrios populares con obras que generarán nuevos empleos, subsidiar a pequeñas y medianas empresas y financiar obras energéticas, entre otros objetivos.

En medio de la discusión, tras reiterar el carácter “solidario y extraordinario de la iniciativa”, el diputado Kirchner puso énfasis en que “estamos ante una situación de emergencia”.

Desde el sector privado, la medida ha sido ampliamente rechazada, dado que la consideran “confiscatoria”.

“La presión tributaria en Argentina ya es una de las más altas del mundo y la creación de nuevos impuestos para financiar un gasto público creciente en los tres niveles del Estado no va a permitir que salgamos de la prolongada recesión en la que estamos inmersos desde hace mucho tiempo”, señalaron desde el Foro de Convergencia Empresarial.

Asimismo, la Asociación Empresaria Argentina (AEA) expresó su “total desacuerdo” en un documento consignado por Clarín.

“El proyecto genera un profundo desaliento en la comunidad empresarial por cuanto representa una medida que descapitaliza a las empresas y restringe fuertemente su capacidad para producir, invertir y sostener empleos formales. La ley afectará negativamente al sector empresario, con lo cual, se profundizarán los problemas que, agravados por la pandemia, soporta desde hace muchos años la economía argentina”, sentenciaron.

Más Noticias

Más Noticias