Actualidad

Jean Philippe Cretton y su nuevo programa en CHV: “Buscamos compartir la cuarentena”

El animador debuta este lunes con Casa Estudio, la nueva apuesta que fue grabada íntegramente desde su hogar.

Jean Philippe Cretton y su nuevo programa en CHV: "Buscamos compartir la cuarentena"
Jean Philippe Cretton y su nuevo programa en CHV: "Buscamos compartir la cuarentena"

Este lunes, Jean Philippe Cretton debutará con un nuevo y particular programa por las pantallas de CHV: Casa Estudio, el que mostrará a los rostros del canal privado y de CDF en sus hogares, compartiendo sus experiencias en esta cuarentena, con secciones relacionadas a la entretención, la educación y la información.

En este nuevo formato televisivo, el animador no estará solo, sino que también lo acompañarán otras figuras de la estación como Millaray Viera, Julián Elfenbein, Emilia Daiber, Julio César Rodríguez, Cristian Riquelme, Manuel de Tezanos, Gonzalo Fouillioux, Tita Ureta, Macarena Pizarro, Lorena Miki, además de otros rostros que se irán sumando a lo largo del programa que, en un principio, contará con una duración de entre 15 y 20 minutos.

“Me motiva, fundamentalmente, el aspecto vanguardista que tiene. Nos hemos visto, de alguna manera, obligados a entrar en esta situación del teletrabajo. Creo que la tele, la industria en general, viene sufriendo algunos cambios, desde hace algunos años, que cada vez se va haciendo más intensivo y esto viene a ser una corona de ese cambio y que podría generar un antes y un después en la industria”, sostuvo Jean Philippe Cretton a la hora de referirse a esta nueva apuesta.

De hecho, asegura que “sentir que uno forma parte de un proyecto que tiene esas características y que es pionero en el sentido del teletrabajo, en que cada uno está efectivamente en sus hogares, no hay nadie controlando desde el estudio, me resultó súper llamativo, súper entretenido”.

– ¿Qué lo diferencia de otros programas de este estilo como Abrazo En Línea, de Canal 13, por ejemplo?
– Que aquí no pasa nada que no sea fuera de nuestras casas y que tenemos también, más personas, que hace que la técnica sea más compleja. Hay algunos pilotos que hemos realizado con cinco o seis personas simultáneamente, paralelo a eso estamos trabajando en algunas sorpresas musicales donde invitamos a músicos nacionales a hacer versiones de canciones, aprovechando que la Milla y yo tocamos. Tiene una característica diferente, efectivamente lo que buscamos es compartir la cuarentena juntos, más que una entrevista.

Cretton, además, explica que la corta duración de Casa Estudio es por “todo lo que involucra esto técnicamente, que es bien complicado. Uno se va encontrando en el camino con cosas que no estaban presupuestadas de audio, iluminación, microfonía… Inicialmente lo vamos a hacer de 15 a 20 minutos, para tener un poco más de control, y ver cómo funcionamos. Pretendemos ir alargándolo”.

– En ese sentido, ¿qué ha sido lo más complicado a la hora de llevar a cabo un programa bajo este formato de teletrabajo?
– Fundamentalmente lo técnico. Nosotros ya llevamos aproximadamente un mes trabajando y las primeras versiones que hicimos eran horribles, no nos escuchábamos nada, con un delay muy grande que no permitía establecer un buen diálogo. Imagínate que igual hay que coordinar todo esto con el switch en el canal, donde están los muchachos de dirección, que te mandan instrucciones por el teléfono… Es un jaleo más o menos. Pero ahora último ya hemos desarrollado un sistema que nos permite navegar con leve tranquilidad.

Para el animador, el espíritu de Casa Estudio, “más que olvidar lo que está pasando o dar un respiro, tiene que ver con compartir la cuarentena. Es bien interesante la cuarentena porque también me parece democrática porque lo vivimos todos, todos estamos en la misma, quizás con las mismas dificultades, con los niños aburridos, con problemas para abastecerse muchas veces… Creo que tiene que ver con eso, con cómo la estás viviendo, cómo la compartes, qué haces, dame algunos consejos para la cocina, para entretener a los niños… Tiene que ver con eso”.

Cretton y la cuarentena

Por estos días, y al igual que miles de chilenos, Jean Philippe Cretton se encuentra cumpliendo cuarentena en su casa, situación que, asegura, no le ha complicado, en comparación de amigos suyos.

“En general, uno pasa por distintos días, he hablado con varios amigos y estamos todos similar: hay días horribles y otros buenos”, afirma, pero confiesa que “yo no he tenido mayor problema con la cuarentena, me gusta estar en casa, me gusta estar tranquilo, entonces no tengo esa necesidad de salir a conversar, a tomarme un trago…”.

“Yo estoy tranquilo acá, lo paso bien. Obviamente el contexto es alarmante, qué rico sería tener esta instancia con mayor tranquilidad, con mayor tiempo para uno y la familia, sin el miedo de que se va a acabar el mundo. Dentro de todo, la llevo muy bien”, asegura el conductor de Casa Estudio.

En esta nueva apuesta, el principal rol de Cretton, tomando en cuenta las complicaciones técnicas, será “estrictamente vinculado a la conducción, en todo sentido, como tratar de ordenar un poco, plantear las secciones, va a ser fundamentalmente eso, tratar de mantener una columna, un eje. Dada las complicaciones técnicas es necesario que haya alguien ordenando esto y ordenando las cartas de un lado para otro”.

Cambio en la industria de la TV

Una de las ventajas que destaca Jean Philippe Cretton de este nuevo formato que se aplica en Casa Estudio, es el cambio que se esta forjando en la industria televisiva.

“Cuando fue lo del estallido social, ¿te acuerdas que la televisión entró en un espiral de contenidos diferentes, con otro tipo de entrevistados? Me pareció súper interesante y yo pensé en un momento que se iba a instalar una nueva forma. Pero después, cuando las cosas fueron cuajando, eso se olvidó y la TV volvió un poco al sistema que tenía antes”, recuerda.

Con la situación actual “no sé si ahora se generará, efectivamente, un cambio. Ojalá lo haya porque a mí me gustan los cambios, en la vía personal y la laboral, entonces, me gustaría que existiera un cambio de paradigma, que se pudiera trabajar de otra forma”.

“Esto del teletrabajo tiene una cosa buena que es menos engorroso que lo que pasa en una reunión de pauta donde te das mil vueltas, aquí hay que hacerlo no más y rápido, y eso me gusta porque generas contenidos más expedito”, argumentó.

– ¿Cómo has visto el rol de la industria en estas últimas semanas?
– Me parece que es natural, hay una necesidad de información. Como pasa en todos lados, hay canales que lo hacen mejor y otros que lo hacen peor, no existe un parangón que haya que poner y que la televisión funcione de una manera. Todos como individuos, como canales, tenemos visiones distintas de abarcar las cosas y también el espectador, con el control remoto, tiene la oportunidad de escoger qué es lo que quiere ver y eso es democracia absoluta.

Más Noticias

Más Noticias