Actualidad

José Antonio Neme tras su llegada a La Red: “Hay que pensar en una nueva televisión”

El periodista se sumará los próximos días al canal privado como panelista en los programas Hola Chile y Mentiras Verdaderas, y además liderará un nuevo programa de corte político.

José Antonio Neme tras su llegada a La Red: "Hay que pensar en una nueva televisión"
José Antonio Neme tras su llegada a La Red: "Hay que pensar en una nueva televisión"

Este lunes, La Red confirmó la llegada de José Antonio Neme a sus filas, quien desde el próximo 6 de julio se sumará como panelista a programas como Hola Chile y Mentiras Verdaderas. Además de eso, el periodista liderará un nuevo programa político, el que debiera ver la luz dentro de las próximas semanas.

“Estaba haciendo radio y no tenía muchos planes en televisión en el mediano plazo. Además estamos viviendo esta pandemia que me parecía que no era un momento para pensar en proyectos de esa envergadura. Pero bueno, cuando me contactaron los ejecutivos de La Red, tenían un proyecto concreto y me hicieron ver que, efectivamente, hay una necesidad en este momento de mayor diversidad, cantidad y calidad informativa“, explicó el comunicador a EL DÍNAMO al ser consultado sobre las razones que lo motivaron a regresar a la pantalla chica tras su comentada salida de Mega el pasado mes de enero.

Pese a la situación que atraviesa el país, José Antonio Neme aseguró que el nuevo programa que prepara en el canal ubicado en Quilín “es un proyecto que está orientado, no solamente a la discusión política, sino que también a servicios. Mientras yo más información tengo, mejor me puedo mover en estos tiempos complejos. Creo que eso fue una motivación esencial, ellos fueron muy claro en decirme que este es un proyecto que tiene un elemento que está directamente relacionado con la necesidad de las audiencias”.

“La gente está viendo más televisión y, al mismo tiempo, necesita mayor información. Eso fue un elemento súper clave y, además, me ofrecieron participar del resto de los programas del canal. La Red ha hecho un trabajo interesante con conversación profunda en Mentiras Verdaderas, con un análisis muy minucioso de la realidad que tiene cierto impacto, que a los canales grandes les falta hoy día, porque no tienen, todo es como exprés, como muy superficial. La Red ha hecho una apuesta por algo distinto y ha cautivado al público desde ese lugar y es algo que a mí me gustó mucho”, expresó.

En ese sentido, el periodista aseguró ser el “sello diferenciador” con respecto a otros espacios, pero también apunta a la “monopolización del debate”. En ese sentido, explicó que actualmente “hay una silla musical de alcaldes, siempre son los mismos; hay una silla musical de parlamentarios, que son casi siempre los mismos. Yo entendería que el ministro o el subsecretario que llevan adelante la estrategia sanitaria sean entrevistados persistentemente por todos los canales, eso lo puedo entender”.

“No entiendo por qué a los mismos alcaldes, no sé por qué Las Condes es más relevante que otras comunas del país, o sea, no lo veo o no tengo idea. Recoleta, para no tener un sesgo. Joaquín Lavín y Daniel Jadue van a terminar conduciendo el Bienvenidos o el Buenos Días o el Mucho Gusto“, añadió, especificando que a su juicio habría que incorporar la voz de la ciudadanía, más allá de la declaración que pudieran entregar en un móvil en la calle. “Tenemos que desmonopolizar el debate y democratizar la discusión”, insistió.

“Básicamente es buscar, darle una vuelta, buscar voces nuevas, que yo sé que es de perogrullo, pero al final nadie lo hace. Todos sabemos que tenemos que tener un debate más plural, todos sabemos que hay que desmonopolizar y democratizar el debate, pero nadie lo hace. No sé si porque no hay voluntad o no hay estrategia para hacerlo, pero me parece que se puede hacer un esfuerzo”, continuó.

La crisis de la TV

Durante estos meses en que no estuvo en la pantalla, José Antonio Neme inició un proyecto junto a Katherine Salosny en Instagram llamado “¿Y cómo se llamaría?”. Y es que el periodista se declara un “Instagram adicto”, puesto que alaba que a través de esta plataforma “aparezcan personajes nuevos”.

“Me encanta ver a Claudio Orrego haciendo unas entrevistas espectaculares desde el mundo político, hasta la Botota que me hace reír con su espectáculo, a la Janin Day haciendo un programa, al Pancho Saavedra con Zabaleta y Kramer haciendo lo de ellos. La Revista Velvet que ha hecho unas entrevistas espectaculares. Es la nueva tele, creo que Instagram es todo lo que la tele no es: espontáneo, franco, de verdad“, expresó.

Dentro de las razones que lo motivan a explorar estas nuevas plataformas, Neme plantea que “la televisión es como un elefante que nadie lo puede mover, que tiene unas prácticas muy extrañas en la toma de decisiones, en algunos canales, no en todos, evidentemente. El modelo industrial está obsoleto, complicado, los recursos son escasos”.

Con este panorama, asegura que la única solución que están tomando los ejecutivos para palear las consecuencias que está generando son el despido de personal, la venta de edificios, reemplazar camarógrafos por robots. “Cuando lo que hay que hacer es pensar en una nueva televisión desde lo legal, lo social y nadie lo hace. Entonces, la única salida que tienen los canales, que creen que lo están haciendo muy bien, es hacer la misma pega con menos gente y eso es imposible. Entonces, el producto que entregan al haber menos personal calificado es malo, obvio”, señaló.

“Hay una ilusión de los ejecutivos de que van a poder entregar el mismo producto con menos personal y menos recursos y eso es matemáticamente imposible. Evidentemente que el producto se va a haber afectado. Si la crisis de la televisión no pasa porque los edificios sean muy grandes ni porque hayan muchos camarógrafos o muchos rostros. El problema es que el modelo de televisión que tenemos hoy día, desde lo legal, la medición de las audiencias y desde lo financiero, deja a la televisión en un muy mal pie para entregar información veraz, plural e independiente”, sostuvo.

Pero a la hora de buscar culpables, José Antonio Neme no apunta a nadie en particular, sino al modelo que actualmente existe. “La forma como se generan recursos hoy en día, la forma en que se mide la audiencia, cómo se venden los espacios, está directamente relacionada con la mala calidad de los contenidos. Si yo tengo un modelo que me genera malos contenidos, deficientes o pobres, tengo que cambiar el modelo, no echar gente o vender el edificio”, sostuvo.

Para el periodista, esta situación comenzó hace algunos años, donde la televisión no fue capaz de ver lo que plataformas como Facebook, Instagram o Twitter impactó de lleno en la torta publicitaria. “La televisión no empezó a pensar en el futuro, pensó que la pantalla iba a resistir, pero no fue así”, indicó. Esta situación se agravó con la irrupción del estallido social y, posteriormente, con la pandemia del coronavirus, lo que tiene actualmente a la televisión con nula oferta programática.

“Tienes a los matinales que duran cinco horas, algo de noticias, tampoco hay programas de reportaje o de debate o de trasnoche. Todo es como una suerte de naufragio de alguna forma, quiere llegar a algún puerto pero todavía no sabe dónde. El estallido social y la pandemia fueron una suerte de cóctel destructivo y por eso que hemos visto que los canales arrastran cifras que no son buenas, despiden personal, de alguna forma cortan proyectos”, afirmó.

Ante esta situación, José Antonio Neme plantea que la solución es sentarse a planear un nuevo modelo de televisión. “Hay que ir a la discusión profunda: quiénes están dispuestos a financiar la televisión, cuáles son las cantidades y cómo se va a sostener la operación en el tiempo. Porque eso no solamente te habla de una cantidad de recursos, sino que de dónde viene ese dinero, porque eso también afecta, salpica, a la libertad editorial de alguna forma”, cerró.

Más Noticias

Más Noticias