Actualidad

La exitosa estrategia de Corea del Sur para frenar el coronavirus

Hasta el momento, el país registra 7.755 casos confirmados y solo 60 personas muertas.

La exitosa estrategia de Corea del Sur para frenar el coronavirus
La exitosa estrategia de Corea del Sur para frenar el coronavirus

Corea del Sur logró reducir de manera significativa el número de nuevos contagiados por el coronavirus y al mismo tiempo conservó  una tasa de mortalidad relativamente baja, convirtiéndose así en el modelo a seguir de todos los países en cómo hacer frente al mortal virus.

Hasta el momento, Corea del Sur registró 7.755 casos confirmados, lo que hace de ella el cuarto país más afectado. Sin embargo, el número de nuevos casos se redujo considerablemente, y solo 60 personas han muerto hasta ahora, lo que representa una tasa de mortalidad de 0,6% en comparación a Estados Unidos.

Escenario completamente distinto es el que afronta España con más de 4.200 personas contagiadas y 120 fallecidos, e Italia, país que hasta el día de hoy, confirmó más de 3.000 casos de coronavirus y más de 1.000 muertos.

Contrariamente a China, que escogió poner en cuarenta a millones de personas, Corea del Sur adoptó una estrategia que combina información al público, participación de la población y una campaña masiva de pruebas.

“Corea del Sur adelantó una campaña agresiva para combatir el virus. Puso todo su sistema de salud a disposición para diagnosticar tempranamente la presencia del covid-19 en los habitantes de zonas críticas del país”, explicó Bugyeong Jung, periodista de coreano a la BBC.

Por ejemplo, Estados Unidos y Corea del Sur anunciaron el mismo día el primer caso confirmado de coronavirus el 20 de enero. Tras una semana, el país norteamericano había examinado a 4.300 personas en su territorio y Corea, en el mismo período de tiempo, le aplicó el test a 196.000 ciudadanos.

“Ese método, aunque ha sido calificado de invasivo, ha logrado salvar vidas”, añade Jung.

“Corea del Sur estaba preparada para afrontar esta epidemia desde el año pasado, cuando tuvo que enfrentar al MERS (el síndrome respiratorio de Medio Oriente)”, dice Jung.

De la misma forma, la exitosa estrategia ejecutada por el Ministerio de Salud surcoreano, estableció desde el primer día una amplia red de diagnóstico y la reducción de la tasa de mortalidad como objetivo.

“Detectar el virus en sus etapas más tempranas fue fundamental para poder identificar a las personas que lo tienen y de esa forma poder detener o demorar su expansión”, le dijo a CNN Park Neunghoo, ministro de Salud de Corea del Sur.

“Eso nos ha permitido también planear adecuadamente la atención en salud, debido a que solo el 10% de los contagiados requiere hospitalización”, añadió.

Aplicación Android

Particularmente, el Ministerio de Salud de Corea del Sur lanzó una aplicación en Android y iOS donde cada persona que tiene síntomas registra sus datos y pide hora para la realización del test del coronavirus.

Este sistema evitó las miles de llamadas diarias que en varios países han colapsado los servicios gratuitos de emergencia (como fue lo que sucedió en España).

Los datos necesarios de registro en la “app” son: domicilio, edad, sexo y un correo electrónico o un teléfono móvil. Cuando una persona se registra y pide hora se acude en coche a un “drive in,” en un lugar despejado donde sin bajarse del coche y en cinco minutos un sanitario perfectamente aislado le realiza un raspado nasal.

De esta forma, se evita el sistema de las ambulancias yendo a domicilios realizar pruebas, además de eliminar el riesgo de contagio de los funcionarios de la salud porque no hay casi contacto desde el auto.

Distanciamiento social

Las autoridades lanzaron una campaña de “distanciamiento social” obligando a la gente a quedarse en sus casas, a evitar las congregaciones y a reducir los contactos.

Esto tuvo como consecuencia que barrios por lo regular muy frecuentados por coreanos, estuvieran completamente vacíos.

Asimismo, muchos acontecimientos deportivos o culturales fueron anulados y el porte de la mascarilla protectora se generalizó, como lo pedía el Gobierno, que pudo contar con una población muy respetuosa y consciente.

Más Noticias

Más Noticias