Actualidad

La situación que tiene enfrentados a familia de director de teleseries de Mega con el Hospital Padre Hurtado

Tras la muerte de su prima, la familia de Nicolás Alemparte busca aclarar que ocurrió con sus pertenencias, las que desaparecieron en el recinto asistencial.

La situación que tiene enfrentados a familia de director de teleseries de Mega con el Hospital Padre Hurtado
La situación que tiene enfrentados a familia de director de teleseries de Mega con el Hospital Padre Hurtado

Nicolás Alemparte es un reconocido director de teleseries de Mega que ha estado a cargo de títulos como Perdona Nuestros Pecados y Yo Soy Lorenzo, pero desde hace una semana su familia atraviesa una grave situación que los mantiene enfrentados con el Hospital Padre Hurtado.

Hasta ese recinto asistencial llegó Laura Patricia Montes Sepúlveda (64), su prima, el pasado 3 de junio tras contagiarse de COVID-19. Pocos días después ingresó a la UCI donde debió ser intubada, falleciendo posteriormente el 22 de julio. Desde entonces, su familia busca recuperar las pertenencias de la mujer, las que aseguran, se extraviaron al interior de dicho hospital.

“Lo que me explicaban es que a toda la gente que entra, obviamente, sus pertenencias quedan guardadas, y nunca se devolvieron. Fueron robadas, en rigor. Mi prima tiene una respuesta del hospital, que es una broma, muy deficiente, como diciéndole ‘no tenemos nada que hacer porque vino mucha gente’. En ningún momento dan una respuesta clara o alguna compensación, qué se yo”, declaró el director de teleseries a EL DÍNAMO.

En concreto, la familia le exige al Hospital Padre Hurtado la devolución de un carnet de identidad, un celular y un cargador que portaba Laura al momento de ser ingresada, los que no aparecieron cuando murió.

María Eugenia Montes, hermana de la fallecida, conversó con EL DÍNAMO y aseguró que cuando sus sobrinas llevaron a Laura hasta el recinto asistencial “ingresó con su cédula de identidad y con su celular, que era con el que se comunicó el primer día que estaba allá. Cuando a mis sobrinas las llamaron los doctores, porque mi hermana ya estaba agonizando, ellas se fueron a despedir dos días antes y pidieron el carnet de identidad y el celular de mi hermana”.

“Resulta que nadie sabía nada, pusieron un reclamo, nadie respondió, les dijeron que estuvo en muchos pisos, primero estuvo en el piso 4, luego la pasaron a la UCI, después estuvo en otro piso. Como que se perdió el rastro de las pertenencias de mi hermana. En definitiva, el hospital respondió con sus disculpas, lamentando la situación, pero raya para la suma, disculpándose porque las cosas no aparecieron y mi hermana estuvo en muchos pisos y había mucho personal. Eso significa que nunca hubo respuesta de qué pasó con las pertenencias”, indicó.

Montes lamenta que, si bien esta situación en particular le pasó a ellos, también podría haber ocurrido con otros pacientes. “Si le pasó a mi hermana, quizás a cuántas personas les habrá pasado también. Gente que entra con la argolla de matrimonio y después dicen ‘ah, no está no más, porque falleció’. No puede ser que pase algo así“, señaló.

Además, aseguró que intentó llamar al aparato y la primera vez logró que sonara dos veces, pero alguien cortó. Desde entonces, cada vez que lo intenta, aparece el buzón de voz.

La respuesta del hospital

Hace un par de semanas, y luego del reclamo que entablaron las hijas de Laura Montes, recibieron una carta de parte del Hospital Padre Hurtado firmada por la jefa de comunicaciones, Sandra Pizarro, en la que explican que “no hay registro en el Servicio de Urgencia de que la paciente haya ingresado con cédula de identidad, porque ésta no se retiene. Y en cuanto al celular y cargador, se buscó en todos los lugares donde lo paciente estuvo hospitalizado, sin que se encontraran”.

“No fue posible establecer lo ocurrido porque en esa fecha hubo mucho personal nuevo y un gran movimiento de funcionarios porque fue el periodo más crítico de atención de pacientes graves”, indicaron, lamentando no haber “podido establecer lo sucedido y no darle una respuesta satisfactoria sobre las pertenencias reclamadas, por lo cual le pedimos disculpas”.

Sandra Pizarro conversó con EL DÍNAMO y explicó que “no logramos establecer qué pasó, se buscó, se hizo una bitácora para lograr establecer qué sucedió, pero no hay inventario de que haya ingresado con esto (sus pertenencias)“, agregando que los pacientes que ingresan con pertenencias se guardan en una caja con llave para que la vengan a buscar”.

“No tenemos registrado de que ella haya ingresado con eso en ese lugar”, insistió la representante del Hospital Padre Hurtado, precisando que “el Sistema de Urgencias está concebido para otorgar atención clínica y salvar vidas, en primer lugar. Lo demás se registra, en la medida en que se puede, y se conservan las cosas, se guardan, en una bolsita identificada. La ropa, en ese periodo, porque ella entró en el periodo de mayor contagiosidad, cuando estábamos en el peak, se eliminó”.

Una de las posibilidades que planteó Pizarro es que Laura Montes dejó sus pertenencias en su ropa, pero a estas alturas es difícil de establecer si eso es efectivo. Además, indicó que en Urgencias no tienen cámaras de seguridad donde atienden pacientes, solo en áreas públicas, de circulación. “No tenemos en áreas clínicas, como para ver qué pudo haber pasado. Ella estuvo un día no más en la urgencia, buscamos durante mucho tiempo, se involucraron muchas jefaturas en esto y no se logró saber qué pudo haber pasado”, añadió.

Respuesta del Hospital Padre Hurtado a la Familia Montes by El Dinamo on Scribd

Denuncia a la Superintendencia de Salud

Tras la respuesta del Hospital Padre Hurtado, la familia Montes decidió presentar hace un par de semanas una denuncia en la Superintendencia de Salud, donde expusieron el caso y adjuntaron el documento del recinto. Desde entonces, aún no reciben respuesta alguna. “Me imagino que es para largo”, sostuvo María Eugenia.

Al ser consultada por si presentarán acciones legales, Montes aseguró que primero están esperando lo que puedan decir desde esta institución. “Si no, hacerlo en paralelo. Estoy en conversaciones con mis sobrinas y mi hermana porque no queremos meter a mis papás en esto, con la muerte de mi hermana se han visto muy afectados”, contó.

Según insiste, buscarán “denunciar esto como un robo, lo estamos conversando y yo creo que sí, lo vamos a hacer. Mover todo lo que sea pertinente para que aparezca, si no puede ser que se pierdan las cosas de mi hermana”.

“Más que lamentar la pérdida del aparato, es todo lo que significa el tema de un robo. Y la cédula de identidad, quién te dice que no, lo usan para un fraude y tanta cosa que están haciendo hoy día. Al final son cosas que no puede ser que no te den respuestas y no tengan las medidas de seguridad necesarias. Ellos apelan ahora a que tienen el resguardo y que tienen una caja fuerte… ¿Entonces por qué no aparecieron las cosas de mi hermana?”, sentenció.

Más Noticias

Más Noticias