Actualidad

México construye un cementerio exclusivamente para muertos por coronavirus

Las autoridades prevén que el país alcance el peak de contagiados entre el 8 y el 15 de mayo.

México construye un cementerio exclusivamente para muertos por coronavirus
México construye un cementerio exclusivamente para muertos por coronavirus

En Guadalajara, al oeste de México, se está construyendo un cementerio con más de 700 fosas solo para pacientes fallecidos a causa del coronavirus.

Las autoridades prevén que el país alcance el peak de contagiados entre el 8 y el 15 de mayo, razón por la que los funcionarios del cementerio trabajan contra el tiempo.

El lugar, de 3.000 metros cuadrados, se construye junto al viejo panteón de Mezquitán, uno de los más antiguos de la ciudad.

“Tenemos un espacio aproximado para 700 fosas individuales. ¿Qué estamos haciendo?, ampliando la capacidad de manera inmediata”, señaló Óscar Villalobos Gámez, coordinador de servicios municipales de Guadalajara.

Según indicaron medios locales, las 700 fosas, de 1.70 metros de profundidad, estarían terminadas a finales de la próxima semana y paralelamente se están remodelando los cuatro hornos crematorios municipales.

Guadalajara es una de las ciudades más afectadas por el coronavirus en México y hasta el momento registra oficialmente 330 casos de personas infectadas y 35 muertos.

En el estado de Jalisco, los cadáveres de infectados por COVID-19 deben mantenerse en una bolsa especial y ser enterrados dentro de un plazo máximo de ocho horas a partir de que se certifica la defunción.

Por ello, las ceremonias fúnebres deben durar máximo cuatro horas, con una asistencia máxima de 20 personas y solo con los familiares más cercanos al fallecido.

Al igual que muchas ciudades en el mundo, Guadalajara se ha visto saturada con la demanda de servicios funerarios, por lo que ya estudian construir otras 800 tumbas si es necesario.

Junto a ello, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, indicó que en Zapopan también se están construyendo 200 fosas verticales para personas fallecidas por el coronavirus y cuyos familiares no dispongan de un lugar en otro cementerio.

Más Noticias

Más Noticias