Actualidad

Primera ministra de Nueva Zelanda y su gabinete se bajan el sueldo ante crisis del coronavirus

Hasta el momento, el país registra 1.401 casos y 9 fallecidos.

Gobierno de Nueva Zelanda se baja el sueldo por crisis del coronavirus
Gobierno de Nueva Zelanda se baja el sueldo por crisis del coronavirus

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, junto a todo su gabinete donarán el 20% de su sueldo durante los próximos seis meses para contribuir a la lucha contra la pandemia del coronavirus.

“Es la decisión correcta (…) es un reconocimiento de que cada persona y organización tiene su rol en la lucha común contra el COVID-19 para salvar vidas”, indicó la premier a través de un comunicado.

La jefa del Ejecutivo indicó que la donación total, que ascendería a unos 1,6 millones de dólares neozelandeses (más de 825 millones de pesos), forma parte del esfuerzo para combatir el nuevo coronavirus.

Asimismo, entre las medidas aprobadas por las autoridades de Nueva Zelanda se encuentra un subsidio de 9.000 millones de dólares neozelandeses (más de 5.400 millones de dólares) en beneficio de 1,5 millones de trabajadores.

Ardern, quien ha sido elogiada por su gestión ante la pandemia, ha logrado lo que muchos anhelan: durante cuatro días consecutivos disminuyó los nuevos casos.

Según cifras oficiales entregadas por la Universidad Johns Hopkins, Nueva Zelanda reporta 1.401 contagios y 9 fallecidos.

Una de las explicaciones que se han dado entorno a la estrategia del país, es que el gobierno ha tomado decisiones más agresivas que otros países desarrollados, como el confinamiento para toda su población durante un mes y el cierre total de fronteras.

En Nueva Zelanda, las medidas se tomaron desde una etapa temprana, siguiendo la estrategia de “eliminación” de la enfermedad, en lugar de la “mitigación” que se aplica en muchas otros países.

“Estamos dando un giro. Todavía podemos tener golpes a lo largo del camino. Pero sigo siendo cautelosamente optimista. Estamos empezando a doblar la esquina”, señaló la primera ministra Jacinda Ardern.

“Si no cerrábamos el país de inmediato, el sufrimiento se iba a prolongar mucho más tiempo. De todos modos, cerrar iba a ser inevitable, así que mejor que fuese de golpe y breve”, indicó Stephen Tindall, fundador de Warehouse, la cadena minorista más grande de Nueva Zelanda.

Más Noticias

Más Noticias