Actualidad

Rodrigo Sepúlveda, director de Tengo Miedo Torero: “Sentí siempre una responsabilidad muy grande”

Rodrigo Sepúlveda, quien estuvo detrás de la adaptación de la novela de Pedro Lemebel, conversó con EL DÍNAMO sobre el camino internacional que ha recorrido y del trabajo que le significó llevar esta obra a la pantalla grande.

Rodrigo Sepúlveda, director de Tengo Miedo Torero: "Sentí siempre una responsabilidad muy grande"
Rodrigo Sepúlveda, director de Tengo Miedo Torero: "Sentí siempre una responsabilidad muy grande"

Hace pocos días que Rodrigo Sepúlveda, director de Tengo Miedo Torero, regresó a nuestro país tras participar del Festival de Cine de El Cairo, en Egipto. En dicho certamen, la cinta que protagoniza Alfredo Castro se convirtió en la primera obra de temática LGBTI+ en participar de este festival.

En conversación con EL DÍNAMO, el cineasta y guionista explicó que “nos invitaron a El Cairo con la película a mostrarla, como una muestra especial, porque la habían visto en Venecia. Y la sorpresa fue que cuando llegué a Egipto, donde conocí a los programadores y al director del festival, y me cuentan que era la primera vez que iba una película que tenía la temática homosexual”.

Pero el camino no fue fácil, ya que los organizadores tuvieron algunos problemas para exhibirla. “Me contaron que tuvieron bastantes problemas para exhibirla. De hecho, me sugirieron que no concursara y que solo fuéramos como invitado especial. Luego, hubo otra queja y dijeron que se iba a mostrar con condiciones, solo dentro del festival y nunca con público egipcio”, relató el director.

A pesar de eso, Tengo Miedo Torero logró ser exhibida en el festival egipcio con una gran acogida, según reveló su director. “Fue bien sorprendente para mí, nunca había visto la película con público porque a Venecia no pudimos viajar. Fue mi primera exhibición con público y fue súper emocionante. Imagínate, un público internacional y la película, se reían en lugares insólitos. Pero al final la emoción fue enorme, tuvimos un espacio de preguntas y respuestas por más de una hora, fue muy bonito. Fueron dos exhibiciones con muy buenos resultados”, afirmó Sepúlveda.

Este éxito se suma a lo logrado con la película en nuestro país, cuando fue exhibida el pasado mes de septiembre en formato online, donde logró congregar a más de 170 mil personas. “A mí me alegra mucho y yo siento que es una película muy para el público, que está hecha de una manera súper abierta en términos de que, al contrario de ser una película difícil o compleja como la novela, es una historia y una trama que es súper amable con el público. Entonces ha sido muy buena la experiencia, es extraordinario todo lo que pasó”, afirmó el realizador.

Próximamente, Tengo Miedo Torero continuará su camino internacional junto a su director y el protagonista. El próximo 23 de noviembre arribarán al Festival de Cine de Guadalajara, donde además de participar en el certamen, integrarán la muestra El Maguey, que es una sección LGBTI+. Eso se suma a las visitas que realizarán en festivales de Ginebra y Alemania, entre otros.

“La película tiene una vida fuera bien grande, pero lo que yo espero con más ansias es poder darla acá en salas, con el público chileno”, afirmó Sepúlveda, quien además adelantó que para nuestro país “estamos en conversaciones con una de las cadenas de streaming grande y probablemente va a estar pronto en una”. Sin embargo, recalcó que “para mí, lo importante es darla con público”.

El proceso del libro a la pantalla

Para el director de Tengo Miedo Torero, adaptar la novela de Pedro Lemebel a la pantalla grande no fue un trabajo fácil, puesto que sintió cierta presión de estar trabajando una obra que es muy reconocida en nuestro país.

“Sí, sentí presión desde que la empecé a trabajar. Es una obra, aparte de ser de Pedro Lemebel y ser su única novela, es un texto muy conocido por todo el mundo. Como que en Chile todos lo conocemos y sabemos de ese mundo y todos tenemos en nuestro imaginario cómo era La Loca del Frente”, afirmó.

En ese sentido, aseguró que “sentí siempre una responsabilidad muy grande al momento de hacerlo y para mí fue muy liberador en un minuto entender que una película es muy distinta a una novela, pero siempre tuve el original en la cabeza y trabajé muy apegado a la historia central de Lemebel”.

Sobre esto, Sepúlveda aseguró que lo más difícil de adaptar el libro al cine fue “la forma de escritura y descripción de Lemebel, uno tenía dos caminos posibles a seguir. Un camino era muy barroco, de una puesta en escena mucho más barroca en ambientación, en cámara, en vestuario”.

“Y el otro camino que finalmente tomé, es uno un poco más distanciado, donde la puesta en escena y el arte fue más de sacar cosas que de poner cosas. Trabajé mucho más la limpieza en la pobreza y esa fue una decisión súper grande a tomar. La tentación era ir al otro lado también”, comenta el director.

“Siento que existía como una especie de nostalgia de los 80 muy querida por todos y yo siento que los 80 fueron unos años terribles, por cómo vivíamos. Sentí que era importante darle todo el adorno que podía tener una película de época y despojarla de todo lo que fuera necesario”, agrega Sepúlveda.

Consultado por la posibilidad de convertirse en la película que represente a Chile en los próximos premios Oscar, el director de Tengo Miedo Torero sostuvo que “esto es algo totalmente nuevo para nosotros porque por primera vez la Academia vota por la película (que va a los Oscar) y los que conformamos la Academia somos los técnicos y trabajadores del cine, entonces ha resultado ser súper bonito el hecho de que seamos nosotros los que elegimos”.

“Ya solo quedar sería un reconocimiento de nuestros pares, lo que sería precioso. Las películas que estamos concursando las he visto todas, son súper buenas y hablan del buen nivel en el que se encuentra el cine chileno hoy día. Ya estar ahí es fantástico pero por supuesto queremos quedar”, agregó.

“El Ministerio de las Culturas no existe”

Como cineasta, Rodrigo Sepúlveda se sumó a las críticas en contra del Ministerio de las Culturas por el nulo apoyo que han tenido durante la pandemia y que los ha sumido en una profunda crisis.

Para él, “el Ministerio no existe, para mí no existe nada. Desde que estrenamos en adelante que no hay ningún tipo de contacto, de complicidad ni nada. Eso es terrible. Nosotros, parte de la plata que recibimos por la exhibición en streaming la tuvimos que dar a los trabajadores del cine porque muchas de las personas que trabajaron en la película están cesantes hace seis o siete meses. Ha sido muy fuerte y es muy terrible la sensación de abandono que sentimos al respecto”.

En ese sentido, y sobre las declaraciones de Patricio Guzmán respecto a que este problema no es de este Gobierno si no que se extiende desde el retorno de la democracia en el país, Sepúlveda indicó que “debo decir que he hecho cuatro películas y con las cuatro he recibido dinero de parte de los fondos del Estado, eso hay que reconocerlo y decirlo”.

“Pero sí también somos un área que hemos sido siempre conflictivos y hemos causado conflicto a todos los gobiernos y es normal que eso suceda porque si no no estaríamos haciendo nuestro trabajo. Yo siento que en este gobierno se ha notado más”, remató.

Más Noticias

Más Noticias