Actualidad

Virólogo del Imperial College de Londres sobre carnet de inmunidad de COVID-19: “Es una estupidez enorme”

También criticó a la Organización Mundial de la Salud por la poca claridad en la entrega de información al comienzo de la pandemia. 

Virólogo inglés sobre carnet de inmunidad de COVID-19: "Es una estupidez enorme"
Virólogo inglés sobre carnet de inmunidad de COVID-19: "Es una estupidez enorme"

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció que a partir del próximo lunes se entregará, de forma digital, el carnet sanitario COVID-19 a las personas que cumplan determinados requisitos para ser catalogados como “no infectantes”.

Sin embargo, la medida ha generado un amplio debate en la comunidad médica internacional, ya que al ser un virus nuevo, aún no está probado científicamente en qué momento el paciente se vuelve inmune y deja efectivamente de contagiar.

Andrea Crisanti, profesor de Parasitología Molecular del Imperial College de Londres, experto en el estudio de la malaria y director del Laboratorio de Virología y Microbiología de la Universidad de Padua, es enfático en señalar que el “carnet de inmunidad” no sirve en lo absoluto.

“Eso es una estupidez enorme. No quiero ni oír hablar de eso. No se sabe nada sobre si esos anticuerpos son productivos, cuánto duran… Hablar de inmunidad en esta fase me parece fuera de todo fundamento“, indicó en una entrevista al medio español El País.

“No está demostrado que haber superado la infección proteja”, sentenció.

Crisanti se encuentra por estos días a cargo del control epidemiológico en la región de Véneto en Italia, donde recién el martes empezaron a relajarse las medidas de confinamiento.

Según él, la clave para el control del COVID-19 se basa en el aislamiento y los test masivos realizados a la población. El mismo modelo que aplicó Corea del Sur.

“La región (de Véneto) ha multiplicado su capacidad de diagnóstico y de monitoreo a nuevos casos. Es una manera de preparar una siguiente fase”, señala.

Hasta la fecha y según el registro de la Universidad Johns Hopkins, Italia registra 165.155 casos de personas contagiadas de COVID-19, de los cuales 21.645 han muerto.

Sin embargo, Crisanti es enfático en señalar que las cifras oficiales distan mucho de la realidad. “Los contagios reales son muchísimos más. Al menos siete u ocho veces: alrededor de un millón. En España debe de ser lo mismo”, argumentó.

Las regiones de Lombardía y Véneto, ambas al norte de Italia, tenían una curva idéntica al principio de la pandemia. Sin embargo, las medidas que se adoptaron para evitar la propagación del virus fueron diametralmente distintas y los resultados están a la vista.

Hasta el día de hoy, Véneto registra 14.624 casos de contagio y 940 personas muertas. Lombardía, por su parte, tiene 62.153 personas infectadas y 11.377 fallecidos.

“El secreto es que apagamos enseguida el foco que teníamos en Vo’Euganeo (Véneto). Cada vez que había un enfermo le hacíamos test a su familia y aislábamos a todos los contactos. Hubo fuerte presencia en el territorio de los servicios epidemiológicos. Apuntamos más al prevenir que al curar: hoy tenemos 100 casos al día, poco”, indicó Andrea Crisanti.

Junto a ello, criticó a la Organización Mundial de la Salud por la poca claridad en la entrega de información al comienzo de la pandemia.

“En Roma, siguieron desde el principio la línea de la OMS, que aconsejó no hacer test. Y mire, la OMS ha dicho una cosa y luego lo contrario durante toda la pandemia. Un desastre”, sentenció el académico.

Más Noticias

Más Noticias