Ambiente

Entre los años 2012 y 2013 el ISP vendió más de 300.000 animales para experimentos

Pese a que la cifra representa una baja, desde No más Vivisección señalan que no hay que cantar victoria porque no hay información sobre el panorama general; y si el IPS vende menos dicen que probablemente otras instituciones los reemplacen o se estén produciendo en otros lados.

Por , 10 de Febrero de 2014
Click to enlarge
A fallback.

Entre los años 2012 y 2013 el Instituto de Salud Pública (ISP) vendió más de 300.000 animales para laboratorios y tuvo ingresos por sobre los $300.000.000. Así lo dio a conocer un documento publicado por la ONG animalista No Más Vivisección.

La organización solicitó información por medio de la Ley de Transparencia detallando a través de un informe toda la información obtenida incluyendo el total de animales vendidos por esta entidad que destaca como el principal proveedor en Chile de animales destinados a la experimentación en laboratorio.

Entre las especies vendidas se cuentan cobayos, y cobayos hembra preñadas, ratones y ejemplares de ratones preñadas y lactantes y conejos y junto a una lista de compradores.

Sobre éstos últimos, la ley faculta a que antes de entregar la nómina se consulte a los involucrados si prefieren mantenerse en reserva, a lo que por supuesto accedió parte de ellos, por lo que aparecen algunos de ellos.

Respecto de aquellos que se mantuvieron en reserva No más Vivisección apunta que esta decisión respondió al  “temor de que grupos animalistas extremos utilicen la información con el objetivo de poner en riesgo su seguridad personal y la de los funcionarios que prestan servicios en las instituciones” o porque consideraban que esta información comercial “puede perjudicar el desempeño de sus negocios y empresas”.

De cara a años anteriores, vale recordar que entre 2000 y 2011, el Instituto vendió 1.864.419 animales, obteniendo de esas transacciones la cifra de $ 1.562.061.002. Sólo en 2011 la ventas sumaron un total de 194.986 animales,  cuyos ingresos ascendían a $189.125.048, en el 2012 disminuyeron en un 16% y ya en el 2013 en un 21%.

Un negocio marcado por el secretismo

El representante de la ONG, David Gómez, comentó a El Dínamo que “la baja en la venta de este tipo de animales nos parece muy positiva, sin embargo, no hay que olvidar que otras instituciones como las mismas Universidad de Chile, Universidad Católica y otras de origen privado también venden este tipo de animales, por lo que no podemos cantar victoria porque no tenemos información sobre el panorama a nivel general y es que si se le compra menos al ISP, probablemente las diversas entidades estén produciendo por si mismas o compren a otros proveedores privados y no tenemos cómo saber esa información”.

No obstante, el activista destaca que dado del rol del ISP como el mayor vendedor de estos animales y “como es un ente estatal debe haber una claridad con respecto al rol que está teniendo el Estado en todo lo que tiene que ver con experimentos con animales”. 

Y agrega que si, por ejemplo “si nos comparamos con países europeos como Inglaterra, que sobresale por su transparencia y -entre comillas- preocupación por el bienestar animal, tenemos una pequeña fracción de lo que se comercia allá. Sólo en un par de años, allá se usan millones de animales para experimentos en comparación con las cifras mucho menores de acá, pero eso también pasa porque nuestro mercado en mucho menor”

En  la mayoría del mundo no se manejan cifras claras porque hay mucho secretismo, nadie obliga que se fiscalice o se diga cuánto se vendió o cuántos animales hay en criaderos o cuántos murieron antes de ser ocupados en experimentos“, enfatiza.

Cabe recordar que en diciembre pasado, la Corte de Apelaciones de Santiago, rechazó en una decisión unánime un reclamo de ilegalidad presentado en contra de una decisión adoptada previamente por el Consejo para la Transparencia que ordenó entregar información respecto de la venta de animales de laboratorio del ISP.

“La ley de Transparencia ha sido una herramienta fundamental para poder cuantificar qué cantidad de animales se comercian y la plata que se está moviendo, con eso podemos estimar cómo estamos en comparación con otros países y si bajamos, con el fin hacia donde orientamos nuestro trabajo y el objetivo de acabar con las pruebas en animales”, apunta Gómez.

No más Vivisección apuesta porque en el futuro esto permita concretar su meta de acabar con el uso de animales en la  investigación científica.

Asimismo David Gómez no deja de mencionar, en esta misma línea, su preocupación por determinar los fondos que entrega el Conicyt e impulsar medidas que permitan terminar con las pruebas cosméticas en animales en el plazo más inmediato.

Revisa aquí el detalle de los resultados del trabajo del grupo animalista:

Venta de Animales Para Laboratorio 2012_2013

Sigue Leyendo

Lector recomienda