Seis claves para entender qué pasó con HidroAysén

Tras la invalidación del Comité de Ministros a la resolución adoptada a fines del mandato de Piñera, aquí te explicamos las implicancias de la decisión, las diferentes posturas y los alcances del polémico proyecto hidroeléctrico que busca instalarse en la Región de Aysén.

Por
Seis claves para entender qué pasó con HidroAysén
Compartir

El nuevo Comité de Ministros implementado por el recién asumido gobierno de Michelle Bachelet, optó por invalidar este miércoles la resolución adoptada por su antecesor en enero, casi a fines del mandato de Piñera. Aquí te explicamos qué implicancias tiene la decisión, las diferentes posturas y los alcances del polémico proyecto hidroeléctrico.

1.- ¿En qué está HidroAysén?

El proyecto, impulsado por una sociedad entre Endesa, que posee en 51% de la propiedad y Colbún con el 49% restante, recibió su Resolución de Calificación Ambiental (RCA) en mayo de 2011. La meta era construir cinco centrales hidroeléctricas en las inmediaciones de los Ríos Baker y Pascua en la Región de Aysén. Sin embargo y más allá de las pugnas y la oposición ambientalista, el proyecto está en pausa, ya que tiene suspendida la Evaluación de Impacto Ambiental de las líneas de transmisión para sus centrales. En mayo de 2012, Bernardo Larraín Matte recomendó la suspensión, apuntando su “convicción de que proyectos de la magnitud y complejidad de Hidroaysén, necesitan de una política energética que tenga un consenso amplio”.

Luego en octubre del año pasado, el ejecutivo fue más allá al afirmar que “para poder construir un proyecto de la magnitud de HidroAysén se requiere un consenso político y social al respecto y eso no existe. Por lo tanto, con o sin fallo del Comité de Ministros el proyecto está parado y va a seguir parado”.

A fines de 2013 se indicó que Endesa y Colbún ya han invertido más de US$270 millones en un proyecto que considera una inversión total de US$4.500 millones.

2.- Pasándole la pelota a Bachelet

El 30 de enero, el Comité liderado por la entonces titular de Medio Ambiente, María Ignacia Benítez, dejó en pausa su decisión sobre 2 de las 35 reclamaciones de cara a las resoluciones ligadas al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) y que procedían tanto de la empresa como de los opositores. Asimismo, se solicitaron dos nuevos estudios a los responsables para resolver el impacto que tendría la construcción de la megacentral hidroeléctrica en la zona y en su gente, y otro sobre el impacto en los glaciares.

De esta forma la instancia que también integraban los titulares de Energía, Jorge Bunster; Minería, Hernán de Solminihac; Salud, Jaime Mañalich; Economía, Felix de Vicente; y Agricultura, Luis Mayol, que tuvo bajo su mirada por más de dos años el proyecto, en la practica, traspasó la entrega de una definición al nuevo gobierno.

Poco después, HidroAysén reaccionó criticando ácidamente la decisión del Comité. La calificaron de “extemporánea, dilatoria y desprolija”. Además destacaron cómo la instancia ministerial demoró dos años y medio en solo en abordar las 35 reclamaciones “algo que según la ley debía ocurrir en un lapso de 60 días, para finalmente esquivar un pronunciamiento”.

3.- ¿Qué significa la invalidación anunciada por Badenier?

Este miércoles, el comité liderado por el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, apuntó “vicios de ilegalidad” al justificar la resolución de volver a foja cero el proceso de revisión de la totalidad de las reclamaciones (que además cuentan con cerca de mil objeciones). “Lo pertinente es que los recursos de reclamación puedan verse integralmente, creemos que con esta decisión las materias reclamadas vuelven a su cauce institucional; nosotros como ministerio de Medio Ambiente somos los primeros llamados a respetar la institucionalidad ambiental”, dijo.

Luego de esto, se abre un plazo de 60 días para que se entregue una definición de fondo sobre las reclamaciones.

4.- Borrando la decisión de Piñera

Otro herido en el camino es el ex presidente Sebastián Piñera. La decisión de invalidar lo determinado por su otrora Comité de Ministros se suma a una decena de proyectos de Ley del anterior Ejecutivo a los que Michelle Bachelet decidió bajarles la cortina y borrarlos de la agenda legislativa, por ir en contra de lo que plantea su propio Programa de Gobierno. El recientemente retirado proyecto de Ley ligado a los Obtentores Vegetales, conocido como Ley Monsanto, es otro ejemplo. 

“La manera de proceder del comité el 30 de enero es inédita, nunca se habían abordado de manera parcial y de manera fraccionada los recursos de reclamación. Creemos que todas las personas naturales y jurídicas incluso el titular tienen el derecho a presentar recursos de reclamación, tienen el derecho a que esos recursos sean abordados como corresponde por parte de la autoridad”, dijo el actual ministro de Medio Ambiente.

La decisión del Gobierno pone en jaque la forma en cómo Piñera y su equipo abordaron la política energética y sobre todo la institucionalidad ambiental, que le tocó echar a andar. Máximo Pacheco, ministro de Energía, dijo que en 100 días presentarán “al país una agenda de energía de mediano y largo plazo”, otra de las falencias que quedó más profundamente marcada de la administración anterior.

5.- Ambientalistas: a la espera de una caída definitiva

Los opositores al proyecto celebraron la decisión. “Da una señal para que la institucionalidad ambiental vuelva a su cauce, la cual, incluso ya deficiente, fue sistemáticamente vulnerada por los anteriores gobiernos”, comentaron desde el Consejo de Defensa de la Patagonia (CDP).

Manuel Baquedano, presidente del Instituto de Ecología Política (IEP), señaló, a su turno, que “por fin el Comité de Ministros hizo un análisis global del proyecto HidroAysén, el que a estas alturas no tiene viabilidad económica, política y social. Por lo tanto, lo que cabría en los próximos dos meses es que dicho Comité lisa y llanamente rechace el proyecto en forma definitiva”.

6.- El análisis de la industria

Desde el gremio que agrupa a las empresas eléctricas, su timonel Rodrigo Castillo optó por destacar que la determinación de hoy: “no implica un juicio respecto del  proyecto en sí mismo, es simplemente un juicio respecto de la legalidad de la decisión anterior”.  Sin embargo, agregó que “definitivamente la energía que aportaría HidroAysén, si este no existiera, debiera ser reemplazada por otras energías con lo que se generaría una dificultad adicional que es evidente”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares

Recomendados