Obispo Luis Infanti y cambios a Código de Aguas: "Debe ser propiedad de la nación"

"El compromiso mio frente a estos temas del agua y el medio ambiente surge a raíz de una reflexión compartida y una postura frente amenazas para estos elementos que sufrimos aquí en Aysén", dijo el obispo aysenino.

Por
Obispo Luis Infanti y cambios a Código de Aguas: "Debe ser propiedad de la nación"
Compartir

Un significativo reconocimiento “por su importante contribución a la protección del agua” recibirá este jueves de manos del Comité Chileno para el Programa Hidrológico Internacional de la UNESCO (CONAPHI Chile) el obispo de Aysén Luis Infanti. El galardón, que  se entrega desde 2005, tiene como objetivo distinguir  a “personas o entidades del ámbito de la política, de las comunicaciones y de la investigación científica que dentro de su quehacer se hayan destacado en la protección de los recursos hídricos”.

El obispo Infanti fue distinguido por su trabajo en defensa del elemento, por lo que se destacó su  “Carta Pastoral ‘Danos Hoy el Agua de Cada Día’”, publicada en 2008 y en la que expresaba que “estamos en un momento histórico en que se nos ofrece la oportunidad de un profundo cambio cultural, para reanimar la vida de nuestro planeta”, e invitaba a reflexionar sobre “el valor del agua, como elemento vital para la humanidad” y la “responsabilidad de cada persona por el cuidado y la defensa de su medio ambiente”.

En conversación con El Dínamo, el prelado se declaró agradecido e indicó que “no me siento merecedor más que otros, por lo que interpreto más que un reconocimiento personal sino que un premio al pueblo y a la Iglesia de Aysén. El compromiso mio frente a estos temas del agua y el medio ambiente surge a raíz de una reflexión compartida y una postura frente amenazas para estos elementos que sufrimos aquí en Aysén. Es un reconocimiento frente a la lucha que llevamos para que el agua sea reconocida como un elemento que nos ayuda a construir democracia, sociedad, a respetar y valorar los bienes que son colonizados modernamente por depredadores del medio ambiente”.

En este sentido el obispo aysenino reiteró sus críticas al actual Código de Aguas y relevó la importancia de limitar los derechos de los privados frente a este elemento. “Hay una frase del Papa Juan Pablo II que dice ‘sobre toda propiedad privada grava una hipoteca social’, esto obliga a que en elementos esenciales para la vida, por sobre la propiedad y los derechos privados, prime la necesidad de la gente. Privar de agua, elemento esencial para vida de todo ser vivo no solo los humanos, es quitarle la vida, marginarlo y atraparlo en las redes de la muerte”, dijo.

De cara a la opción de establecer una reforma constitucional que garantice el acceso al agua como bien de uso público, Infanti incluso va un paso más allá al subrayar que “yo más que una reforma, creo que es indispensable una nueva Constitución. Ahora si por mientras, se puede hacer una reforma, mientras se llega a este objetivo final, indudablemente se transforma en un tema urgente e indispensable”.

“Evidentemente lo que uno ve cada día con más claridad es que la actual Constitución Política del Estado es reflejo de una mentalidad y concepción del Estado y de una realidad chilena que hoy no tiene nada que ver con los años en los que fue redactada”, agregó.

El obispo Luis Infanti, también tuvo palabras para la situación que enfrenta la región de Aysén frente a este tema. Indicó que más allá de que “tengo la convicción de que HidroAysén está moribundo y con una pata en el cajón, el principal problema de las aguas de Aysén es que el 96% son propiedad de una sola empresa, Enel de Italia, que además en transnacional y extranjera por lo tanto es un tema de propiedad y de soberanía porque el agua debe ser propiedad de la nación  y esta empresa se adueña de un elemento cada día más vital para la humanidad”.

“Hoy la batalla contra HidroAysén la damos por vencida  la guerra en general apunta al agua como derecho humano y bien nacional de uso público”, sentenció.

En la ceremonia de CONAPHI Chile, que se realizará en la sede del Congreso Nacional en Santiago durante las XVIII Jornadas de la organización, también se reconocerá a Jorge Marzuca como “personaje destacado en el ámbito de las comunicaciones” por su documental “Las Cruces de Quillagua”. La obra, de carácter autogestionada, muestra la realidad actual del nortino poblado, emplazado en el lugar más seco del desierto de Atacama y que, dentro de sus varios galardones, en 2013 recibió el premio especial del jurado FIDOCS.

Rodrigo Mansilla Vicencio, presidente del comité organizador de las XVIII Jornadas CONAPHI Chile, indicó que “estos premios tienen por objetivo reconocer en forma anual y públicamente a personas o entidades que se hayan destacado en la creación y articulación de políticas públicas, en el desarrollo y fortalecimiento del sector privado, en la promoción los valores ambientales, especialmente en los relacionados con el uso y manejo del agua, y en la búsqueda de un mayor conocimiento científico sobre los recursos hídricos del país, durante el año 2014”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares