HidroAysén renuncia a derechos de agua y se olvida de su compromiso de energía barata

La medida se ve en la zona como un paso para ir desechando la iniciativa hidroeléctrica y avanzar en una matriz regional propia basada en ERNC.

Por
HidroAysén renuncia a derechos de agua y se olvida de su compromiso de energía barata
Compartir

Sin publicidad alguna y a pocos días de concluir su rol como vicepresidente ejecutivo de HidroAysén, Daniel Fernández hizo una gestión fundamental en la oficina de partes de la Dirección General de Aguas en Coyhaique.  El 4 de septiembre, se desistió de los derechos de agua solicitados en dos ríos: el Mañihuales  y La Paloma.

Con esta acción la empresa dio un paso para ir sepultando su oferta, recogida por la resolución de calificación ambiental favorable de mayo de 2011, tendiente a entregar energía barata a los habitantes de Aysén incorporando a la matriz local centrales hidroeléctricas  y eólicas.

Fue en 2008 cuando Hernán Salazar, en la época gerente general de HidroAysén que luego fue reemplazado por Fernández, hizo el anuncio en la zona.  La fórmula escogida fue instalar una serie de pequeñas centrales de ERNC y eólicas, esquema en el cual el río Mañihuales y el río La Paloma eran fundamentales.

Hidroaysen_rios

Sin embargo, esto quedó en nada al conocerse las resoluciones del 29 de septiembre de este año donde Giovanna Gómez, directora regional de la DGA, acoge el desistimiento de Fernández.

El representante de la Agrupación Mañíos y Baguales de Mañihuales, Erwin Sandoval, expresó que “esto es la muestra irrefutable de que a HidroAysén solo le interesa su mega proyecto y que no existe ni existió nunca un verdadero compromiso con Aysén”.  Indicó que “Este es un gran momento para tomar decisiones que beneficien a la región a través de las ERNC y no como ofrecimientos mezquinos para hacer mega proyectos, sino como una verdadera matriz regional para nuestras reales necesidades”.

En tanto el coordinador de la Coalición Ciudadana por Aysén Reserva de Vida, Peter Hartmann, planteó que “es un reconocimiento de que todo era marketing, con promesas imposibles de cumplir en la práctica y más aún en un tema que le corresponde resolver al Estado”. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más Ambiente

Últimas noticias

Populares