Ambiente

Autoridades locales aseguran que "hace dos meses" hay denuncias contra el relleno Santa Marta

El concejal del PS, Sebastián Rosas, asegura que vecinos de la zona habían denunciado a la municipalidad malos olores emanados del relleno sanitario Santa Marta, y que habían asegurado que la empresa contaminaba las napas subterráneas. Pero asegura que "el incendio nos tomó por sorpresa".

Por:  El Dínamo

Este martes los santiaguinos despertaron con una nube de humo en el cielo y un hedor fuera de lo común. Y no era precisamente smog ni tampoco el olor de una indigestión colectiva. Sino que un incendio en el relleno sanitario Santa Marta, en Talagante, que terminó por afectar a todas las comunas de Santiago.

El relleno, inaugurado en 2002 y que recibide cerca de 100 mil toneladas de basura de parte de 17 comunas, nunca ha estado exento de las polémicas. De hecho, a pocos meses de haberse inaugurado, fue clausurado por la Dirección de Finanzas de la Municipalidad de Talagante por no cumplir con todos los requerimientos técnicos necesarios.

Según consigna El Mercurio de la época, la alcaldesa de la comuna, Lucy Salinas, dijo que el relleno Santa Marta era un “simple basural” y aseguró que “incluso la gente que trabaja en la recolección de basura tiene graves problemas, porque ellos mismos, que no son especialistas en medio ambiente, saben que esto es un proyecto malo y que han actuado en la ilegalidad, y por eso alguien tiene que tomar cartas en el asunto”.

Los problemas fueron solucionados por la empresa, sin embargo, a lo largo de los años han habido distintos conflictos con los vecinos por malos olores y contaminación de aguas con líquidos percolados. Según el concejal del PS y miembro de la comisión de medio ambiente de la Municipalidad de Talagante, Sebastian Rosas, estos conflictos revivieron hace poco tiempo.

“Desde hace un par de meses atrás que el municipio había recibido denuncias de vecinos de sectores aledaños, específicamente del sector de Lonquén y el Papagayo. Se nos había informado de los malos olores que había en el lugar y de los líquidos percolados que estaban dañando las fosas subterráneas de agua y los canales de regadío cercanos. Habían videos y muestras que nos habían entregado de la contaminación del agua y quejas constantes porque los olores se intensificaron con las subidas de temperatura”, dijo Rosas a El Dínamo.

Según el concejal, que el municipio iba a tomar acciones respecto a esta situación y que ya se habían reunido con los vecinos. Pero que “nos pilló de sorpresa el derrumbe y el incendio”. En tanto, la empresa asegura que el siniestro se debió a las altas temperaturas en el lugar.

Más Noticias

Más Noticias