Ambiente

Cómo la principal ciudad de Eslovenia se transformó en la nueva “Capital Verde” de toda Europa

En 2013, la ciudad modificó el flujo de tráfico en su interior y dio prioridad a los peatones, ciclistas y transporte público.

Por:  El Dínamo

Liubliana es una ciudad pequeña. En ella habitan solo 272.140 personas, por lo que recorrer el centro a pie es una actividad usual para sus habitantes. Todo transcurre a su tiempo: la agitada vida de las masivas ciudades llenas de autos, bocinazos, gente que fuma, es una realidad alejada de la capital de Eslovenia, país europeo ubicado al sur del continente. 

Desde hace una década trabajan en una serie de medidas urbanas verdes, que dialoguen con el medio ambiente y la sustentabilidad. De hecho, en 2013 Liubliana modificó el flujo de tráfico y dio prioridad a los peatones, ciclistas y transporte público. El uso de la bicicleta está creciendo, con más de 1,6 millones de viajes que usan el BicikeLJ, un sistema que funciona desde 2011.

Esa visión ya dio frutos: Liubliana se coronó como la nueva Capital Verde de Europa 2016, título que premia los esfuerzos y compromiso de las ciudades con el medio ambiente. La capital será la embajadora del desarrollo urbano sostenible y compartirá y promoverá las mejores prácticas que se han aplicado y probado en la capital eslovena.

Por otro lado, la Comisión Europea está desarrollando una nueva herramienta voluntaria que puede usar cualquier ciudad para medir y supervisar su rendimiento medioambiental. Este instrumento, que será lanzado en junio próximo, se basa en los doce criterios empleados para seleccionar a las Capitales Verdes Europeas.

Más Noticias

Más Noticias