Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Bienvenido Patagonman Xtri 2018

Bienvenido Patagonman Xtri 2018 Bienvenido Patagonman Xtri 2018

"No alentemos nosotros mismos su cosificación. Es bueno ser inscritos en un calendario mundial de una justa deportiva, pero no perdamos de vista el riesgo ulterior. ¿Qué beneficios trajo a Senegal la realización del rally París-Dakar?".

Geoconda Navarrete Arratia

Por


Intendente Regional de Aysén

El domingo 9 de diciembre se llevará a efecto en la Región de Aysén una fecha del circuito Xtri World Tour, el cual se realiza desde 2003; competencia extrema que incluye 3,8 kilómetros de natación en el mar, 180 kilómetros de ciclismo y otros 42.2 de trote, y que en esta oportunidad se denomina Patagonman Xtri 2018. Interesante iniciativa que podría tener impacto favorable para nuestra región.

La etapa de la natación comienza saltando desde la cubierta de una embarcación a las aguas del Fiordo Aysén, con destino a Puerto de Chacabuco; una vez allí, los competidores se montarán en sus bicicletas para avanzar por la Carretera Austral hacia su siguiente destino, ubicado a 180 kilómetros de distancia, en Cerro Castillo, comuna de Río Ibáñez, para concluir con una carrera de 42,2 kilómetros, cuya meta estará en la ribera del Lago General Carrera.

Según sus organizadores, el evento tiene un costo de 300 millones de pesos, dos tercios de los cuales son aportados por privados, por lo que el apoyo financiero regional solicitado es de cien millones, cuestión que evaluaremos como Gobierno Regional de Aysén. Para ello, deberán tenerse a la vista la mayor cantidad de antecedentes que permitan dimensionar los reales alcances de todas y cada una de las externalidades del evento.

Independiente de la decisión soberana que adopten los consejeros regionales, y habida consideración que el Presidente de la República nos ha encomendado la misión inexcusable de estar cerca de la gente, bien vale agudizar la mirada y preguntarnos si estamos resguardando el cumplimiento de ese deber cuando nos embarcamos en un evento de tal magnitud.

Al observar el clip promocional de Patagonman resulta curioso observar la abstracción que sus realizadores hacen de la presencia humana en la Patagonia, presentándola como un territorio agreste e inhabitado, donde solo viven huemules, guanacos, pumas y cóndores. A partir de ese visionado cabría preguntarse si acaso a las autoridades regionales nos corresponde o no advertir esa abstracción absoluta de la vida humana que se desarrolla en nuestra Patagonia. No hacerlo sería rendirse frente al paternalismo del mundo desarrollado, que alucina con un mundo salvaje y atractivo más allá de sus metrópolis.

Previo al análisis del costo-beneficio de una actividad de estas características, cabe tener presente que la Patagonia es más que una simple locación cinematográfica o deportiva extrema; es un lugar del planeta habitado por seres humanos; por ello, sus habitantes son tan o más importantes que ella misma. La Patagonia es mucho más compleja y rica que esa definición reduccionista de su vastedad, su complejidad está determinada por el carácter singular de su gente. Ella no se agota como un territorio agreste ocupado solo por huemules y pumas. En virtud de aquello, habría que preguntarse si un evento como Patagonman calza dentro de la cultura local, de sus costumbres y modos, y de ser así, cuánto interés local es capaz de convocar, y si dentro de los 300 inscritos se habrá asegurado la participación de algún deportista patagón.

Nos sentimos orgullosos como habitantes y autoridades que una organización internacional nos considere en sus planes, pero, que quede claro que no estamos obligados a ser obsecuentes sine qua non, y consentir que desde afuera nos sigan invisibilizando como el enorme asentamiento humano en que nos hemos convertido.

Bienvenido sea esta y cualquier otra iniciativa que ponga en valor el territorio de la Patagonia, pero siempre teniendo presente que se trata de una región compuesta de cuatro provincias y diez comunas habitadas por personas que quieren ser incluidas en la postal de la Patagonia. No alentemos nosotros mismos su cosificación. Es bueno ser inscritos en un calendario mundial de una justa deportiva, pero no perdamos de vista el riesgo ulterior. ¿Qué beneficios trajo a Senegal la realización del rally París-Dakar?

El valor agregado de la Patagonia está en su gente, su flora y su fauna le dan relato a su belleza. La Patagonia no es una tierra indómita. Verla quieta o en acción, es por sí solo un desafío que conmueve los sentidos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día