Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Carta abierta a la comunidad Mapuche

Carta abierta a la comunidad Mapuche Carta abierta a la comunidad Mapuche

"Los abrazaremos y con llanto les pediremos perdón por Matías, Camilo y tantos más que han asesinado. Sepan que todos ellos son héroes, weichafes que lucharon por lo que era justo".

Janet Noseda

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

El dolor que siento por el asesinato de Camilo Catrillanca es profundo y se mezcla con rabia e impotencia. Me imagino que si yo, que no soy mapuche, me siento así, cómo estarán ustedes, especialmente la familia de Camilo. Desde Santiago hemos apoyado la demanda por sacar al comando jungla y establecer justicia para Camilo con marchas, protestas y cacerolazos pero siento que es insuficiente. Nada de lo que hagamos devolverá la vida del joven mapuche. Nada de lo que hagamos va a sacar a FFAA de la Araucanía. Nada de lo que hagamos les va a devolver su dignidad, les quitará el miedo a sus niños y mujeres. Nada.

Durante siglos, ustedes han resistido a la colonización y hasta hoy, año 2018, son el único pueblo nativo que continúa peleando, que no se deja colonizar. Eso me llena de orgullo. Los mayas, los aztecas, fueron pueblos maravillosos pero que sucumbieron ante la colonización, mientras ustedes, valientes guerreros y guerreras, continúan luchando.

Violeta ya lo decía, primero fueron los Españoles, que los mataron, torturaron, violaron y despojaron de sus tierras. Les obligaron a adquirir una religión. Después continuó Chile atacándolos, matándolos, torturándolos, metiendo FFAA de noche a sus comunidades haciendo llorar de terror a sus niños. Yo me imagino que si soy víctima de un robo, llamo a carabineros y a lo más me toman mi declaración pero si es en la Araucanía, a ustedes los llegan a buscar hasta con helicópteros un comando preparado para la guerrilla, solo porque son Mapuches.

Pasan y pasan las décadas y nada cambia. Nadie les devuelve sus tierras (porque está el conflicto con las grandes forestales) y siento que ustedes saben más que nosotros de cuidar la tierra. Dicen que son flojos y no trabajan la tierra, cuando gracias a ustedes, aún tenemos lugares de la naturaleza no extinguidos. Gracias a ustedes, la Araucanía no es un desierto.

Hermano mapuche, hermana mapuche, perdónennos por todo el dolor que han aguantado por siglos. Somos hermanos, no enemigos. Perdón por el terrorismo de Estado al que están sometidos día a día. Perdón por los asesinatos. Perdónennos porque les arrebatamos a Camilo. Que su mujer embarazada y su hija sepan salir de este profundo dolor.

Somos muchos y muchas quienes estamos con ustedes. Queremos que les devuelvan sus tierras. Que desmilitaricen la zona. Que duerman en paz. Que sean los guardianes de nuestra naturaleza.

El dolor que les hemos causado va por todos los colores políticos. No hay ningún gobierno, de ningún sector, que haya tenido cojones para devolver sus tierras ancestrales. Sólo han apagado el fuego con bencina. Todos y todas somos culpables.

Sepan que la inmensa mayoría de chilenos y chilenas está con ustedes y lucharemos, si nos permiten, a vuestro lado. Los abrazaremos y con llanto les pediremos perdón por Matías, Camilo y tantos más que han asesinado. Sepan que todos ellos son héroes, weichafes que lucharon por lo que era justo.

Mi querido hermano mapuche, perdónennos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día