Cerrar
Cerrar publicidad

Educación

Colaborar en el aula para vivir la democracia del siglo XXI

Colaborar en el aula para vivir la democracia del siglo XXI Colaborar en el aula para vivir la democracia del siglo XXI

"La democracia se celebra fortaleciéndola y buscando estrategias para mantenerla vigente y pertinente. En esta tarea, la colaboración en el aula puede marcar una diferencia fundamental".

Hugo Martínez

Por


Director Académico de Colegium.

¿Cómo viven el sistema democrático las nuevas generaciones? Al responder con los indicadores tradicionales, las respuestas son alarmantes. Pareciera que la apatía, abstención electoral y desinterés son características de los jóvenes.

Pero en vez de quedarnos con los indicadores tradicionales, quizás valga la pena buscar nuevos indicadores que ayuden a comprender las formas en que las nuevas generaciones viven la democracia.

En su gran mayoría los estudiantes del nuevo milenio son plenamente conscientes de sus derechos y libertades ciudadanas, las defienden y argumentan tanto en el hogar como en el aula. Aunque muchos adultos esperan que esta misma conciencia existiera respecto a los deberes, el cuidado que los jóvenes tienen por sus derechos en un buen indicador.

Las nuevas generaciones viven en un mundo interconectado, en que el acceso a la información es expedito y diverso. Que los jóvenes no utilicen los canales tradicionales y formales de información, no implica que estén desinformados. En este aspecto, el indicador también es positivo especialmente si se consideran adicionalmente los espacios de debate e interacción, que se vinculan a los nuevos canales de difusión.

Estas nuevas prácticas de vivir en sistemas democráticos son ciertamente insuficientes para asegurar la participación y representación de las nuevas generaciones en el debate y las decisiones sociales y políticas.

Probablemente el más importante desafío de la formación ciudadana para la democracia del siglo XXI, se relaciona con la educación para la participación y la colaboración. En esta tarea, el rol de la escuela es insustituible.

Aprender colaborando y participando se constituye no solo en un desafío didáctico para el aula, se trata también de generar espacios que entreguen oportunidades de experimentar nuevas formas de interacción social. Nuestra experiencia apoyando innovaciones en el aula, nos demuestra que cuando los alumnos colaboran en resolver un desafío matemático no solo están adquiriendo con mayor significatividad un conocimiento, están aprendiendo a debatir, argumentar y llegar a consenso con otros.

La democracia se celebra fortaleciéndola y buscando estrategias para mantenerla vigente y pertinente. En esta tarea, la colaboración en el aula puede marcar una diferencia fundamental.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día