Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Cuidados de las personas mayores necesarios si de verdad queremos un Chile mejor

Cuidados de las personas mayores necesarios si de verdad queremos un Chile mejor Cuidados de las personas mayores necesarios si de verdad queremos un Chile mejor

En América Latina un 11% de la población mayor vive en situación de dependencia, esto es “necesita de cuidados de otro para resolver las actividades básicas de la vida diaria”, según el Observatorio de la Vejez (BID).

Paula Forttes Valdivia

Por


Gerontóloga y Directora de Comunidad Mayor

Chile al igual que América Latina envejece a una velocidad acelerada, pasar de un 7% de población mayor a un 14% a Francia le tomó 115 años, pero nuestro país lo ha hecho en solo 27. Lideramos en la región el envejecimiento poblacional y evidenciamos los problemas de un envejecimiento acelerado; muchos chilenos han llegado a viejos porque resistieron el efecto de enfermedades infecciosas gracias a los avances médicos que no necesariamente estuvieron relacionados con una mejora en las condiciones socioeconómicas y en la calidad de vida de los mismos. Palloni y Mceniry (2007) advierten que una consecuencia de esta evolución es que las personas mayores podrían estar expuestos a mayores niveles de fragilidad, con consecuencias imprevisibles en sus condiciones de salud futuras, un ejemplo de esto es el aumento de personas con enfermedades crónicas o que el 80 % de los enfermos de diabetes viven en países de rentas medias o bajas, algo similar a lo que ocurre con la hipertensión.

En América Latina un 11% de la población mayor vive en situación de dependencia, esto es “necesita de cuidados de otro para resolver las actividades básicas de la vida diaria”, según el Observatorio de la Vejez (BID). En Chile, según la Casen 2015, aproximadamente un 14,4% se encuentra en esta condición. La necesidad de cuidados va en aumento en un escenario donde se reducen las capacidades de la familia por proveerlos, principalmente porque la familia se reduce y porque las mujeres -que son las cuidadoras tradicionales- se incorporan al trabajo formal y eso disminuye la oferta natural de cuidados. Por otra parte, si analizamos las capacidades financieras de las personas mayores de contratar cuidados, estas son casi nulas y es en este contexto donde la ausencia de políticas en la materia se transforma en una preocupación anexa que viene a agravar aún más el problema.

Hemos visto hace unos días como se promueven políticas de desarrollo urbano inclusivo, servicios públicos cercanos y envejecimiento saludable, eso continúa con las líneas preventivas que se han venido desarrollando desde los 90. No obstante, la ausencia de medidas en referencia a los cuidados debe poner en alerta a los servicios de salud que seguirán absorbiendo una demanda de dependientes sin servicios sociales de apoyo, como también a los Chilenos que experimentarán la pérdida de autonomía sin soportes solidarios de ningún tipo.

Chile no es el único país de América Latina que se encuentra atrasado. En la actualidad, solo Uruguay se encuentra implementando un Sistema Nacional de Cuidados, no exentos de dificultades, pero con la convicción de que cuando firmaron al igual que Chile la Convención Interamericana de Derechos de las Personas Mayores se comprometieron con el Artículo 12 “Derechos de la persona mayor que recibe servicios de cuidado a largo plazo” que dice expresamente lo siguiente:

“La persona mayor tiene derecho a un sistema integral de cuidados que provea la protección y promoción de la salud, cobertura de servicios sociales, seguridad alimentaria y nutricional, agua, vestuario y vivienda; promoviendo que la persona mayor pueda decidir permanecer en su hogar y mantener su independencia y autonomía.

“Los Estados Parte deberán diseñar medidas de apoyo a las familias y cuidadores mediante la introducción de servicios para quienes realizan la actividad de cuidado de la persona mayor, teniendo en cuenta las necesidades de todas las familias y otras formas de cuidados, así como la plena participación de la persona mayor, respetándose su opinión.

“Los Estados Parte deberán adoptar medidas tendientes a desarrollar un sistema integral de cuidados que tenga especialmente en cuenta la perspectiva de género y el respeto a la dignidad e integridad física y mental de la persona mayor”.

Se requieren medidas en materia de cuidados si queremos de verdad un Chile Mejor.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día