Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

De condones y baby-boom

De condones y baby-boom De condones y baby-boom

"Este período de aislamiento social puede facilitar el aumento de nacimientos, lo que permitiría quebrar la curva a la baja que estamos presentando desde hace años".

Por


Coordinador AIDS Healthcare Foundation (AHF CHILE)

1 de Abril de 2020

¿Es posible que tengamos un aumento de nacimientos a fines de octubre y/o noviembre? Claro que es posible. De seguro lo llamaremos “baby-boom COVID” o “baby-boom lockdown” para seguir la moda del uso de palabras anglos.

Este período de aislamiento social puede facilitar el aumento de nacimientos, lo que permitiría quebrar la curva a la baja que estamos presentando desde hace años. La última información disponible sobre tasas de natalidad del Instituto Nacional de Estadísticas corresponde a 2017, donde se evidenció una disminución de 5,4% en relación a 2016. La Tasa Global de Fecundidad o número promedio de hijas/os por mujer es de 1,6 en 2017, por debajo de la tasa de reemplazo situada en 2,1 y, por supuesto, muy lejana de la tasa de 5,1 de inicio de la década del 60.

Las propuestas para aumentar la población nacional (originaria por supuesto) van desde la preocupación por quién va a mantener a los mayores de edad (a pesar que la pensión es individual y no de reparto) y la seguridad nacional (hoy es más efectivo un dron que un soldado en la frontera). Esto ha llevado a presentar ideas legislativas como la anunciada por el Presidente Piñera con ocasión de la cuenta pública de 2013. Ahí se anunciaron bonos para quienes tengan tres o más hijos y apoyo para tratamientos contra la infertilidad. Esto permitiría “contribuir a recuperar los índices de natalidad perdidos”. Lo cierto es que los nacimientos han seguido decayendo con un alivio dado por los nacimientos de la población migrante.

La posibilidad de que tengamos más nacimientos a fin de año cuenta con un factor adicional. La empresa Karex Bhd, el mayor proveedor del mundo de condones con más de 3.000 millones de preservativos exportados por año, es decir, uno de cada cinco condones que se venden o distribuyen en el mundo, ha anunciado que se avecina una escasez de este producto, ya que el coronavirus obligó a cerrar la producción.

En las dos últimas semanas no se ha producido un solo condón, por lo que el déficit asciende a 100 millones de condones, que son comercializados bajo la marca de Durex o suministrados a programas de salud nacionales (como el NHS de Gran Bretaña) o distribuidos por programas de ayuda como el Fondo de Población de Naciones Unidas, según publican medios de prensa ingleses.

Los países que mayormente producen condones son Malasya, China, India y Thailandia. Ya sabemos lo que sucede en China que recién está volviendo a la normalidad; mientras que en India y Thailandia las infecciones están creciendo. Por otro lado, Malasya se encuentra con cuarentena obligatoria decretada por el gobierno de ese país.

El Presidente Ejecutivo de Karex, Go Miah Kiat, ha confirmado que se ha autorizado reiniciar la producción de preservativos pero al 50% de su capacidad operativa. Y aunque es un avance, teme que la escasez no sea de dos semanas o un mes, sino que podría durar meses.

En Chile, según la 9na. Encuesta Nacional de Juventud, un 49,2% de las/os jóvenes declararon haber usado condón en su última relación. Un 92,3% de ellas/os declararon que lo usaron para prevenir embarazos y un 72% para prevenir VIH.

Quizás el aumento de embarazos se vea disminuido por el uso de otros métodos anticonceptivos como la pastilla, inyectables, implantes o píldora del día después. En el caso del VIH es un elemento esencial de protección; así que a socializar prácticas de sexo seguro.

Comenta