Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Dignidad, la nueva bandera

Dignidad, la nueva bandera Dignidad, la nueva bandera

No podemos repetir los 1.313 niños muertos en SENAME entre 2005 y 2016, 150.000 niños fuera del sistema escolar en 2016 o viajes en el transporte público que demoran por tramo un promedio de 50 minutos, y va aumentando.

Patrick Poblete

Por


Coordinador General Podemos Más UDD. Estudiante de Ingeniería Civil Industrial Universidad del Desarrollo

Es un hecho que la centroderecha se vio sumamente fortalecida tras el triunfo en las elecciones presidenciales. Los 9 puntos de diferencia de Sebastián Piñera con Alejandro Guillier y el ser el bloque más grande del Congreso Nacional son consecuencias de un correcto diagnóstico sobre los dolores y sueños de las familias y, por qué no, también del errado diagnóstico del gobierno de Michelle Bachelet, que continuó y profundizó en su discurso el candidato oficialista.

Recordemos que en marzo de 2014 Bachelet asumió con un 54% de aprobación y un 20% de desaprobación según Adimark y después de un triunfo electoral sustancial. Esto significa una alerta para ChileVamos pues existe la necesidad urgente de generar un relato que transmita a la ciudadanía un proyecto de más de 4 años para que esta historia no culmine como la sepultada Nueva Mayoría.

El sueño al que invitó la campaña de Sebastián Piñera es el de “Tiempos Mejores”: más empleo, estabilidad para la clase media y prosperidad. Esto logró llegar a las sobremesas de nuestro país, porque fue posible darle un sentido humano, una cara y de sintonizar con el diario vivir. El peligro que existe es que este impulso se diluya en las acciones del día a día del nuevo gobierno; por eso, hay que ampliar la base de razones por las cuales las personas sintonizan con el Chile que queremos, hay que posicionar como lógicas, obvias y de sentido común las ideas de la centroderecha.

Uno podría preguntar entonces, ¿Hay una gran idea, una gran causa, que mueva a la centroderecha por completo?

Existe hoy una grata diversidad en el sector, partidos más conservadores o más liberales, pero existe también un gran consenso en el camino que debe seguir nuestro país. En ese contexto, dentro de las ideas más potentes, está la que nos muestra que una sociedad de libertades, oportunidades y basada en la familia, dignifica a cada uno de sus miembros.

Debe ser la dignidad entonces, la idea que mueva las pasiones, los discursos y las acciones del sector. Traer dignidad a los niños del SENAME, a los reos que quieran reinsertarse, a las más de 2 millones de personas que viven bajo la línea de la pobreza, a las familias que sufren llegando a fin de mes, a quienes deben viajar horas para trabajar o para acceder a servicios básicos, a los que hacen largas filas para obtener un cupo en un colegio para sus niños, los que esperan atención en servicios de salud, de vivienda y así una larga lista de compatriotas que tienen sueños, anhelos y que por una u otra razón los ven truncados.

No podemos repetir los 1.313 niños muertos en SENAME entre 2005 y 2016, 150.000 niños fuera del sistema escolar en 2016 o viajes en el transporte público que demoran por tramo un promedio de 50 minutos, y va aumentando.

Poner el Estado al servicio de las personas que más lo necesitan y no a las personas al servicio del aparataje estatal, es llevar dignidad también a quienes recibiendo el sueldo mínimo traspasan el 19% de sus ingresos al fisco por IVA.

Hoy existe una oportunidad dorada. Tenemos liderazgos únicos para impulsar estas causas, no dejemos pasar la chance de apoyar a quienes requieren más dignidad. Construyamos acuerdos y un proyecto político a largo plazo no solo a través del gobierno, sino también donde los partidos cumplan un rol fundamental en hacer que la discusión política esté conectada con la realidad de la ciudadanía.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día