Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Earthless: sin tierra y sin tiempo

Earthless: sin tierra y sin tiempo Earthless: sin tierra y sin tiempo

El nombre de la banda se inspira en una canción del mismo nombre que pertenecía a los newyorkinos Druids of Stonehenge, quienes a su vez, sacaron el nombre de los Druids, como se conocía a The Rolling Stone al comienzo.

María Fernanda Quiroz

Por


Periodista, columnista de música y cine. Twitter: @FeQuiroz

Es inevitable para cualquier seguidor del rock conocer a los clásicos. The Beatles, Black Sabbath, Janis Joplin, Led Zeppelin, The Who, Cream, The Doors o Pink Floyd en sus inicios, son sólo algunos representantes del estilo que se vienen a la cabeza cuando escuchas a Earthless, la banda de garaje rock piscodélico oriunda de San Diego, California, que tocó el sábado 10 de noviembre en Chile.

Sin embargo, Earhless es un power trío o un trío de tipos que podrías haber sacado de un galpón en cualquier parte del mundo. Los típicos chascones con ropa gastada que están en todas partes, tocan sin pudor como si estuvieran en el mejor escenario del mundo y te recuerdan alguna escena de Woodstock o un capítulo de “That 70s Show” en sus últimas temporadas.

El nombre de la banda se inspira en una canción del mismo nombre que pertenecía a los newyorkinos Druids of Stonehenge, quienes a su vez, sacaron el nombre de los Druids, como se conocía a The Rolling Stone al comienzo. Isaiah Mitchell (voz y guitarra), Mike Eginton (bajo) y Mario Rubalcaba (batería) se parecen un poco a todos ellos y Rodrigo Toscano (Psilocibina), quien reemplazó por motivos médicos a Eginton en el Bar Loreto el fin de semana, también.

La soltura y convicción de Earthless al momento de tocar te llevan por un profundo viaje lisérgico, sin tierra y sin tiempo, que se que se sostiene a través de canciones mayormente instrumentales y con mucha improvisación que pueden durar hasta 20 minutos (Sonic Prayer) y están repletas de riifs a lo Jimmy Hendrix, efectos espaciales que honran al estilo Krautrock con el que se identifican, bajos stoner y furiosas baterías donde el jazz siempre está presente en el touch.

La visita de Earthless a nuestro país fue otra iniciativa de Red House, la productora que busca “crear una escena alrededor del rock piscodélico, ácido, stoner y sus derivados” y quienes fueron responsables de traer a The Dwarves con Nick Oliveri  (Kyuss, QOTSA, Mondo Generator) en agosto.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día