Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Economía Circular en acción o “Sin dejar a nadie atrás”

Economía Circular en acción o “Sin dejar a nadie atrás” Economía Circular en acción o “Sin dejar a nadie atrás”

"Con los glaciares en retroceso histórico, con sequías prolongadas, aluviones a gran altura, la desertificación avanzando inexorablemente, con la visión de que los recursos naturales son limitados y que se están agotando rápidamente debido a los efectos del cambio climático. Sólo desde una visión de gestión avanzada y sostenible, la economía circular surge como un concepto clave para concebir el futuro".

Narcís Berberana

Por


CEO de Aguas Andinas.

“Sin dejar a nadie atrás”. Este es el lema con el que la ONU nos invita a celebrar este año el Día Mundial del Agua este 22 de marzo. Un objetivo loable, pero todavía dramáticamente inalcanzable para miles de millones de personas. Las acciones de la ONU ayudan, sin duda, a que la sociedad tome conciencia de que todo está relacionado.

Garantizar el acceso al agua potable está íntimamente ligado a factores que, sin análisis, pudieran parecer lejanos, al igual como lo es la acidificación de los mares, las emisiones de dióxido de carbono o a la reforestación. Cada reto de los objetivos del Desarrollo Sostenible se interrelaciona, solucionarlos requiere afrontarlos con mirada global pero con acciones concretas locales.

Dicha declaración es un empuje para que la sociedad y las empresas -que son básicas para desarrollar soluciones concretas- trabajen de forma proactiva y entusiasta para disminuir los fenómenos que acrecientan el cambio climático que, entre otros efectos, provocan escasez del recurso hídrico. Para ello, es necesario entender en un 100% la problemática de los temas medioambientales, aplicando el concepto de economía circular.

En particular, muchas iniciativas concretas se resumen en la regla nemotécnica de las 4R: rediseñar, reducir, reusar y reciclar. Esta idea requiere de un cambio de mentalidad radical muy diferente a los compromisos tibios. En Aguas Andinas, por ejemplo, trabajamos inspirados en el claro objetivo de llegar a cero residuos y emisiones, para generar un cambio en el paradigma hacia un mundo sustentable. En esa línea, creamos las Biofactorías y conseguimos, en un sueño compartido con los ciudadanos de la región metropolitana, que fueran premiadas en la ONU en el ámbito de Salud Planetaria. Un gran reconocimiento para Chile y pionero para la industria sanitaria a nivel mundial.

Los beneficios que trae contar con estas verdaderas fábricas de vida suponen un cambio radical de paradigma: el residuo de las aguas servidas se tranforma en energía renovable no convencional (gas natural, energía eléctrica y térmica); se reducen drásticamente las emisiones de materiales contaminantes en la atmósfera; se reutiliza la totalidad del agua para agricultura e industria; se regeneran espacios de biodiversidad; la generación de biofertilizante, entre otros. Estos pasos son esenciales para conseguir la verdadera universalización del acceso al agua.

Con los glaciares en retroceso histórico, con sequías prolongadas, aluviones a gran altura, la desertificación avanzando inexorablemente, con la visión de que los recursos naturales son limitados y que se están agotando rápidamente debido a los efectos del cambio climático. Sólo desde una visión de gestión avanzada y sostenible, la economía circular surge como un concepto clave para concebir el futuro. La reutilización se volverá crucial a la hora de generar electricidad, suministrar agua e incluso pensar en la construcción de las grandes obras de infraestructura, en mega orbes que, además, están llegando al límite en cuanto a la densidad de población. Nadie se quedará atrás si somos capaces de gestionar sosteniblemente los recursos naturales, con ejemplos concretos y eficientes.

 

 

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM
Ahora en Portada

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día