Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

El Derecho a la identidad de género de niños, niñas y adolescentes

El Derecho a la identidad de género de niños, niñas y adolescentes El Derecho a la identidad de género de niños, niñas y adolescentes

La importancia de incluir a niños, niñas y adolescentes se basa en la importancia de la que goza el reconocimiento de la identidad como aspecto básico de la dignidad humana.

Constanza Valdés Contreras

Por


Presidenta Fundación Diversidad y Derechos, y consultora en Derecho Público, Diversidad Sexual y de Género.

La identidad de género, de acuerdo con los Principios de Yogyakarta, se define como la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente profundamente, la cual podría corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo y otras expresiones de género, incluyendo la vestimenta, el modo de hablar y los modales.

De esta definición se desprende que el reconocimiento de la identidad se basa en la autopercepción del género que tiene cada persona, independiente de su expresión de género y si corresponde o no a su sexo asignado al momento de nacimiento. Es de este punto de partida donde nace el derecho a la identidad de género.

En este sentido, la construcción del derecho a la identidad de género se construye, primero, desde la óptica subjetiva, que consiste en la autopercepción del género, y segundo, del reconocimiento de este derecho por parte del Estado. Así, la titularidad del derecho a la identidad de género la gozan todas las personas por el solo hecho de serlos (aunque muchos pretendan negar esto) pero el ejercicio de éste se encuentra condicionado a la existencia de un procedimiento que lo garantice.

Es por esto que el proyecto de ley de identidad de género regula este aspecto como un derecho y en consecuencia establece un procedimiento para el cambio registral de nombre y sexo registral.

La discusión en torno a niños, niñas y adolescentes trans se reduce principalmente a la negación del derecho a la identidad de género que tendrían estos. Curiosamente, en el núcleo central de esta discusión en ningún caso se cuestiona la identidad de niños cisgénero sino que solo a la infancia y adolescencia trans, bajo el argumento de que la mayoría de éstos “revierten”.

En este sentido, si observamos esta lógica, básicamente lo que se señala es que lo “normal” sea que los/as niños/as se identifiquen con el sexo/género asignado al nacer y en caso de que no sea así, se les aplica un estándar mucho más estricto respecto al reconocimiento de sus derechos.

Al respecto, el artículo octavo de la Convención de Derechos del Niño reconoce el derecho a la identidad del cual goza cada niño o niña desde su nacimiento.

Si bien esta disposición no menciona expresamente la identidad de género, el Comité de Derechos del Niño ha manifestado en las observaciones 14 y 16 que ésta sí es un aspecto que forma parte de la libertad, la identidad y recordar que esto debe ser interpretado en base a los principios de autonomía progresiva y el de interés superior del niño/a.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en la reciente opinión consultiva (OC-24-17) sobre identidad de género y derechos de parejas del mismo sexo, señala que los niños, niñas y adolescentes son titulares de los mismos derechos que los adultos y de todos los derechos reconocidos en la Convención Americana. Ya en la misma sentencia, la Corte había señalado que la Convención Americana reconoce el derecho a la identidad de género y los Estados parte deben garantizar los procedimientos de adecuación de los datos de identidad de acuerdo con ciertos estándares.

El proyecto de ley de identidad de género regula la inclusión de menores de 18 años, aunque lamentablemente no ajustándose a los estándares establecidos por la Corte Interamericana, en el sentido de exigir requisitos más allá de la plena autopercepción del género del niño, niña o adolescente.

De igual forma, se le otorga una amplia discrecionalidad al Juez de Familia para, primero, conocer de la solicitud, y segundo, exigir nuevas diligencias en el caso de que le parezca necesario y tercero, para acoger o rechazar la solicitud de cambio de nombre y sexo registral. Si bien, este paradigma no es problemático en torno a la competencia y facultades de las que gozan los tribunales en Chile, si lo es cuando el elemento esencial de esta iniciativa es la identidad de género autopercibida del niño, niña y adolescente.

Sin perjuicio de lo anterior, esto es un sustancial avance con respecto a lo que existe actualmente en el ordenamiento jurídico nacional: nada. El argumento de que la mayoría de los/as niños/as trans “revierten” no puede ser utilizado para negar el derecho a la identidad de género. En este sentido, primero, recordar que la identidad es un concepto que si bien no es estático, si es serio, y segundo, que el mismo proyecto regula la posibilidad de realizar una nueva rectificación una vez alcanzada la mayoría de edad. Asimismo, el ordenamiento jurídico regula herramientas para efectos de castigar el uso abusivo de un derecho.

En Argentina, país a seguir en esta materia, desde la entrada en vigencia de la ley de identidad de género en el año 2012 hasta la actualidad, se han presentado solo 20 solicitudes de menores de 18 años para rectificar el nombre y sexo registral y ninguna persona se ha “arrepentido”.

La importancia de incluir a niños, niñas y adolescentes se basa en la importancia de la que goza el reconocimiento de la identidad como aspecto básico de la dignidad humana de cada persona y también en la urgencia de disminuir las tasas de discriminación, bullying que sufren diariamente los niños, niñas y adolescentes trans en razón de su identidad y expresión de género.

En esta discusión, el único capricho que existe es de aquellos parlamentarios/as que buscan negar la realidad de la infancia y adolescencia trans en base a declaraciones y estudios falsificados por personas cegadas por sus creencias religiosas e ideológicas cuyo único objetivo es limitar los derechos de las personas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día