Cerrar
Cerrar publicidad

Actualidad

El predecible show de New Order en Chile

El predecible show de New Order en Chile El predecible show de New Order en Chile

"Hay que reconocerlo, se trata de un show que al verlo por primera vez genera emociones, pero recorrer el mundo y repetirlo sin variaciones da la impresión de que no hay muchas intenciones de innovar". FOTO: Carlos Müller - Lotus Producciones

Bárbara Alcántara

Por


Periodista especializada en música. Instagram: chicarollinga

Quienes estuvimos anoche en el Teatro Caupolicán retrocedimos dos años en el tiempo, en el mismo lugar fuimos testigos de las interpretaciones de clásicos del pop de sintetizadores como Temptation, Bizarre Love Triangle y Blue Monday. Al igual que ayer, presenciamos la excelente ejecución del bajista Tom Chapman, quien supo igualar de manera excepcional los riffs del emblemático Peter Hook. Así como también reparamos en el gran manejo de Gillian Gilbert en los teclados y su marido Stephen Morris en la batería.

De igual manera, observamos el reposado liderazgo de Bernard Sumner, sus pasitos de baile en Tutti Fruti, la interpretación de un violín imaginario en Vanishing Point, sus solos de guitarra en Crystal y su voz que a ratos se debilita pero aún la defiende. Todo apoyado por las mismas visuales, sí, las mismas que vimos el 4 de diciembre de 2016. El Berlín ochentero, la banda llamada The Killers (origen del nombre de los liderados por Brandon Flowers), los colores vibrantes de la mencionada Tutti Fruti y la imagen de Ian Curtis llegado la hora de los éxitos de Joy Division.

Hay que reconocerlo, se trata de un show que al verlo por primera vez genera emociones, pero recorrer el mundo y repetirlo sin variaciones da la impresión de que no hay muchas intenciones de innovar; a pesar de pequeños cambios en el setlist, se transforma en un espectáculo predecible, con excelente sonido y apelando a la historia del pop mundial, pero sin el factor sorpresa.

La justificación podría ser que no han publicado material inédito desde el alabado “Music Complete”, (2015) entonces, es básicamente la misma gira y el cuarto show de los ingleses en Chile. Así y todo el lugar estaba abarrotado y la audiencia no escondió su fanatismo reaccionando fervientemente ante estandartes del pop ochentero y por supuesto frente a éxitos de su banda madre como Atmosfere y Love will tear us apart, donde una vez más hicieron la apología a la oscuridad y a los años en los que empezaron su camino en la música con el mensaje en las visuales, “Forever Joy Division”, idéntico enunciado con que cerraron el show el 2016.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día