Entretención

Erasure en Chile: te pasaste, Andy Bell

Erasure en Chile: te pasaste, Andy Bell Erasure en Chile: te pasaste, Andy Bell

"Bell, con una voz en muy buen estado y acompañado por dos coristas teatrales y lúdicas brilló con sus característicos bailes y su particular atuendo".

Bárbara Alcántara

Por


Periodista especializada en música. Instagram: chicarollinga

Que no se malentienda, el título de esta reseña hace referencia a la fascinante desinhibición de la voz del legendario dúo Erasure. Andrew Iván Bell (54) se adueña del escenario con ironía, cortesía, audacia y como no, sentido del humor.

Empecemos por el comienzo.

Los londineneses llegaban por tercera vez a Chile para promocionar su último disco publicado el 2017, “World be gone”; puntualísimos, se presentaron frente a un “Arenita”, formato que reduce el recinto —Movistar Arena— a la mitad, cuya capacidad es para siete mil personas aproximadamente. El escenario estaba compuesto por tres estructuras revestidas en una tela blanca que adquiría distintas tonalidades de acuerdo a la iluminación. Dos eran rectangulares y la central cuadrada, cuya función era sostener un mini ring en donde el geniecillo Vince Clarke (57) daba rienda suelta a su ingeniería electrónica.

El también creador de Depeche Mode y Yazoo, entre otros proyectos musicales, se mantuvo con su enigmático perfil en dicha plataforma. Sólo descendió para el cierre con “A little respect”, sin embargo todo el show se le vio mayoritariamente entre tinieblas, vestido de traje y pasando de los sintetizadores a la guitarra, mientras bebía pequeños sorbos de cerveza. Un crack.

En tanto, Bell, con una voz en muy buen estado y acompañado por dos coristas teatrales y lúdicas brilló con sus característicos bailes y su particular atuendo, un enterito color piel ceñido al cuerpo y estampado con tatuajes que dejaba ver una digna ponchera cervecera. Habló en español, brindó con whisky y bromeó con su supuesto parecido a la heroína erótica personificada por Jane Fonda en la mítica película “Barbarella”.

El punto alto de la noche llegó con los éxitos bailables. “Love to hate you”, “Oh L’Amour”, “Chains of love” y “Stop!” encendieron a un público cuarentón que seguramente esperó con ansias las versiones que el dueto hizo de ABBA en el EP publicado en 1992 y rotulado como “Abba-esque”. Según los dichos de Clarke a Vidactual de El Mercurio, no tocarían las emblemáticas canciones porque Andy se habría aburrido del cuarteto sueco. Una lástima.

Igualmente, la pareja ícono del pop de sintetizadores levantó una fiesta, plagada de beats, teatralidad y diversión. A casi treinta y cinco años desde su formación, Erasure continúa en la senda de merecer no sólo “un poco de respeto”, sino todas las reverencias existentes.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día