Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

Fantasías

Fantasías Fantasías

El placer sexual requiere de la mente y cuerpo dispuestos y abiertos; la fantasía es una manera de conseguirlo.

Por


Terapeuta en Sexualidad y Orientadora Familiar

3 de Mayo de 2020

En la consulta escucho a hombres y mujeres muy complicados ante un pensamiento sexual más erótico, con alguien que no es su pareja, donde se ven en situaciones no habituales o que jamás imaginaron.

Cuando terminan sus relatos, les explico la importancia de poder jugar e imaginar, ya que solo así se puede despertar un nuevo deseo y mantener la pasión sexual. Las fantasías deben estar guardadas en un baúl en nuestra cerebro y cuando llega el momento preciso, abrirlo y dejarse llevar sin miedos ni culpas.

Muchas veces estas fantasías solo se piensan y quedan ahí;  no necesariamente hay que cumplirlas.  Ya el hecho de pensar en ellas nos trasladan a los escenarios más fascinantes que nunca imaginaron  Las personas con fantasías tienen mayores posibilidades de tener una sexualidad más resuelta y atrevida.

También ocurre que la mente y el cuerpo no responde a los estímulos visuales o auditivos y acá las fantasías vienen a colaborar y dar el impulso a lo desconocido que tanto nos excita.

El placer sexual requiere de la mente y cuerpo dispuestos y abiertos; la fantasía es una manera de conseguirlo.

Todos hemos tenido fantasías en algún momento.

Cuando soñamos despiertos tenemos la agradable oportunidad de crear escenas de manera liberada. Hay que aprender a disfrutar de esos pensamientos sexuales y dejarse llevar por ellos y entender que son solo una fantasía.

Las fantasías eróticas son una actividad normal y natural de hombres y mujeres por igual.

Nada en la sexualidad está prohibido en la medida que no le haga un daño al otro.

Nadie entra en nuestras mentes por lo tanto mis fantasías son mi secreto. Cuando esos sueños se cumplen, estas dejarán de ser fantasías y ya no nos parecerán tan deseables.

Recomiendo contarle a la pareja, y si hay acuerdo, será una experiencia increíble.

Las fantasías que más aparecen son:

Sexo en lugares prohibidos

Posiciones nunca experimentadas

Sexo con alguien que es un imposible, con un amor platónico, jefe o jefa, profesora…

Hacer un trio, pero cuidado que esto tiene riesgos, puede ser pan para hoy, hambre para mañana.

Tener sexo con alguien de mi mismo sexo.

Disfraces.

Sexo anal.

Con los ojos vendados.

Vemos un factor común, siempre la fantasía va de la mano con algo prohibido por eso son tan atractivas y deseables.

Para finalizar les digo, dejen de lado miedos y culpas por tener fantasías, debe ser todo lo contrario. Demos el paso y disfrutemos de nuestra sexualidad.

Bienvenida fantasías.

Comenta