Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

Fingir orgasmos

Fingir orgasmos Fingir orgasmos

"Los invito a no cometer este autogol y transparentar la situación, solo así podrán trabajar y buscar una solución en conjunto. El orgasmo se tiene que disfrutar no disfrazar".

Por


Terapeuta en Sexualidad y Orientadora Familiar

27 de Junio de 2020

Hoy en día se estima que el 94% de las mujeres han fingido un orgasmo alguna vez en su vida y el 47% de los hombres también lo han hecho.

La pregunta es: ¿Por qué lo hacen?

En las mujeres ocurre por tres situaciones:

1- Están aquellas que nunca han sentido un orgasmo y se les hace difícil identificar la sensación, por lo que frente al desconocimiento y a la vergüenza que les genera ante la pareja, prefieren mentir antes de confesar que no pueden tener un orgasmo o que se encuentran en una dificultad.

2- Mujeres que están desconectadas tanto del deseo como del placer, y hoy ven el encuentro sexual como un trámite, lo que las lleva a fingir para que el trámite sea lo más rápido y corto posible.

3- Las mujeres que están muy enamoradas e idealizan a su pareja, las que frente a no lograr un orgasmo o si lo tienen antes, tienden a engañar por miedo que este hombre que tanto amo se desilusione y me abandone.

En los hombres las causas son claramente dos:

1- Hombres que sienten que eyaculan muy rápido o se demoran mucho, los que prefieren mentir sobre el orgasmo y así la pareja no se entera de la realidad.

2- Hombres que ya no tienen deseos en sus parejas, los que engañan sobre el orgasmo para no lastimar o no generar un daño.

Para referirme a esto utilice las palabras de “engaño” y “mentira”, con el fin de reflejar que esta conducta muchas veces se normaliza en la pareja lo que solo produce enviar el mensaje contrario.

Un ejemplo: Si mi pareja me hace sexo oral y yo finjo un orgasmo, en la próxima oportunidad, mi pareja va repetir la misma acción, ya que creyó que esto producía una buena sensación en mi, generando así un círculo vicioso en la sexualidad.

El fingir solo aleja y bloquea la posibilidad de poder hablar del síntoma, o sobre la dificultad que alguno de los dos está viviendo.

En la consulta veo hombres o mujeres que se enteran que por años su pareja fingió un orgasmos, lo que es tremendamente doloroso y difícil de entender. Además veo que fingir un orgasmo es un autoengaño que nos aleja del comportamiento sexual, en donde mi cuerpo debería de la mano de mi placer.

Los invito a no cometer este autogol y transparentar la situación, solo así podrán trabajar y buscar una solución en conjunto. El orgasmo se tiene que disfrutar no disfrazar.

Vayamos siempre por una sexualidad sana y placentera. Solo así nos conectaremos con nuestro cuerpo, emociones y con un otro.

Comenta