Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Gaza Otra Vez

Gaza Otra Vez Gaza Otra Vez

"Palestina requiere de una solución que pasa porque se 'imponga' el derecho internacional, es decir, se acaten las resoluciones emanadas desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y se acepten las convenciones de Ginebra y los derechos humanos".

Jaime Abedrapo

Por


Dr. en Derecho Internacional y Relaciones Internacionales. Académico de la Universidad San Sebastián.

“Hamas tiene la responsabilidad no solo de sus ataques y acciones, sino también de las acciones de la Yihad Islámica, y está pagando un precio muy alto por ello”, dijo el Primer Ministro israelí Beniamín Netanyahu. Con esas palabras vertidas ante los medios de comunicación se da a conocer públicamente, y descaradamente, que se desarrollará una acción militar.

Por su parte, la comunidad internacional, quien sabe por múltiples experiencias anteriores, que se ha dado autorización para matar Gazatíes, o palestinos en general, no hará nada por impedirlo. ¿Cuándo habrá sido el momento en que los palestinos perdieron su condición de persona humana?, ¿se habrá firmado algún tratado Erga Omnes (normas reconocidas por todos) a espaldas de la opinión pública mundial?, ya que de otro modo no se comprende, ni justifica el silencio del mundo ante una acción anunciada por Israel absolutamente ilegal e inaceptable desde la perspectiva del derecho internacional de los derechos humanos.

Ciertamente estos temas en la era Trump son irrelevantes. Lo hemos visto en Siria, Yemen y Palestina, sólo por mencionar algunos ejemplos. Sabemos hasta el momento que a la Casa Blanca sólo le interesan los derechos humanos de los venezolanos, al igual que otros gobiernos, aunque en ese sufrimiento tampoco hay avances porque el Presidente Putin lo mantiene en jaque.

Más allá de la dupla Trump – Netanyahu, los demás Mandatarios no son menos responsables ya que guardan silencio. Sabemos que esperarán que la furia de Israel se vierta sobre Franja de Gaza, para que después de la agresión de una población que vive bajo ocupación y, sobre todo, de la circulación de videos que movilicen la vergüenza ante la actitud servil del silencio, posiblemente algunos presidentes señalarán que Israel usó desproporcionadamente la fuerza.

Ese es el guion de siempre y nada permite prever en esta ocasión algo diferente. No habrá investigación de la Corte Penal Internacional, tampoco sanciones, e incluso los militares que participen de esta operación serán ascendidos en Israel. Esto es lo que sucede una y otra vez.

En consecuencia, de manera tácita se acepta o se le concede la “legítima defensa” a Israel fuera del marco jurídico, ya la realidad es que Tel Aviv es la potencia que mantiene la ocupación a través de distintos mecanismos, desde el constante y asfixiante bloqueo sobre las personas que habitan Franja de Gaza, hasta los sistemáticos castigos colectivos que ejerce sobre una población de dos millones de habitantes que no cuenta con un ejército regular y cuya población en más de un 80% ha llegado allí desplazada desde otros lugares.

Esta columna, Gaza Otra Vez, recuerda que estás acciones israelíes no son una reacción legal al lanzamiento de unos cohetes sobre su territorio, ya que nada justifica el bombardeo al cual hoy se somete a una población civil. Palestina requiere de una solución que pasa porque se “imponga” el derecho internacional, es decir, se acaten las resoluciones emanadas desde el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y se acepten las convenciones de Ginebra y los derechos humanos. Sabemos que ello no se respeta en Palestina, pero parece que cada vez importa menos a la nueva generación de mandatarios más asiduos a las encuestas que a las convicciones.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día