Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Huelga de LAN: cambio en las reglas del juego

Huelga de LAN: cambio en las reglas del juego Huelga de LAN: cambio en las reglas del juego

"La huelga del Sindicato de Tripulantes de Cabina de Lan Express nos da importantes lecciones sobre el futuro de las negociaciones colectivas".

Francys Foix Fuentealba

Por


Abogada ONG-Colabora

La huelga de LAN Express sin duda ha sido una de las mayores movilizaciones sindicales post reforma laboral, tanto por la extensión de la huelga, que ya suma 14 días, como por el impacto que esta ha tenido en la opinión pública, ya que conlleva una afectación real, a un servicio que utilizan cotidianamente cientos de personas.

Esta negociación colectiva y esta huelga en particular, posee ciertas características que sin duda marcarán el carácter de las próximas movilizaciones sindicales, y que la hacen diferente a las anteriores en varios aspectos, sobre las que es posible sacar ciertas lecciones para el futuro.

1º Una huelga sobre condiciones laborales:

La mayor parte de las negociaciones colectivas y las huelgas de trabajadores, si bien negocian una serie de aspectos, se centran principalmente en dos temas: el porcentaje de reajuste y el bono de término de conflicto. Es decir, se centran principalmente en aspectos económicos inmediatos para los trabajadores.

Sin embargo, la huelga de LAN Express es diferente, ya que por primera vez en mucho tiempo, el tema central en disputa no es un bono o un reajuste, sino las condiciones de trabajo.

El Sindicato de Tripulantes de Cabina pide mejores condiciones de jornada laboral y descanso, ya que la legislación laboral actual permite tener turnos de hasta 10 días por 4 de descanso, lo que según un estudio de fatiga encargado por el propio Sindicato a la Universidad de Santiago, implica un alto riesgo psicosocial para padecer problemas de salud y de seguridad en el desarrollo de las tareas, ya que incluye turnos cambiantes, que no permiten un adecuado descanso de los trabajadores. En resumen, los tripulantes de cabina de LAN padecen un cansancio y estrés que supera con creces otras ramas productivas, poniendo en peligro a todos los usuarios del sistema.

El Sindicato demandaba que la secuencia máxima de días trabajados se redujera a 5 y que el descanso mínimo se dejara en 4 días, a cambio de ceder en beneficios ganados anteriormente y mantener la productividad, lo que ha sido sistemáticamente rechazado por la empresa, sin llegar a un acuerdo.

El fenómeno de disputar mejores condiciones de trabajo en una negociación colectiva, por sobre mejoras económicas, implica una nueva forma de abordar las relaciones laborales y las relaciones productivas con la empresa, y valorar de una nueva forma el dimensión psicosocial que implica el trabajo, lo que es de esperar sea replicado por otros sindicatos del medio.

2º La unilateralidad de los medios

La huelga del Sindicato de Tripulantes de Cabina de Lan Express ha sido especialmente mediática debido a la importancia de esta empresa para una gran cantidad de gente, ya que maneja la mayor parte de la oferta nacional de vuelos. Sin embargo, es necesario señalar que la cobertura de los medios a esta huelga ha sido bastante sesgada, por cuanto la tribuna ha estado mayormente a favor de la empresa.

Los medios comunicacionales poco o nada han mostrado del descalabro producido por la huelga en los vuelos nacionales, pero han mostrado con gran vehemencia los planes de contingencia de la empresa, mostrando así la que supuestamente sería una “impecable” gestión al respecto. Incluso se difundió un reportaje en medios sobre los galardones de Claudia Sender, vocera de LAN, pero poco o nada se ha mostrado sobre el informe emitido por la Universidad de Santiago, que demuestra que los tripulantes de cabina de Lan, mantienen niveles de fatiga laboral mayores a los operadores de Transantiago, lo que pone en riesgo a todos los usuarios del sistema.

Es una tarea pendiente de los Sindicatos y en este caso del Sindicato de Tripulantes de Cabina, una adecuada gestión de medios que les permitan dar a conocer sus demandas a la opinión pública, e informar las reales razones que se encuentran detrás de ellas, pues este es sin duda un nuevo terreno en que se darán las disputas sindicales y sociales en el futuro, y que cada vez se torna más relevante.

3º El poder negociador de la extensión de beneficios

Previo a la reforma laboral, la extensión de los beneficios obtenidos en la negociación colectiva, era facultad exclusiva del empleador, que podía decidir si los extendía al resto de los trabajadores, o sólo eran para el Sindicato.

Luego de la reforma laboral, este escenario cambió, y la extensión de beneficios se transformó en una gran herramienta de negociación para el sindicato, y en un dolor de cabeza para las empresas, ya que no estaban acostumbradas a negociar este item, y utilizaban este asunto como una herramienta para debilitar al Sindicato.

En el caso de Lan, esta ha sido una de las grandes piedras de tope, ya que la última oferta realizada al Sindicato, fue precisamente rechazada porque la empresa pretendía extender todo lo obtenido al 100% de los trabajadores de la empresa. Esto implicaba un claro debilitamiento para el Sindicato, pues genera que trabajadores que no han adherido al Sindicato puedan obtener los mismos beneficios, sin haber sido parte de la movilización y el desgaste que ello implica.

Hoy, la negociación acerca de la extensión de beneficios se ha tornado en una real herramienta, que permite el fortalecimiento del Sindicato y su diferenciación, con lo cual aspiramos se fortalezca la adhesión sindical, que en el Chile pre reforma laboral, no superaba el 20% de los trabajadores con posibilidad de sindicalizarse.

En conclusión, la huelga del Sindicato de Tripulantes de Cabina de Lan Express nos da importantes lecciones sobre el futuro de las negociaciones colectivas y sobre el cambio en las reglas del juego en materia Sindical: ya no solo se negocian bonos y reajuestes, sino condiciones de trabajo dignas; los medios de comunicación serán un escenario más de las disputas sindicales y sociales, y una herramienta que hay que aprender a manejar; y por último, pese a que la reforma laboral no implicó todo el avance esperado -principalmente por el actuar del Tribunal Constitucional- si otorgó una nueva herramienta de negociación y fortalecimiento a los Sindicatos, que es la negociación por la extensión de beneficios.

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día