Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Judío antisemita

Judío antisemita Judío antisemita

"Comprendemos que es bastante doloroso tener que soportar el repudio de la propia comunidad, lo cual hace aún más encomiable y valiente la actitud de Alan Ricket, pues se atrevió a seguir el llamado de su conciencia, afrontando las consecuencias".

Manuel Hasbún

Por


Secretario General de la Federación Palestina

La sentencia contenida en este título es tal vez uno de los calificativos más suaves dirigidos en estos últimos días en contra de Alan Ruckert, por parte de variados miembros de la Comunidad Judía de Chile, por haberse atrevido a suscribir una carta de la Federación Palestina y de la Unión General de Estudiantes Palestinos en el diario La Tercera, en la cual se defendía la campaña de boicot al Estado de Israel. Incluso, se le ha negado el acceso a algunos recintos de dicha comunidad.

Con esta actitud, el sionismo chileno está demostrando que no cree en la libertad de conciencia. Al mismo tiempo, propugna que el norte de todo aquel que profesa el judaísmo, debe consistir en apoyar en forma irrestricta las actuaciones del Estado de Israel, aún cuando ellas, como sucede en la mayoría de los casos, culminen indefectiblemente con el asesinato de palestinos inocentes. Por otra parte, es necesario recordar que la propaganda israelí se ha encargado de instalar en forma insistente, la idea de que dicho país representa a todos los judíos del mundo y actúa en nombre de ellos. Bajo esa óptica, la responsabilidad por todos los crímenes cometidos y las permanentes contravenciones al Derecho Internacional y violaciones a los derechos humanos que perpetra ese Estado, debería recaer en todos aquellos que profesan dicha religión.

En ese escenario, quien no está dispuesto a asumir la responsabilidad por crímenes para los cuales no ha otorgado su autorización y cuya comisión su conciencia repudia, tiene todo el derecho a rebelarse en forma enérgica en contra de esta arbitraria imposición de responsabilidades, denunciándola públicamente, como lo ha hecho Alan Ruckert. Lo que llama especialmente la atención, es que Alan deba soportar este tipo de ataques de parte de quienes permanentemente hacen alarde de practicar la tolerancia, a la que señalan como una de las virtudes importantes del judaísmo, y que además se quejan de ser víctimas de “incitación al odio”.

En cualquier caso, comprendemos que es bastante doloroso tener que soportar el repudio de la propia comunidad, lo cual hace aún más encomiable y valiente la actitud de Alan, pues se atrevió a seguir el llamado de su conciencia, afrontando las consecuencias. Por eso mismo, debemos recordarle que está muy bien acompañado por figuras judías señeras, tanto del pasado bíblico como de la actualidad. En el primer caso, por los profetas de Israel, los cuales normalmente debieron convivir en forma permanente con el temor (incluso por su vida) a las reacciones de su pueblo, por atreverse a enrostrarle que estaba en el camino errado. Y en la actualidad, por chilenos como Pablo Slachevsky y Moisés Scherman o por personas de la talla de los historiadores israelíes Ilan Pappé, Shlomo Sand o de Daniel Baremboim, Noam Chomsky y, en el caso más reciente, por la actriz Natalie Portman, quien se negó a recibir un premio en Jerusalén, aduciendo que los últimos asesinatos perpetrados en Gaza son contrarios a los valores judíos que ella profesa. ¿La tildarán también de antisemita?

Y de nuestra parte, como Comunidad Palestina de Chile, le manifestamos a Alan nuestra total solidaridad y admiración, y también nuestra certeza de que llegará el día en que todos, tanto palestinos como judíos, podremos entrar libremente a una Tierra Santa donde, a diferencia de hoy, no existirá discriminación por raza, religión, credo político u origen. Porque para una genuina democracia no existen “pueblos elegidos”, razas superiores, ni pueblos destinados a ser subyugados o a vivir en esclavitud. La dignidad alcanza por igual a todos los seres humanos.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día