Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Libertad de expresión según los iluminados

Libertad de expresión según los iluminados Libertad de expresión según los iluminados

"El diputado, bajo su propia lógica, podría argumentar que 'algo habrán hecho' los caricaturistas que murieron a balazos en sus lugares de trabajo, porque según él, no se puede ofender a la religión".

Juan Vallejos Croquevielle

Por


Periodista UDP @juanvallejosc

El miércoles 3 de abril, la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó una multa contra Canal 13, esto debido a que dos personas se sintieron ofendidas en 2018 por una rutina de Yerko Puchento (personaje de Daniel Alcaíno) con una rutina en la que el actor, dentro de un contexto de humor, habría difamado a la virgen María.

Así es, en 2019 se te puede multar por difamar a la virgen María.

La multa fue de 200 UTM, es decir, más de nueve millones de pesos. La Octava Sala del tribunal de alzada, que votó de forma unánime, asegura que tanto el actor como Canal 13 abusaron de la libertad de expresión, pues se incurrió en mofa y menosprecio público de un símbolo que, para las personas afectadas, tiene un carácter sagrado.

Canal 13 respondió y, a través de una carta firmada por su Director Ejecutivo, Javier I. Urrutia, expresa que “Canal 13 ha decidido defender, en todas las sedes que corresponda, nuestro derecho a hacer humor, especialmente de corte político y en horario de adultos. La libertad de expresión, la libertad editorial y la sátira política como género, no requieren que me detenga en hacer su defensa, pero sin ellas la democracia se ve debilitada y todos perdemos”.

Se extrae también de la carta de Canal 13 “que un puñado de chilenos se sienten iluminados y garantes del buen gusto, la corrección y, básicamente, de lo que los demás adultos del país podemos ver libremente o no”. Esta referencia no fue solo para las personas que denunciaron, y tampoco solo para quienes votaron el fallo, sino que también para todo aquel quien valorara, apoyara y encontrara correcto lo ejercido por la corte.

Entre ellos, el diputado democratacristiano por la región de Aysén, Miguel Ángel Calisto, quien, a través de su cuenta en Twitter, celebró el fallo afirmando que “la libertad no es definición de faltas de respeto a la fe de las personas”, agregando además que “la libertad tiene límites cuando afecta la convivencia de Chile”.

La postura del diputado no solo llama la atención por su particular visión de lo que es y no la libertad de expresión, sino que también por lo que él considera una ofensa y que no. En una entrevista dada a La Tercera en diciembre de 2017, el diputado se define próvida explicando que es defensor de esta desde la concepción hasta la muerte. No es novedad la postura de Calisto, de hecho, en varias oportunidades se ha definido como católico, lo cual explicaría su postura contra el aborto y también su celebración del fallo contra Yerko Puchento y Canal 13. Pero lo que llama la atención es que, en esa misma entrevista dada a La Tercera, afirma no tener ni un problema con el matrimonio igualitario, lo cual es un proyecto de ley que claramente para el sector más católico podría ser una ofensa mucho mayor que un chiste sobre la virgen María.

Sin entrar en la discusión de si se debe o no aprobar el matrimonio igualitario, lo que se puede ver en esta situación es que para un diputado, que obtuvo la primera mayoría regional y que representa de cierta manera esa renovación en la política con figuras jóvenes, como católico parece ofenderse más por un chiste a la virgen que con que se apruebe el matrimonio entre personas del mismo sexo que, como bien se ha visto en la debate público, incomoda y hasta molesta a los sectores más creyentes.

“¿Qué pasa si alguien ironiza con los actos o íconos sagrados del pueblo mapuche? ¿O con la imagen de Mahoma? ¿O Buda? No es medioevo es democracia”, respondió el Diputado a través de la misma red social al ser consultado si no encontraba que su postura era medieval.

Respecto a su referencia a Mahoma, es solo cosa de recordar lo ocurrido en París hace algunos años cuando la revista Charlie Hebdo fue blanco de un atentado sangriento por haber hecho chistes de Mahoma. El diputado, bajo su propia lógica, podría argumentar que “algo habrán hecho” los caricaturistas que murieron a balazos en sus lugares de trabajo, porque según él, no se puede ofender a la religión.

De hecho, y peor aún, para él una revista especializada en la sátira política como Charlie Hebdo, no podría hacer sátira política. De la misma forma como Yerko Puchento, un humorista político y social, no podría hacer humor ni político ni social por el riesgo a la ofensa.

De esta forma, se puede inferir que la libertad de expresión, según el diputado Calisto, es algo que solo iluminados saben qué es, tal como lo dijo el director de Canal 13. Y que sería mejor que estos iluminados, del cuál él sería parte, decidan que puede ver la gente y que no, en vez de simplemente cambiar de canal.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día