Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Los cuidados en la vejez un tema de discusión inmediata

Los cuidados en la vejez un tema de discusión inmediata Los cuidados en la vejez un tema de discusión inmediata

Es sabido que Latinoamérica envejece a pasos acelerados y que Chile lidera el proceso, para tener un referente observamos que pasar de un 7% de población mayor de 60 años a un 14% le tomó 115 años a Francia, 85 años a Suecia, 69 años a EEUU. En contraste,  observamos que a Chile solo 27 años, 22 años a Brasil y México y 18 a Costa Rica.

Paula Forttes Valdivia

Por


Gerontóloga y Directora de Comunidad Mayor

Uno de los ámbitos de atención y preocupación de las sociedades latinoamericanas lo constituye el envejecimiento acelerado de su población y el aumento sostenido de las presiones en el ámbito de los cuidados de larga duración. Todo esto, en un contexto de reducción de la oferta informal de cuidados versus el aumento de las necesidades de cuidados de larga duración, para aliviar la exclusión social de la vejez en escenarios de dependencia.

Es sabido que Latinoamérica envejece a pasos acelerados y que Chile lidera el proceso, para tener un referente observamos que pasar de un 7% de población mayor de 60 años a un 14% le tomó 115 años a Francia, 85 años a Suecia, 69 años a EEUU. En contraste,  observamos que a Chile solo 27 años, 22 años a Brasil y México y 18 a Costa Rica.

Nuestro envejecimiento poblacional es acelerado y el aumento de la esperanza de vida se da en un contexto diferente a lo sucedido en los países desarrollados, muchos de nuestros mayores resistieron al efecto de enfermedades infecciosas por avances médicos, que no necesariamente se condicen con una mejora en las situaciones económicas y en la calidad de vida, una de las consecuencias de esto, es que los mayores en América Latina podrían estar expuestos a mayores niveles  de fragilidad con consecuencias imprevisibles en sus condiciones de salud en el futuro. Hay datos ilustrativos de esto, como que el 80% de las personas con diabetes residen en países de ingresos medios y bajos, algo similar para la hipertensión, la principal causa de mortalidad y morbilidad en los mayores son las enfermedades cardiovasculares, que a medida que aumentamos de edad aumenta considerablemente su prevalencia.

Envejecemos en un contexto de familias menos numerosas, lo que sumado a la legítima  incorporación de la mujer al trabajo formal, ha reducido considerablemente las capacidades tradicionales del grupo familiar de prestar cuidados. Envejecemos en un contexto de pensiones inexistentes o precarias, y esa vulnerabilidad económica de la población y el costo de los servicios sociosanitarios de oferta privada y en condiciones de calidad, constituyen la base de la presiones para los Estados.

Se estima que 8 millones de personas mayores de 60 años en América Latina requiere de cuidados, representan el 1% de la población total y el 11% de la población mayor de 60 años. En Chile, representan el 14% del total de los mayores y la tendencia de la tasa de dependencia sea cual sea (mantenga, aumente o disminuya) solo dibuja un escenario donde la demanda de cuidados aumentará.

Los mayores y sus familias requieren que el tema sea de incorporación inmediata en las agendas y en el caso chileno que la discusión de la reforma previsional incorpore la necesidad de cuidados a lo menos en la necesidad inmediata de explorar mecanismos de financiamiento Ex-ante, a través de aprovisionar recursos en un seguro social estatal y, Ex-post, a través de impuestos que son las formas en que en la actualidad se financian los sistemas de cuidados, como también el desarrollo de servicios de cuidados centrados en la persona que cuiden no para no morir, si no que cuiden para querer vivir, dotando a la vejez vulnerable de soportes para no perder derechos por la edad y la dependencia.

Tags

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día