Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Los desafíos para nuestra región de Arica y Parinacota

Los desafíos para nuestra región de Arica y Parinacota Los desafíos para nuestra región de Arica y Parinacota

"La región es pequeña, por tanto no parece difícil, partir por lo básico, es decir, constituirla como un modelo de desarrollo territorial integral; con una salud más democrática respecto al país en que vivimos...".

Luis Rocafull López

Por


Diputado PS. Miembro de la comisión de Relaciones Exteriores.

En Julio sesionó en nuestra ciudad la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, en la cual tuvimos también la presencia del Ministro del ramo, Roberto Ampuero;  la Directora de Fronteras y Límites, Ximena Fuentes; y la Presidenta de la Cámara, Maya Fernández.

Varios representantes de nuestra Región, entre ellos la intendenta, alcaldes y dirigentes de la comunidad organizada, tuvieron la oportunidad de representar muchas de nuestras demandas.

A través de esta cita, logramos transmitir a las autoridades participantes lo que significa vivir en Arica, especialmente las inequidades con las que debemos lidiar a diario y los costos de ser garante de dos tratados bilaterales con Bolivia y Perú. No sólo apuntamos a los costos de vivir en esta frontera, sino también hicimos valer la importancia de nuestra región para el país.

Esperamos que haber compartido nuestra visión de vivir aquí en el límite, impulse una nueva visión de los parlamentarios y autoridades den Gobierno cuando en sus manos esté la posibilidad de impulsar proyectos de desarrollo o que impacten a nuestro territorio.

Pero no hay que perderse en este camino. No podemos hacernos dependientes de lo que otros desde la lejanía decidan. El desarrollo que logremos será siempre nuestra responsabilidad y estará asociado al liderazgo que ejerzamos.

Para ello, debemos avanzar con mayor madurez. 10 años desde la creación de la región, parece tiempo suficiente para perfilar lo que queremos en el presente y para nuestro futuro. Dejamos de ser hace rato “el patrio trasero” de Iquique.

Aspiro entonces a que esta no sea una reunión más, de buenas intenciones que se esfuman con el tiempo, y que sólo reflotan cuando la coyuntura apremia. Un Plan Estratégico que defina nuestra vocación, que asuma nuestra condición de frontera necesaria para el país, es la clave para que este cónclave no quede sólo como una cita más.

En esta nueva ruta, necesitamos con urgencia que el Gobierno defina si mantendrá el Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE), creado en el Gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet. Sin embargo, esto no es suficiente. Bien por la región que sigan llegando recursos públicos para nuevas obras de infraestructura pública, que la evaluación de los proyectos no sea con criterios nacionales porque no podemos cumplirlos, y que éstas no decaigan en el tiempo.

Esto debe ir acompañado de más recursos humanos capacitados para enfrentar los nuevos desafíos, pero también de diálogo con la ciudadanía. El Plan Especial fue un ejercicio comunitario que estableció acuerdos con la ciudadanía sobre los proyectos que debían impulsarse. No podemos retroceder ante los recortes presupuestarios nacionales y ante la visión centralista de lo que otros que no viven aquí, crean que es necesario implementar.

La región es pequeña, por tanto no parece difícil, partir por lo básico, es decir, constituirla como un modelo de desarrollo territorial integral; con una salud más democrática respecto al país en que vivimos; con infraestructura en la educación y para el deporte; y con una clara conciencia en la planificación de la importancia del medio ambiente, el cuidado y optimización de los recursos naturales en su preservación como en su uso.

Los invito entonces a que hagamos nuevamente el ejercicio de conversar y definir nuestra ruta. Aquí todos somos necesarios: autoridades del actual Gobierno; otras que ya no lo son; dirigentes gremiales y sociales; adultos mayores; jóvenes; los medios de comunicación; en fin, la sociedad en general.

El camino que recorramos de aquí en adelante, será el que nosotros definamos. A pensar entonces a Arica y Parinacota desde una mirada propositiva y crítica, pero no desde la queja, ni de los egoísmos sectoriales.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día