Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Luz y agua para todos

Luz y agua para todos Luz y agua para todos
Geoconda Navarrete Arratia

Por


Intendente Regional de Aysén

Cuando se ha nacido en una casa con todos los servicios básicos instalados (agua, luz, gas), incluso, con otros complementarios (teléfono, internet, tv cable), resulta muy difícil imaginar cómo es vivir sin alguno de ellos y, ante su carencia, tener que alumbrarse con velas, acarrear agua en baldes y botellas, o tener que cocinar con leña o carbón. Encender la luz de la habitación, pulsar el botón de inicio de la lavadora, abrir la llave de la cocina para hervir el agua, guardar un pan de mantequilla en el refrigerador, o poner a cargar un celular, son acciones tan pedestres que apenas las notamos; las hacemos de manera mecánica, como si siempre hubiese existido la electricidad, el agua potable, el alcantarillado o la telefonía celular. Sin embargo, para muchos chilenos, aquéllas son un anhelo que algún día esperan ver hecho realidad; una necesidad tan antigua como su asentamiento en un lugar apartado, alejado de la vida “moderna” de la que nos jactamos los citadinos, y que en algunos casos, apenas se valora.

Durante los últimos días en la región de Aysén, hemos tenido ocasión y el privilegio de comprobar a través de dos proyectos –uno financiado con fondos del Ministerio de Obras Públicas, y el otro con recursos del Fondo Nacional de Desarrollo Regional– cómo el Estado puede cumplir su rol inclusivo, haciendo que cada chileno se sienta parte de un país que lo acoge, que lo necesita y que lo respeta. En efecto, esta semana dimos el vamos al proyecto de ampliación del sistema de agua potable rural para la localidad de Villa Mañihuales, en la provincia de Aysén, que beneficiará a una población que ya supera las tres mil personas, cuyo monto alcanza mil 800 millones de pesos; los trabajos se ejecutarán en un plazo de un año, y se suman a otros proyectos aprobados para otras localidades rurales como El Blanco y Villa Frei, en la provincia de Coyhaique, y la comuna de Tortel, en la provincia de Capitán Prat; inversiones que en total llegan a cinco mil millones de pesos provenientes del MOP.

En esa misma línea de inversión social, el Consejo Regional de Aysén aprobó y puso en marcha 18 proyectos de electrificación vía sistemas de generación fotovoltaica, mediante la instalación de paneles solares en igual número de casas de localidades situadas en la cuenca del Lago General Carrera, como Pato Raro, Villa Soler, Lago Bertrand, El Plomo, Bahía Exploradores, Isla Maldonado, Río Leones y Puerto Bertrand. Cada uno de esos equipos, cuya instalación estuvo a cargo de Edelaysen, tuvo un costo de 13 millones de pesos. Sin embargo, el valor de lo que representa para cada familia el hecho de contar con agua potable, en el caso de Mañihuales, o luz eléctrica para los vecinos de Bertrand, es inconmensurable; tan difícil de dimensionar como lo es imaginar una vida sin esos servicios para quienes hemos tenido la suerte de nacer con ellos.

La señora Teolina Jara Flores, ya pasados sus 80 años de vida, es una de las personas que resultó beneficiada con un sistema de electrificación fotovoltaica en El Plomo, lugar en donde junto a su familia se asentó a mediados de 1960, debiendo esperar casi sesenta años para pasar del candil a la ampolleta; una comodidad con la que hoy puede contar y acceder a una mejor calidad de vida junto a su esposo, don Antonio, un hombre de pocas palabras, pero de ojos vidriosos. En medio del campo, sorteando huellas abiertas a chuzo y pala, llegamos a la parte alta de Puerto Bertrand, al sector de Pato Raro, un lugar paradisíaco coronado por las montañas majestuosas que cobijan al Lago General Carrera, donde se encuentra el hogar formado por don Gastón Campos y su esposa Doris Sierra, quienes dispusieron su casa como escenario de una emotiva ceremonia de entrega de los paneles fotovoltaicos para 18 familias integrantes del comité de electrificación rural, presidido por don Héctor Soto Vargas.

En los próximos días esteremos compartiendo con todos los vecinos de Villa Mañihuales la satisfacción de ver cómo el agua potable llegará más cerca de sus casas, proveyendo una solución que ansiaban desde hace mucho tiempo. Si alguien duda que estamos en presencia de tiempos mejores para nuestro país, esperando que esa mejoría solo adquiera forma de autopista de alta velocidad, de línea de metro o de construcción de grandes urbanizaciones, queda invitado a visitar a los vecinos de Mañihuales o de Puerto Bertrand, donde podrá comprobar que al Gobierno del Presidente Sebastián Piñera le importa el desarrollo transversal de la sociedad chilena, sin importar dónde vivan o cuáles son las tendencias políticas de las personas.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día