Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Más diálogo social: tarea urgente para los sindicatos y empresarios para un acuerdo constructivo

Más diálogo social: tarea urgente para los sindicatos y empresarios para un acuerdo constructivo Más diálogo social: tarea urgente para los sindicatos y empresarios para un acuerdo constructivo
Diego Olivares

Por


Consultor en Relaciones Laborales. Diplomado en Gestión de Personas Universidad de Chile.

Ya se cumple un año que en el marco de la aplicación reforma laboral se aprobó la creación del Consejo Superior Laboral (CSL) de carácter consultivo y tripartito con la misión de colaborar en la formulación de propuesta y recomendaciones de políticas públicas para fortalecer el diálogo social y una cultura de relaciones laborales modernas.

Como profesional especialista en el área por un corto período, me correspondió desde el Ministerio del Trabajo participar de esta en su incipiente funcionamiento para dar seguimiento en una parte de una de las iniciativas implementadas, como fue la de evaluar los primeras actividades de capacitación con los Fondos de Formación Sindical y Relaciones Laborales Colaborativas, por asignación de recursos acordado por todas las bancadas en el Presupuesto Nacional.

El gran valor de estas escuelas de formación sindical, tienen que ver entre muchas otras reforzar herramientas a dirigentes que les permita establecer una relación más equilibrada con el empleador, donde ambos actores cuenten con más información para establecer un mayor y mejor dialogo. Otro de los aspectos importante en esas escuelas es la forma de aprender con metodologías participativas un mejor aprendizaje.

Importante también han sido los cursos de gestión legal y gestión de personas para pequeños y micro empresarios.

Hoy el diálogo social es clave para poder avanzar, en la senda del entendimiento. Los ámbitos laborales, no deben entenderse como espacios de enfrentamientos entre el trabajador y el empleador, sino que espacio de trabajo colaborativo, sin duda que se tendrá que hacer ajustes después de estas evaluaciones, pero sin duda que han sido una primera buena experiencia.

Podríamos concluir que el dialogo fomenta la democracia, tomando en cuenta la voz de todos los actores, donde el bien común se pone en el centro de la discusión y para que este dialogo social sea sostenible en el tiempo, los actores deben ser fieles a las corresponsabilidad que les compete en las decisiones que se tomen.

Sin duda que todo lo anterior, insumos sustantivos para una de las tareas que debe cumplir este Consejo Superior Laboral, importante será la constitución en este marco de las mesas temáticas o sectoriales que aborden temas que son importantes, como la previsión, seguridad y salud en el trabajo, capacitación laboral, la productividad y la calidad del empleo que vaya en beneficio de las empresa, mejore las condiciones de sus trabajadores y permita nuevas formas de incorporar a más jóvenes y mujeres al mundo del trabajo, con mecanismos de adaptabilidad laboral protegida, como un instrumento para generar mayores y mejores empleos para contribuir a recuperar el crecimiento que el país necesita.

Quiero afirmar que esto es posible. Me tocó ser parte de los acuerdos marcos entre trabajadores, empresarios y gobierno a principios de los 90. Allí están los resultados. ¿Por qué no repetir lo positivo de nuestro desarrollo como país?

Las señales del ministro del Trabajo de este gobierno que ha declarado estar dispuesto a conversar con todos los sectores -desde luego la de reunirse con las centrales sindicales existentes en el país y al mismo tiempo con los gremios empresariales y escuchar de sus líderes- muestra una buena disposición a encontrar los mejores acuerdos que permitan obtener resultados positivos. Esto se debe asumir como una buena y nueva oportunidad que no se puede eludir.

La responsabilidad de todos los que seguimos con interés y estamos comprometidos para que los objetivos de mayor crecimiento y desarrollo económico del país, ayude a la paz social y a una mejor distribución del ingreso es ineludible.

Soy de los que creo que las declaraciones de buena disposición para hacer de este gobierno que se inicia sea un instrumento de un nuevo reencuentro entre todos los chilenos es posible. En materia de diálogo social,  los acuerdos marcos de principio del Gobierno del Presidente Aylwin, entre gobierno, empresarios y trabajadores es un buen ejemplo, que bien valdría la pena repetir esa experiencia exitosa en el Chile de hoy y en esta nueva realidad que vivimos. Una oportunidad para las empresas y sus trabajadores.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día