Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

Motivos psicológicos para la adopción homoparental

Motivos psicológicos para la adopción homoparental Motivos psicológicos para la adopción homoparental

"Como psicóloga sé que es un mito lo de la figura paterna y materna, más me preocupa que en el Congreso se tenga tanta ignorancia. Son los niños los principales afectados".

Por


Psicóloga. Magister en psicología clínica. Especialista en género y diversidad sexual.

8 de Mayo de 2019

El gobierno envío una indicación al proyecto de ley de adopciones que dice que la familia debe tener un rol de padre y madre, dejando así fuera a personas solteras y parejas homosexuales.

En el año 2016, fui invitada al congreso en representación del Colegio de Psicólogos de Chile, donde expuse los motivos psicológicos de por qué las parejas del mismo sexo debían ser incorporadas para adoptar. Entre ellas está que según os últimos 50 años de estudios de la APA, se concluye que no existen motivos psicológicos para que parejas del mismo sexo puedan adoptar, ya que los estudios muestran un adecuado desarrollo normal psicológico y social de los hijos criados por dos personas del mismo sexo. Son niños y niñas sanos, bien adecuados socialmente y sin confusión en su identidad de género. Es más. Las parejas homoparentales y lesbomaternales, muchas veces usaban por ejemplo, menos el castigo y más el refuerzo positivo.

El pensar que los niños necesitan una figura materna y una paterna es muy antiguo y la ciencia ha demostrado que no es así. Lo que los niños necesitan es que sus padres o madres se lleven bien y ejerzan buena parentalidad. Es un mito que sin figura paterna los niños estarán confundidos en su sexualidad. Los roles paternos los puede ejercer un abuelo, un tío y en general los aprenden del medio.

Como psicóloga sé que es un mito lo de la figura paterna y materna, más me preocupa que en el Congreso se tenga tanta ignorancia. Son los niños los principales afectados. Recordemos el caso de la niña violada por su padre y donde se rechazó a su tío gay para el cuidado personal por su orientación sexual. Esa niña bien podría seguir viviendo si no se hubiera discriminado arbitrariamente por ideas retrógradas.

La homoparentalidad y lesbomaternidad son una realidad en nuestro país. No podemos negarlo, ya que lo que sucede es que estos niños se encuentran actualmente desprotegidos. Tomemos el caso de una mujer lesbiana que tiene un hijo el cual crió junto a su pareja toda su vida. La pareja, aunque sea reconocida como madre por el niño, no tiene derechos legales sobre el mismo y si algo le ocurriera a la madre biológica, ese niño terminaría en el Sename.

Vivir con la angustia de que si a la madre biológica le ocurriera una desgracia el niño terminaría en el Sename es una tortura para esas madres y para ese niño, quien necesita sentirse seguro de que no terminará sin alguna de las personas a las que reconoce como madre. Es cruel y es una realidad que ya ocurre en nuestro país. Se trata de legislar para dar seguridad a las familias homo y lesbo maternales.

Señor Larraín: INFÓRMESE y no hable conceptos de familia de los años 40.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Ahora en Portada

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día