Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar

Opinión

Nuestra Patagonia: una tarea permanente

Nuestra Patagonia: una tarea permanente Nuestra Patagonia: una tarea permanente

"Por ello, las personas que también se identifican con estas temáticas regionales, merecen todo nuestro respaldo".

Antonio Horvath Kiss

Por


Senador de la República por Aysén

Durante un largo período de trabajo hemos tenido la oportunidad de jugarnos por la Región de Aysén, ya sea como funcionario público –ejerciendo profesionalmente en distintos ministerios, reparticiones y programas–, o representando a la Región en el Congreso Nacional –como diputado y senador– en privilegiar, en especial desde el Parlamento, temas que son esencialmente transversales y que también responden a los requerimientos de las distintas comunidades y personas de Aysén; nunca hemos trabajado solos, siempre he tenido la posibilidad de configurar equipos de trabajo desde la región y en otras zonas también por Aysén. Algunos de estos temas vienen desde antes de los años setenta, y hoy en día, bajo nombres distintos, se mantienen más vigentes que nunca.

Por ello, las personas que también se identifican con estas temáticas regionales, merecen todo nuestro respaldo. Tomar la decisión de no continuar en la actividad parlamentaria, no significa no cumplir con esta trayectoria y dejar de hacer todo lo que esté al alcance de uno para seguir representándola fielmente, lo que no siempre ha sido fácil. A nivel nacional en su minuto hubo que tomar opciones, que están bien registradas y que también tienen sus consecuencias.

Las personas que van a representar a nuestra Región en el Parlamento a contar de marzo próximo, han hecho sus justos méritos para plegarse en los hechos a los buenos programas a través de sus respectivas trayectorias; algunas de ellas vienen desde la construcción del Camino Austral –desde 1974–; otros, oponiéndose a megaproyectos, como el repositorio nuclear de Gastre de los años setenta; el proyecto del oro en el Parque del Queulat, de los años ochenta; el proyecto Trillium en Tierra del Fuego, en la década siguiente; Golden Spring, en Chiloé; Alumisa, en el propio fiordo de Aysén; y el más actual, pero no el último, fue el desafío que representó HidroAysén, al que nos opusimos mayoritariamente a nivel regional y nacional, y el cual por fortuna se convirtió en un proyecto que hoy no constituye una clara amenaza, como sí lo fue en su momento para toda la Región de Aysén, y desde ella, a través de una línea continua hasta la Región Metropolitana.

Es muy importante reconocer en cada uno de los que se han jugado en estos especiales temas para poder seguir representándolos fielmente; así es que compartir con todos ellos para que estas tareas y desafíos continúen muy presentes entre todos los habitantes de nuestra Región de Aysén de la Patagonia.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día