Cerrar
Cerrar publicidad

Opinión

Presupuesto 2019: una oportunidad para actuar con responsabilidad fiscal

Presupuesto 2019: una oportunidad para actuar con responsabilidad fiscal Presupuesto 2019: una oportunidad para actuar con responsabilidad fiscal

Como ha dicho el Presidente Sebastián Piñera, el propósito es apoyar a los sectores medios frente a los imponderables en el ciclo de la vida, como la pérdida del empleo, una enfermedad grave, el alto costo de la educación superior, un acto de delincuencia, o una tercera edad extendida y vulnerable.

Geoconda Navarrete Arratia

Por


Intendente Regional de Aysén

Seguridad ciudadana, infancia, salud, educación, tercera edad, son aspectos que el Gobierno busca fortalecer a través del Presupuesto 2019: proyecto de ley que recoge los ejes programáticos del Ejecutivo en estos primeros seis meses de gestión, los que evidencian un repunte económico en relación al período precedente.

Más allá de las legítimas críticas y aprensiones frente al aumento del Presupuesto de 3,2%, respecto al año anterior, cabe tener presente que como coalición gobernante estamos actuando con responsabilidad en la tarea de recuperar la salud de las cuentas públicas, reduciendo el déficit fiscal y congelando el crecimiento de la deuda pública como porcentaje del PIB.

Los 73 mil 470 millones de dólares con los que se financiará el gasto público tienen como objetivo concentrar el esfuerzo de la institucionalidad estatal en las grandes prioridades de los chilenos: seguridad ciudadana, creación de buenos empleos, mejoría de salarios, la calidad de la salud y de la educación. En términos sociales el Ejecutivo aspira a un nuevo y mejor trato hacia la clase media, a través de la creación de nuevas y mejores oportunidades de progreso y la implementación de la Red de Clase Media Protegida.

Como ha dicho el Presidente Sebastián Piñera, el propósito es apoyar a los sectores medios frente a los imponderables en el ciclo de la vida, como la pérdida del empleo, una enfermedad grave, el alto costo de la educación superior, un acto de delincuencia, o una tercera edad extendida y vulnerable.

En esa misma línea, la Ley de Presupuesto que se tramitará a partir de hoy –y que debe estar despachada el 30 de noviembre– acentúa la preocupación de nuestro Gobierno de establecer un nuevo trato hacia las mujeres, así como una mayor y mejor armonía entre el mundo del trabajo y el de la familia; propósito concordante respecto a la tercera edad, grupo etario que se espera beneficiar a través de la implementación de un seguro y la mejora de sus pensiones.

Considerando las dimensiones geográficas y el aumento de la población que ha venido experimentando nuestra región de Aysén, recibimos como una muy buena noticia la decisión del Ejecutivo de incorporar en el Presupuesto la modernización de Carabineros, aumentando su dotación y presencia en los barrios, así como la incorporación de tecnología de punta y fortalecimiento de las labores de inteligencia; de la misma manera recibimos la decisión de aumentar los recursos para las regiones, y la transferencia de mayores atribuciones y poderes, habida cuenta que la elección de gobernadores regionales ya es una realidad en términos de lo que significará la descentralización administrativa del país.

Sin duda, este proyecto de ley, tal vez como ningún otro, abre la posibilidad de poner en práctica el objetivo presidencial de hacer que los niños estén en el primer lugar de las prioridades estatales, siendo la redefinición del Sename la demostración más explícita de ese propósito, mediante la creación de dos nuevos servicios, uno ocupado de la protección de derechos de la infancia vulnerable, y el otro de la rehabilitación e inserción de los menores infractores. Al término de nuestro Gobierno habremos hecho todos los esfuerzos posibles para cambiar la triste realidad de un servicio público que ha resultado toda una paradoja en materia de protección de la infancia.

Lo propio esperamos respecto a resolver la reducción de las listas de espera en el sistema de Salud, así como la rebaja en el precio de los medicamentos, el fortalecimiento de la infraestructura hospitalaria, una mayor capacidad resolutiva de la atención primaria, y el incremento de los médicos especialistas, entre otras necesidades sectoriales.

Mediante los nuevos recursos, como Chile Vamos haremos nuestros mayores esfuerzos en elevar la calidad de la enseñanza en todos sus niveles, fortaleciendo la educación temprana, modernizando la educación técnico profesional y depositando nuestra confianza en la educación superior regional.

El crecimiento económico que se prevé a nivel nacional para el futuro inmediato, también debiese alcanzar a nuestra región, ante lo cual debemos prepararnos en un ambiente de confianza multifactorial, tanto en el ámbito público como en el privado, donde como siempre, las personas serán clave en esa construcción colectiva.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día