Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

Reciclemos el compromiso

Reciclemos el compromiso Reciclemos el compromiso

La baja en nuestra actividad no solo trae consecuencias negativas en el aumento de desechos en los rellenos sanitarios, sino que también a miles de familias que día a día dedican sus vidas a la recolección, gestión y valorización de residuos.

Por


Dirigenta del Movimiento de Recicladores de Chile

19 de Mayo de 2020

Una importante baja en los índices contaminación atmosférica y una mejora en la capa de ozono han sido algunas consecuencias que ha traído la emergencia sanitaria por coronavirus y que le han dado un respiro al medioambiente.

Sin embargo, una de las actividades clave en la lucha contra el cambio climático, la sustentabilidad y la economía circular se ha visto altamente impactada por esta crisis en nuestro país: el reciclaje.

Como Asociación Nacional de Recicladores de Chile comprendemos la gravedad y complejidad del escenario actual y que nos afecta y compete a todos como chilenos y chilenas. Es por eso que, en el Día Internacional del Reciclaje, invitamos a la comunidad a hacer un esfuerzo de unidad y colaboración en este contexto de distanciamiento social, para que volvamos a tomar consciencia de la importancia del cuidado del medioambiente y del reciclaje y el trabajo humano que existe tras él.

Cerca de un 80% de los puntos limpios a nivel nacional están cerrados, lo que ha generado mermas importantes en nuestras recolecciones diarias. Si bien seguimos trabajando pese a las cuarentenas, por ser considerados un servicio esencial para la comunidad, recopilamos, con suerte, un 20% de los residuos que solíamos juntar, lo que afecta directamente a 60 mil recicladores de base y sus familias.

A esto se suma el reciclaje erróneo que están realizando algunas personas, incluso desechando mascarillas o guantes, que ponen en riesgo la salud de nuestros compañeros y compañeras recicladoras.

Si bien no contamos con puntos limpios, quienes deseen reciclar en sus casas pueden llamar directamente al número de nuestra asociación para coordinar que algún reciclador de su comuna retire los residuos en su domicilio, todo de la manera más segura e higiénica posible.

Esto también se puede coordinar a través de los números de los municipios respectivos e incluso, del Ministerio del Medio Ambiente. Es decir, podemos y debemos seguir segregando y reciclando botellas plásticas, cartones, vidrios y aluminios en nuestras casas.

La baja en nuestra actividad no solo trae consecuencias negativas en el aumento de desechos en los rellenos sanitarios, sino que también a miles de familias que día a día dedican sus vidas a la recolección, gestión y valorización de residuos, transformándose en eslabones esenciales en la cadena de reciclaje del país.

Hoy estamos luchando por sacar adelante nuestro rubro y reactivar la cadena reciclaje en Chile, demostrando que es algo que no puede quedar en el olvido y que, con esfuerzo y colaboración, es compatible con la adversidad que vivimos.

Comenta